El mundo detrás de los cruceros

El mundo detrás de los cruceros

Mueven 20 millones de pasajeros al año y US$ 34.070 millones. Cuánto gastan los pasajeros en cada puerto y cuánta gente desembarca en la Argentina. 18 de Enero 2012
Así como se dice que “una golondrina no hace verano”, se podría aplicar la misma lógica para el mundo de los cruceros que, tras el hundimiento de uno de ellos en las costas italianas, parece poner dudas sobre esta forma de vacacionar que, año tras año, la eligen una gran cantidad de personas.

Con 300 metros y 3000 pasajeros a bordo, los cruceros se volvieron una opción para muchas personas. Tanto es así que se especula que entre 2010 y finales de este año se registrará un crecimiento del 5,6 por ciento en el mercado de los cruceros.

Consultado por Apertura.com, Ricargo Marengo, director de Noticias de Cruceros, explica que el mundo detrás del lujo mueve, a nivel mundial, US$ 34.070 millones, los cuales representan a 20 millones de pasajeros al año.

Sin embargo, no todos los navíos tienen como puerto lugares exóticos, sino que, además, existen otros, donde la Argentina se convierte en destino. Así, los puertos más frecuentados son Buenos Aires y Ushuaia, mientras que otros, como los de Puerto Madryn, Rosario y Mar del Plata (este último casi sin actividad debido a trabajos de remodelación), reciben cruceros en menor cantidad.

Marengo sostiene que hay que distinguir entre dos tipos de arribo: home port y port of call. Los primeros, entre los que se encuentra Buenos Aires, son puertos base, donde se pasa una noche y la gente se va, porque son utilizados para el inicio o fin de un crucero. Allí, el gasto suele rondar los US$ 300. Mientras tanto, los port of call están identificados, por ejemplo, con Punta del Este, donde los pasajeros arriban como una escala más y por la tarde vuelven nuevamente a embarcar. Allí, el gasto suele rondar los US$ 120.

Giros. En el universo de los cruceros, existe lo que se llaman giros. “El crucero arriba, recoge pasajeros y se va”, explica Marengo, quien sostiene que “el puerto de Buenos Aires mueve esta temporada 420.000 pasajeros (entrando y saliendo) en 159 ´giros´ de cruceros”. Mientras que, por su parte, el puerto de Ushuaia, por ser la ´puerta de entrada a la Antártida´, tiene más "giros" -275- pero de barcos más pequeños”. Por esa razón, Marengo asegura que “mueven unas 110.000 personas entre pasajeros y tripulantes”.

El otro giro que se da en los cruceros tiene que ver con el precio. Y es que, por más que muchos sostengan que contratar el servicio es costoso, Marengo afirma que en los últimos años bajaron los precios ya que “se están construyendo cruceros más grandes y permiten una economía de escala”. De esta forma, hoy en día un pasaje en crucero por empresas como Carnival, Costa, Royal Caribbean o MS cuesta alrededor de US$ 130 por día y por pasajero, si es que la travesía es por América. Mientras que si el viaje es por Europa, los 130 se convierten en euros.

Para darnos una idea de cuánto han bajado los precios, cabe fijarse que hace diez años un pasaje costaba alrededor de US$ 500. Marengo ejemplifica la cuestión: “El barco promedio que venía a la Argentina en 2010 era el Costa Alegra, con la tercera parte de capacidad para pasajeros de la que tienen los barcos hoy. Por eso al agrandar los barcos cambian los precios”.

Además, según explica, la gente decide inclinarse por el servicio de crucero debido a la relación costos y servicios. “Es un servicio mucho más cómodo, tenés todo incluido y es más barato que otra forma de viajar. En europa, por esa plata, ¿a qué hotel vas con las comidas incluidas? Y a eso se le suma el teatro, los shows y demás”.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos