El desafío de desarrollar aplicaciones

El desafío de desarrollar aplicaciones

Una nueva tendencia que siguen las grandes empresas y que resulta una herramienta eficaz y, a la vez, una forma de publicidad para atraer a sus consumidores en la era digital. 01 de Marzo 2012

Con un cubo Rubic como imagen del logo de la empresa, los socios dejan claro que la perseverancia y la creatividad son imprescindibles para resolver problemas y desafíos. "Cuando lográs el resultado, obtenés una satisfacción muy grande", expresa orgulloso Matías Hilaire. Es el CEO de The App Master, empresa abocada al desarrollo integral de aplicaciones para dispositivos móviles inteligentes, principalmente smartphones y tablets (son aquellos programas que permiten realizar todo tipo de actividades en los dispositivos móviles: como medio de información, canal de venta, espacio para campañas, servicio empresarial, entre otros usos en plena consolidación).

Hilaire es, además, ingeniero industrial, con trayectoria en el área Comercial adquirida con sus ocho años de trabajo en Danone -distribuido entre la Argentina y España- sumado a su experiencia en consultoría y a su paso como gerencia de Ventas en Quick Food. Damián De Luca, otro apasionado por la tecnología, especializado en Management y Marketing, y Marcelo De Luca, ingeniero en Sistemas con un largo camino en el desarrollo de software, son sus dos socios.

En diciembre de 2009 conjugaron sus perfiles tan marcados y se animaron a lanzarse a desarrollar aplicaciones para IPhones, que era lo que existía en ese momento. Su primer gran paso fue invertir $ 10.000 en una computadora Mac y su primera idea fue llamar a la Academia de Hollywood para ofrecerles una aplicación para los Oscar. Recibieron la aprobación, con ciertas restricciones que no les impidieron que el proyecto se transformara es su primer gran logro. Le siguieron la aplicación para el Mundial de Sudáfrica (2010) que tradujeron en cuatro idiomas: inglés, francés, castellano y portugués, y que obtuvo resultados inesperados: muchísimas descargas y un éxito que abrió nuevas puertas a agencias que los convocaron.

Apostar por más
En abril de 2011 se constituyó formalmente la SRL de la empresa y los socios -y amigos- dejaron los trabajos que habían realizado en paralelo hasta ese momento, y se dedicaron de lleno a conseguir nuevos clientes: Budweiser, con quienes armaron el primer juego en 3D de la Argentina para IPad. Le siguieron Roche, Danone, Ogilvy & Mather Argentina, Tenaris, Banco Comafi, Universidad de Navarra, Banco Santader, Premium Communications, AFS Intercultural Programs, Syngenta Argentina, Llorente & Cuenca, entre otros. Lograron, además, ser partners oficiales de BlackBerry.
"A veces nos piden proyectos y, otras, detectamos las necesidades y proponemos las aplicaciones nosotros", explica Hilaire, quien comenta que buscan, además, mejorar los sistemas operativos de las mismas empresas, para incrementar la productividad. Apuntan a que las compañías utilicen la tecnología móvil para optimizar tareas, mejorar sus servicios y entablar relaciones interactivas con sus clientes y, a su vez, el público pueda comprobar cómo todo esto les facilita la vida.

Abrir el mercado
Al hablar de competencia, Hilaire comenta que no existían más de cuatro o cinco empresas hace un par de años. Hace hincapié en que hoy el 25 por ciento de los teléfonos son smartphones, y precisamente el negocio no sólo está en la venta de los dispositivos, sino en las aplicaciones. "Es algo similar a lo que sucedió con las impresoras y los cartuchos de tinta. Éste es un mercado que mueve billones de dólares, la torta sigue creciendo, y el horizonte todavía está muy lejano", explica el CEO.
"Fuimos los primeros en usar el 3D como aplicación en IPhone en la Argentina y somos los primeros que armamos aplicaciones en programas de televisión", adelanta Hilaire. "Lo que nos diferencia, además, es la atención, disponibilidad y buena predisposición que brindamos al cliente", agrega.
Entre las inversiones realizadas en 2011, destinaron unos US$ 24.000 a la compra de oficinas en Nuñez y el equipamiento para los 20 empleados que conforman el staff en el país. Cuentan además con oficinas comerciales en Miami y en Chile, pero el desarrollo se lleva a cabo con el equipo técnico de Buenos Aires, que cuenta con diseñadores y programadores especializados en cada plataforma. Esto les permite alcanzar, en el mercado global, precios competitivos y altos estándares de calidad. "Mano de obra muy accesible y super calificada", dice Hilaire al destacar la ventaja competitiva que tiene la Argentina. Agrega que la creatividad, el buen manejo de idioma y la apertura mental del argentino están muy bien conceptuados.
En cuanto a las dificultades que notan a la hora de ingresar a las empresas, el emprendedor resalta que resultan importantes los referidos como intermediarios en la búsqueda de nuevos clientes. También, las redes sociales como LinkedIn, se vuelven una herramienta fundamental.

Hilaire reconoce que su trayectoria comercial y la experiencia internacional de haber trabajado en el exterior le dio un bagaje importante para entender otros mercados. "Eso nos da una gran ventaja con respecto a otras empresas, en las que tal vez arrancan emprendedores más jóvenes y con menos experiencia", sostiene.
Con una facturación anual estimada en $ 750.000 en abril próximo, The APP Master casi duplicó los montos en su primer año de operación. Con grandes proyectos, aspiran a expandirse a países como México o Brasil y a otros destinos de Europa, que se sumen a los contactos en España, México, EE.UU., Panamá y Brasil. "Para 2012, proyectamos invertir en comunicación con una base mínima de $ 60.000", concluye Hilaire, quien además augura un buen año con 15 proyectos en puerta.

Perfil
- Actividad: Desarrollo de aplicaciones para dispositivos móviles inteligentes.
- Año de fundación: 2011
- Inversión inicial: $ 10.000
- Facturación anual estimada para abril de 2012: $ 750.000
- Empleados: 20 en la Argentina, 3 en Chile, 2 en Miami.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos