Dilma Rousseff estaría enojada con Cristina por las importaciones

Dilma Rousseff estaría enojada con Cristina por las importaciones

La presidenta de Brasil se habría mostrado disconforme con las decisión del Gobierno argentino de limitar las importaciones. 31 de Enero 2012

La presidenta brasileña Dilma Rousseff habría demostrado enojo hacia su par argentina Cristina Fernández de Kirchner tras las medidas que imponen restricciones a las importaciones, según publicó el diario Valor Económico.

“Es palpable la falta de paciencia de Dilma con Cristina Kirchner”, escribió un periodista de Valor con acceso frecuente a ministros y funcionarios del Palacio de Planalto, sede del gobierno.

Mientras tanto, l
a Confederación Nacional de la Industria de Brasil calificó como “proteccionista” y amenaza a la “seguridad jurídica” las medidas que se impulsaron desde el Gobierno argentino, y que limitan la importación de bienes.

A pesar de las divergencias comerciales la Federación de Industrias de San Pablo defendió una posición más “conciliadora”, de acuerdo con el matutino.

Paulo Skaf, el presidente de la Federación de Industrias de San Pablo (Fiesp), afirmó la semana pasada que la relación bilateral sufrió un “desgaste” con “falta de confianza” a causa del proteccionismo argentino.

En tanto, Marco Aurelio García, asesor de política internacional de la presidenta Rousseff, intentó poner paños fríos en medio de los nuevos conflictos comerciales entre ambos países, y afirmó que Argentina “es un problema bueno” para Brasil.
 
“Si vamos a encuadrar la realidad en clave de problema, voy a decir algo. Argentina es un problema bueno para Brasil”, dijo en una entrevista a un matutino local.

García matizó que entre ambos países “hay problemas derivados de desequilibrios” económicos que “hay que saber cómo corregirlos”, además de “saber acostumbrarse” a la existencia de aquellos “de difícil” solución.

El asesor de la presidente Rousseff puso así paños fríos a unas declaraciones de hace diez días en las que el ministro brasileño de Industria, Fernando Pimentel, sostuvo que se ha convertido en “un problema” el proteccionismo comercial de Argentina, que está a punto de redoblar las trabas a las importaciones.

“Ninguna declaración significa, ni de parte del Gobierno ni de Pimentel, un intento por desechar la importancia de nuestra relación: es absolutamente fundamental para las dos economías”, remarcó.

Mientras tanto, y como anticipó Apertura.com, desde el sector importador ven a la medida de ventanilla única como una extensión de las licencias no automáticas, que hoy alcanzan a 600 bienes.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos