El poderoso señor Moreno

El poderoso señor Moreno

El secretario de Comercio Interior intenta controlar las importaciones, participará en las paritarias y sigue de cerca distintos conflictos empresariales. 11 de Enero 2012
Los tiempos en los que se veía al Secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, repartiendo guantes de boxeo y cascos de guerra en una reunión de accionistas de Papel Prensa parecen haber quedado en el pasado. También parece haber quedado atrás su imagen en la Plaza de Mayo, apoyando a la la presidenta Cristina Fernández en tiempo de la resolución 125.
Ahora, el secretario todoterreno del Gobierno nacional tiene un perfil más bajo pero a la vez con mayor trabajo. Así, volvió a ser noticia por su nueva misión: controlar las importaciones como sea.

La semana pasada, Moreno se reunió con los representantes de los Supermercados, a quienes les pidió que limitaran al máximos las importaciones. Sin embargo, no fue la primera vez que se encargó de interceder ante un sector con el objetivo de lograr un control de las importaciones y las exportaciones.

Durante 2010, le propuso a los frigoríficos vender 13 cortes de carne populares a los supermercados, a cambio de que luego pudieran exportar, aunque limitados por un cupo establecido por su Secretaría.

Luego, en 2011, las trabas llegaron para las importaciones nuevamente. El objetivo estuvo centrado en los electrodomésticos. De esta forma, se volvió muy común escuchar a los vendedores de las cadenas de artículos para el hogar y electrónica disculpándose por la falta de oferta.

Estar en todo. Moreno parece correr con el matafuegos en la mano, apagando cuanto incendio le esté cerca. Ahora, además de sus funciones en materia de importación y exportación, tendrá un papel en la negociación de las paritarias, donde el Gobierno busca que los aumentos sean hasta un 18 por ciento.

Otro ejemplo de su rol de bombero se dio ayer, cuando  se reunió con el secretario general de la Federación Gremial del Personal de la Industria de la Carne y sus Derivados para avanzar en la solución del conflicto con la empresa JBS Swift, que anunció el cierre de una de sus fábricas, en la localidad santafesina de Venado Tuerto.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos