El negocio inmobiliario otra vez golpea a España

El negocio inmobiliario otra vez golpea a España

La compraventa de viviendas cayó hasta ubicarse en el 31,8 por ciento interanual. Pese a esto, empresarios españoles se mostraron más optimistas frente a la crisis. 10 de Abril 2012

El mismo día que la Comisión Europea elogió las medidas de austeridad tomadas por el gobierno de Mariano Rajoy, se conoció que el sector inmobiliario, una de las anclas de la crisis, continuó sumido en una profunda depresión en febrero, con una profundización en la caída del número de compraventas de viviendas hasta el 31,8 por ciento interanual.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), en el segundo mes del año se compraron 30.745 viviendas, por debajo de las 33.077 de enero, mes en el que se produjo un descenso interanual del 26,3 por ciento. 

La caída intermensual de febrero fue del 7,1 por ciento, y el acumulado en los dos primeros meses del año frente al mismo periodo del 2011 alcanzó el 29,1 por ciento. 

Sin embargo, pese los datos negativos, un estudio reveló que la confianza de los empresarios españoles mejora en este segundo trimestre del año respecto al primero, aunque sus expectativas siguen siendo desfavorables.

De acuerdo con el Indicador de Confianza Empresarial, publicado hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el índice de confianza empresarial armonizado (ICEA) se sitúa en 101,39 puntos para el segundo trimestre, lo que supone una mejora de 1,39 puntos en la confianza de los empresarios respecto al primer trimestre.    

No obstante, pese a esta mejora, el 43 por ciento de los empresarios son pesimistas sobre la marcha de su negocio en el segundo trimestre del año, frente al 8 por ciento que se ha mostrado optimista y un 49 por ciento que piensa que "será normal".  

Elogios. Si bien las medidas adoptadas por Rajoy levantaron críticas y enojos -además de una huelga general- entre los ciudadanos de España, la Comisión Europea las elogió y dijo que tenía una opinión positiva de los presupuestos para el 2012, mientras los costos de financiación de España aumentan por la preocupación sobre la capacidad para afrontar sus deudas en plena recesión. 

En un intento por mostrar a los inversores que su deuda es segura, el gobierno español dijo ayer que realizaría recortes adicionales por hasta 10.000 millones de euros en sanidad y educación, que se añaden a los 27.000 millones de ahorro que contemplan los presupuestos para 2012.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos