El negocio de rent a car busca consolidarse

El negocio de rent a car busca consolidarse

Juan José Craviotto, COO de Sixt Argentina analiza el presente del mercado de alquiler de autos en la Argentina y adelanta los próximos pasos de la compañía. 24 de Febrero 2010
El impacto de la crisis financiera internacional repercutió fuerte en la industria automotriz. El año cerró con 515.008 unidades patentadas, que representó una retracción del 15 por ciento del mercado total contra 2008, año que alcanzó el récord de 610.780 vehículos, según datos de Acara, la asociación que nuclea a los concesionarios. Por su parte, el segmento de rent a car no se quedó atrás. "En general, hubo caída de reservas del exterior y menor ocupación respecto de la esperada", asegura Juan José Craviotto, COO de Compañía General de Vehículos, empresa que introdujo a Sixt Rent a Car en el país, de la mano de Transportes Furlong. Así, la firma alemana está presente en la Argentina desde finales de 2006 y cerró el último año con una facturación de $ 5 millones. "El dengue, la gripe A y la recesión (combinada con la campaña electoral) impactaron fuertemente sobre el negocio hasta el mes de julio, inclusive. A partir de entonces, el volumen de negocio fue mejorando paulatinamente y concluyó muy fuerte nuevamente en diciembre, con un sostenido nivel de reservas y alquileres de clientes locales y extranjeros", agrega el ejecutivo, responsable del  desarrollo comercial y operativo de la compañía.

Sin embargo, a contramano de la tendencia general del sector, la empresa eludió los malos pronósticos. "Crecimos un 50 por ciento en facturación y en flota al cierre del ejercicio", especifica Craviotto. En total, la compañía dispone, actualmente, de 180 unidades, de las que un 60 por ciento corresponde a vehículos Ford, 35 por ciento a Chevrolet y el 5 por ciento restante a Volkswagen, Toyota y Honda. Para 2010 anunció un plan para la renovación completa e incremento de su flota, con una inversión de $ 6 millones, mientras que en carpeta estarán nuevas aperturas, que se sumarán a las ya establecidas por la marca: Buenos Aires, Córdoba, Mendoza y Salta. "El énfasis se dará a través del formato de subfranquicias", adelanta el ejecutivo. Las oficinas locales forman parte de una red de más de 3500 sucursales en más de 90 países.

Con la avalancha de turistas y con la expectativa de reactivación de la actividad económica internacional, que impulsará la llegada de empresarios al país (el 58 por ciento de la facturación de Sixt corresponde al segmento corporativo), el mercado promete alta competencia. "En el rubro participan las principales empresas internacionales que compiten en el mundo. La expectativa es que Sixt sea reconocida por su calidad y garantía de servicio", aclara el número uno local. Entre ellas están Hertz, Avis, Europcar y Localiza.
Con una oferta que incluye autos, camionetas, minivans, vehículos deportivos, todoterreno y hasta limusinas, Sixt cotiza en la bolsa de Frankfurt, con una facturación global superior a los 1780 millones de euros anuales. Y quiere acelerar en la Argentina.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos