El primer Yoo de Argentina, en Nordelta

El primer Yoo de Argentina, en Nordelta

El proyecto costará más de u$s 60 millones, y reunirá las firmas de Philippe Starck, Carlos Ott y Jack Nicklauss. Hace tres semanas lanzó la preventa de su primer edificio. El metro cuadrado de las primeras unidades cotizó por debajo de los u$s 2.500 y estiman que alcanzará los u$s 4.000. 25 de Marzo 2010
Buscando una receta infalible, Yoo puso todo el lomo en el asador. Por eso, al mantra que rezan los gurúes del Real Estate, location location location, le agregó el triángulo poderoso que consolidó un nuevo dream team: al sello de Philippe Starck  se sumaron  Carlos Ott, a cargo del proyecto arquitectónico, y Jack Nicklauss, en el diseño del campo de golf. Como Ave Fénix, el nuevo producto renace de las cenizas de La Roseta, un proyecto que había comenzado a desarrollar Fortune de la mano de Emdesa y que ahora tiene a K Group como gerenciador.

Para unos pocos
En un predio de seis hectáreas, se erigirán seis edificios que no superarán los ocho pisos. El primero se lanzó hace dos semanas para un selecto grupo de convidados, que pudieron comprar algunas de las 120 unidades (que van de 58 a 110 m2) a menos de u$s 2.500/m2. "Creemos que el índice de precios estará en el orden los u$s 4.000/m2, tomando como parámetro el Intercontinental de Nordelta", pronostica Joseph Kavana, director de K Group Holding.  "El costo de construcción es de u$s 60 millones, sin contar el valor de la tierra, que se compró a u$s 14 millones hace tres años", precisa Eduardo Costantini. El ideológo de la ciudad pueblo aspira a que el arribo de este triángulo suba el nivel de exigencia del resto de los desarrolladores. "Desde luego que un proyecto con diseño de autor  demanda mayor inversión pero también es mayor la revalorización. En en Yoo de Punta del Este hay gente que ganó más del 100% de su inversión en un año o un año y medio", agrega Kavana. Al lanzamiento argentino, se sumarán en los próximos meses otros Yoo en Turquía, India, Marruecos, China y Hong Kong. "Hace dos años teníamos 60 proyectos en 30 países. Pero en el lapso de 6 meses, se redujeron a 25. No por algo en especial, sino por la crisis financiera en general. Ahora está cambiando otra vez. Es como si alguien hubiese vuelto a prender la luz", concluye John Hitchcox, presidente de Yoo y socio de Starck.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos