El juez Oyarbide habilitó la feria judicial para tramitar la denuncia penal contra Redrado

El juez Oyarbide habilitó la feria judicial para tramitar la denuncia penal contra Redrado

La denuncia penal del Gobierno contra el titular del Banco Central, Martín Redrado, por supuesta “mala conducta” e “incumplimiento de los deberes de funcionario público”, será tramitada durante el mes de enero, a pesar de que rige la feria judicial. La información llega desde los tribunales federales. 11 de Enero 2010

El juez federal Norberto Oyarbide, que está de turno en la primera quincena de enero, resolvió “habilitar la feria”, es decir interrumpir el receso estival para dar curso a la denuncia presentada el jueves pasado por el procurador del Tesoro, Osvaldo Guglielmino. Sin embargo, el trámite procesal estaba pendiente de que el fiscal federal Guillermo Marijuan requiera o no la acción penal, algo imposible por ahora ya que el representante del Ministerio Público se encuentra en Córdoba y volvería este lunes, aseguró a la agencia DyN una fuente de la fiscalía.

En el decreto del jueves pasado 18/2010, la Presidenta ordenó a la Procuración del Tesoro Nacional (PTN) “proceder a presentar la denuncia respectiva ante la autoridad judicial” contra Redrado, y ese acto se concretó durante la tarde en los tribunales federales del barrio porteño de Retiro. El PTN concentra el cuerpo de abogados del Estado, tiene jerarquía equivalente a un ministerio, está dirigido por Osvaldo César Guglielmino, y según la ley 24.667 depende directamente de la Presidencia de la Nación.  El DNU puntualizó que las reservas no fueron liberadas ‘por la actitud remisa” de Redrado, “quien públicamente ha manifestado que no la ejecutaría y de hecho parece no tener reparo en omitir, rehusar o retardar el cumplimiento de la norma cuyo cumplimiento le concierne”.

 La denuncia señaló que Redrado “intentó suspender y evitar” la reunión de directorio del BCRA “invocando la inexistencia de temas para ser incorporados en el orden del día y que el tratamiento de los incluidos en carpeta no reviste el carácter de urgente”.  Por eso consideró que Redrado “quien debe ocuparse por el cumplimiento de las normas, se niega a aplicarlas, y además trata de entorpecer o desconocer la acción de Directorio de la entidad, siendo ello inadmisible”.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos