El poder de los materiales

El poder de los materiales

Mientras el costo de la construcción y la mano de obra suben a un ritmo del 25% anual por la inflación, los precios sólo convalidan incrementos de hasta 10% al año. Cómo minimizar el impacto del costo de obra, que ya supera los US$ 1000/m2, en la rentabilidad del negocio. Las estrategias de 20 players del sector. 21 de Julio 2011
El mercado se recupera. Esta frase no es un simple deseo ni tan solo el reflejo de los índices del sector, sino que es convalidado por las empresas que fabrican y venden materiales y productos para la construcción. "Todos los indicadores muestran un importante nivel de actividad, sobre todo en el sector inmobiliario. El incremento del último mes es del orden del 14% . Los permisos de construcción también se recuperaron. Este indicador adelanta lo que sucederá en el futuro inmediato", cuenta Fernando Lago, gerente del departamento técnico de la Cámara Argentina de la Construcción. Se refiere a los 641.006 m2 a construir en 42 municipios, según el último informe del mes de mayo del ISAC (Índice Sintético de la Construcción) elaborado por el INDEC. Este dato representa un aumento del 1,2% comparado con abril de 2011 y del 14,9% contrastado con mayo de 2010.

Con respecto a los costos, "el incremento, no solo relacionado con los insumos sino con la mano de obra, reduce el margen de rentabilidad de los emprendimientos siempre que sus precios de venta en dólares se mantengan. Y esta parece ser la tendencia", agrega Lago. Según el índice de costos para edificios entre medianeras, elaborado por Reporte Inmobiliario en base a cómputo y presupuesto mensual, los incrementos estuvieron más estables durante junio y, comparada con mayo, no pasaron el 2%. Mientras que el costo de obra por m2 vendible ya supera los u$s 1.020. "El material tradicional que más incide en la obra es el cemento y luego, el acero. Después, posiblemente, continúan los cerámicos, las broncerías y los materiales eléctricos, pero en menor proporción", sigue Lago. En cuanto a la iluminación, "los costos representan entre un 3 y 5% del valor total de la obra. Por supuesto, dependiendo del segmento, ya que en los edificios comerciales o en casinos puede ascender al 7 ó 10 % del total", comenta Gladys Gatti, gerente comercial de Philips Lighting de la región Sur. "Una casa equilibrada debería contemplar entre un 5 a un 7% del total de la inversión para el rubro cortinas", estima Oscar Tojo, Gerente General de Hunter Douglas Argentina.

El análisis de las empresas
En junio el Índice Construya (IC), que mide la evolución de los volúmenes vendidos al sector privado de los productos de las 12 empresas que conforman el Grupo (Construya), experimentó un alza del 6,4% interanual y finalizó el primer semestre del año 10% arriba del mismo lapso del año pasado.

Después de 100 años en el mercado, Ferrum vivenció todos los ciclos del país. "Las crisis y las épocas de prosperidad modifican la demanda entre productos básicos, intermedios y de lujo. El ejemplo más reciente fue, con la crisis mundial de fines del 2008, la vivienda económica impulsada por el gobierno para mantener la economía del país. Esto generó un incremento de los productos básicos", sostiene Miguel Viegener, gerente comercial de la compañía. FV coincide: "Luego del bajón del 2009, el mercado crece en forma sostenida, migrando algo hacia los productos más económicos. Aunque, en los últimos meses, se nota un aumento de la demanda de productos de precios medios y premium. También se observa un cambio en el tamaño de las obras en ejecución, que ahora son mayormente medianas y hasta el año pasado eran grandes", agrega José A. Rodríguez, gerente Comercial. Mientras tanto, Ricardo Wagner, gerente general de Hydro Aluminium Argentina aporta: "Ha crecido la demanda de productos de alta gama, aunque el mayor volumen sigue estando en los segmentos más básicos. La oferta ha aumentado y mejorado siguiendo esa tendencia".

En el segmento de pinturas esperan que en 2011 crezca la demanda de productos de terminación de obra, como resultado de la recuperación de 2010."Para el segmento de nueva construcción esperamos un crecimiento de hasta un 7% con respecto a 2010. Un tema a destacar es que en los últimos tres años la tendencia de consumo muestra el incremento de productos premium de alta prestación comparados los económicos. Esta migración hacia productos de mayor calidad ha sido favorecida por el aumento de mano de obra que hizo que la incidencia de los materiales sea menor en la obra terminada, pudiendo así ofrecer construcciones con mejor terminación y una garantía de durabilidad mayor", opina Alberto Benavídez, presidente de Sherwin Williams.

Un sector que se expande es el de la construcción en seco. "En los últimos 14 años, el consumo de placas de yeso en el país se quintuplicó. Pasó de 0,1 m² per cápita en 1997 a 0,5 m² hoy. Está bastante por encima del promedio sudamericano, que es de 0,33 m² por habitante al año, aunque todavía está lejos de los 2,5 m² de Alemania o de los 12 m² por año y por persona que se consumen en los Estados Unidos", dice Corinna de Barelli, gerente de Marketing de Knauf Argentina. El crecimiento es por la rapidez de este sistema constructivo y la inferior cantidad de mano de obra requerida, entre otras características. "Además, sólo en materiales cuesta igual o menos que la construcción tradicional. Por ejemplo, un cielorraso de construcción en seco es 90% más barato que uno tradicional y un tabique de construcción en seco es 38% más barato que una pared de mampostería tradicional. En revestimientos directos, medio tabique, tabique y cielorraso, el costo de materiales y mano de obra es casi la mitad del de su equivalente en construcción tradicional", agrega la gerente.

Qué piden los desarrolladores
El crecimiento sostenido es un común denominador en todas las empresas consultadas, aunque los porcentajes respecto del 2010 varían entre el 5% y 35%. "Tenemos expectativas de crecimiento para este año del orden del 10 % respecto del 2010", dice Mario Casaco, gerente de marketing de Loma Negra. "Está alrededor de un 5% por encima del año pasado y continuará en un porcentaje similar", estima Viegener de Ferrum. "Con respecto al año pasado registramos un crecimiento de un 25%. Como es un producto estacional, nuestra expectativa es lograr que la venta de equipos a leña se mantenga fuera de temporada", explica Inés Dedola, product manager de la Oficina de Ventas de Schott Argentina.

En cambio, para los productos Amanco la demanda sigue creciendo, aunque a menor velocidad de que en 2010. "Si bien las elecciones generan un clima de incertidumbre, la construcción sigue siendo la alternativa más elegida al momento de invertir. Por este motivo, nuestras expectativas son que la demanda continúe en este nivel por el resto del año", espera Santiago Armestoy, gerente comercial retail de Mexichem Argentina. "El flujo interanual de la demanda, respecto del año pasado, expresó un incremento del 40%. No obstante, proyectamos para este segundo semestre un alza del 30%", explica Rodolfo Prego, socio gerente de Hormilosa.

"La demanda se mantiene firme, sobre todo en los mercados de alto precio. La evolución de ventas, comparada contra el año pasado, subió 25% en dólares. Para el año entrante esperamos mantener esta tasa", opina Oscar Tojo, gerente General de Hunter Douglas Argentina, quien explica que este crecimiento en el rubro de cortinas se debe al aumento de la superficie vidriada en las construcciones y la eliminación de las persianas de exterior. "En buenas casas puede implicar hasta dos cortinas por ventana, una para dormir y otra más decorativa, aunque los desarrolladores no están interesados en entregar las unidades con cortinas, salvo excepciones. Lo que más pide el mercado, en general, son cortinas del tipo black out sobre todo para los dormitorios", agrega.

En cuanto a los cambios del mercado y lo que piden ahora los desarrolladores, la sustentabilidad es uno de los puntos ineludibles, además de las cuestiones obvias como la necesidad de diferenciarse y la relación entre precio y calidad. "Corian tiene una carga de componente sustentable y de material reciclado. Eso aporta puntaje para la certificación LEED, por eso lo ven como un producto diferencial", cuenta Vanesa Zucchi, gerente de marketing y ventas de DuPont Surfaces Cono Sur. Aunque agrega que este material recién se incorpora en la etapa final de la obra y resulta difícil lograr que se mantenga la especificación inicial respecto del producto, porque ahí empiezan las reducciones que corrigen los desvíos de presupuesto para no encarecer el costo total de la obra.

Precios e inflación
En este punto las medidas adoptadas por cada empresa son bien distintas. "No incrementamos los productos de acuerdo al proceso de inflación actual. Los aumentos fueron estrictamente establecidos según nuestra propia estructura de costos. Lo que más subió fue la mano de obra. Nuestro sistema productivo sensiblemente automatizado, e insumos plásticos importados, nos ayudaron a trasladar aumentos de precios muy razonables", dice Alejandra López, gerente de marketing de Cambre. En cambio en Peisa, "además de la inflación, muchos de nuestros insumos se ajustan a las variaciones del dólar y euro, haciendo que no siempre se puedan absorber los incrementos por el nivel de competencia de importación hasta el 2010. En este año la tendencia pudo mejorarse", sostiene Mariano Salgado, gerente Genera de la firmal.

"Los precios de nuestros productos han quedado rezagados respecto de los costos y la inflación, en promedio existe una brecha entre precio real y de mercado del orden del 14%", cuenta Nello Tarquini, presidente de Molinos Tarquini.

Mientras que en Bagnara los precios suben, "pero el movimiento en este rubro sigue en alza. Sigue siendo un sector en donde los precios no impactan en el crecimiento", agrega Sebastián Arias, gerente Comercial. En cuanto al porcentaje de aumento, también hay variaciones. FV subió entre un 7 y un 12%, dependiendo de la gama de productos. Hunter Douglas tuvo un incremento del 12% anual. "En la medida que los productos se masifican los precios van bajando, actualmente en el orden del 10% al 15% con respecto al año pasado, dependiendo del producto", agrega Gatti de Philips. "Los precios evolucionaron de acuerdo a las subas en materias primas pero mucho menos que los costos laborales", advierte Mariano Bó, director General de Weber Saint Gobain.

Frente al estancamiento del dólar, las empresas que trabajan con productos importados se beneficiaron porque al no aumentar los precios se volvieron más competitivas frente a competidores locales. "La inflación no es un parámetro para nosotros, dado que se trata de productos importados", cuenta Ramiro Rotelo, responsable de marketing y ventas de Tyvek en Argentina. "Sólo en aquellos que son de producción local con componentes importado, fueron afectados, en los valores de mano de obra y de algunos incrementos en los commodities, como el aluminio", agrega Wagner de Hydro. En cambio, en Isover están tratando de no perder márgenes. "Lamentablemente, los productos importados que ingresan al país en condiciones de dumping están afectando la rentabilidad", asegura Néstor Silva Gómez Director General de Saint-Gobain Isover Argentina.

Otra empresa que decidió absorber los aumentos para no trasladarlos al cliente, fue Sherwin Williams. "La volatilidad en el mercado internacional de materias primas, con marcada tendencia alcista nos presionan enormemente en términos de precios. Dado que el sector de pinturas es muy competitivo, realizamos un esfuerzo para mantener el equilibrio de los precios de los productos y la competitividad en el mercado”, comenta Benavídez.
A pesar de las restricciones a la importación, este mercado prácticamente no se vio afectado salvo algunas excepciones. "El 90% de nuestros materiales son importados. Desgraciadamente no hay proveedores locales confiables que permitan trasladar una garantía de cinco años al público, como hace nuestra empresa. La importación afecta bastante, sobre todo en sobrecostos de tiempo de despacho a plaza y financieros por el tiempo que está la mercadería en aduana", cuenta Tojo. En cambio Peisa, una empresa que fabrica radiadores eléctricos, este año tuvo "un impulso extra a raíz de las restricciones a la importación que comenzaron a regir en marzo, sobre artículos específicos para la calefacción, que tienen por objetivo proteger e impulsar la Industria Nacional", agrega Salgado.

Expectativas
En la anteúltima reunión del comité de Real Estate de la Cámara de Comercio de los Estados Unidos en la Argentina (Am Cham), Eduardo Spósito, CEO de Bovis Lend Lease para LatAm y el Caribe, aseguró que "definiendo bien la eficiencia de la utilización del espacio, especificando bien los materiales y las formas de cómo construir, se puede bajar casi un 10% del costo de la construcción". Por otro lado, agregó que gestionando bien todas las etapas, el edificio puede terminarse en un tercio o menos del tiempo establecido y eso implica alrededor de un 20% menos de mano de obra, que representa entre un 7 y un 9% del costo de la construcción. "Y eso es solo planificar cómo se va construir o usar andamios que no tengan que estar atados, o trabajar con las grúas que debería y no con las que ya tengo amortizadas. También es fundamental la gestión de compras. En un lado la arena la venden el doble que en otro, por ejemplo", agregó.

Con respecto a soluciones o al futuro de esta industria, otra vez la sustentabilidad se enarbola como bandera. "Sin lugar a dudas, el único camino posible para nuestra industria es ir hacia el desarrollo de negocios sustentables, es decir que estén alineados con la triple línea de resultado y por tanto que cada proyecto sea ambiental, social y económicamente posible y viable", asegura Casaco de Loma Negra. "Entendemos que el mercado está encaminado hacia una construcción sustentable, que es mucho más que considerar únicamente al aspecto ecológico. Este concepto también refiere a una solución de vivienda accesible para nuestra gran masa poblacional con eficiencia económica para lograr sostenibilidad en el negocio de la construcción", agrega Bó de Weber. Otra puerta abierta es el déficit habitacional "Por lo cual es un mercado que tiene que seguir creciendo. De tal forma, la tendencia apuntaría hacia un sector que busque oportunidades para ese crecimiento", concluye Silva Gómez de Isover.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos