Día de spa en Florida

Día de spa en Florida

A contramano del mundo, las viajeros locales crecen en número, especialmente en la península, donde el relax parece ser algo que todos tienen asegurado. Un menú de alternativas para el placer. 05 de Febrero 2010

Al tiempo que las visitas internacionales a los Estados Unidos caen un 10 por ciento, los argentinos alcanzan el mayor número de visitantes desde 2002. Así, a contramano de todas las tendencias, las estadísticas vuelven a marcar una predilección por aquel país, dentro del cual la Península de Florida es el destino más elegido.

Sea por negocios, para embarcar en un crucero o para visitar Disney en familia, Miami y sus satélites aparecen al tope del listado. Y una vez allí, el menú de alternativas para sumar placer a la estadía es enorme. Si hace poco en este mismo espacio se mencionaba la chance de comer en los mejores restaurantes por poco dinero gracias al Miami Spice, ahora es el turno de explorar algunas opciones para recuperarse del festival gastronómico. En Daytona, en Clearwater o en Sout Beach, el nivel de los spa locales está entre los más altos del mundo. Por eso, en cualquier visita, vale la pena dedicar un día al cuidado del cuerpo.

Una perla en Clearwater
El sol apenas está saliendo y un pequeño grupo de huéspedes se mueven con una suave cadencia siguiendo al instructor de thai chi. Así empieza el día en The Spa at Sandpearl de Clearwater, en la zona central de Florida. Allí, no solo se pueden recibir tratamientos de relajación y belleza, sino que además, hay toda una serie de actividades para aprender técnicas de cocina saludable, de meditación o simplemente para conocer cómo funcionan los tratamientos. Todo depende del programa que se elija. La propuesta denominada Gentle Caress (la traducción sería caricia amable), por mencionar una, incluye talasoterapia, fangoterapia con barros oceánicos, masajes tradicionales y tratamientos para manos y pies ¿El costo? Un día completo con estas opciones se paga US$ 455. Incluso con esas tarifas, el resort se ubicó dentro del top ten en una encuesta realizada entre usuarios de Expedia de todo el mundo. Se trata de un complejo con cabañas, hotel, restaurantes, canchas de tenis y de golf, vista a la bahía de Mandalay y, en el centro de todo, el spa. La ubicación seguramente no sea caprichosa.

Otra alternativa para dedicarle un día al relax más absoluto se encuentra en el magnífico hotel Setai, un clásico de South Beach. El edificio art decó de la década del 30, así como la torre más moderna que completa el conjunto, son una marca registrada en uno de los sectores más activos de la ciudad. Sin embargo, apenas se ingresa al lobby del Setai se percibe una atmósfera de tranquilidad y elegancia incomparable. La misma que domina en el spa, aunque a decir verdad, la mejor opción no es recibir los tratamientos allí, sino en habitaciones privadas donde incluso se puede compartir la sesión con el compañero o compañera de viaje. Todas estas suites especiales tienen hidromasajes con vista al mar, un sauna y un área de masajes.

Los tratamientos del Setai arrancan en los US$ 125, que es el costo de una hora de tratamientos, más el acceso a las piscinas y a la playa. Pero si la intención es realmente dedicarse por completo al propio cuerpo, la opción indicada es el Indulgence package. Una hora de masaje balinés y una hora de tratamientos exfoliantes son el centro de esta alternativa, aunque el menú del spa es mucho más amplio. Masaje Himalaya con piedras calientes, exfoliaciones con aceites con Omega 3 o agua de mar, o combinaciones especiales como el Setai Jade Massage, que reúne técnicas suecas y hawaianas como el lomi lomi con shiatsu y masajes thai. Claro que una hora de esta selección única cuesta US$ 325.

Daytona a baja velocidad
En el norte de Florida, el nombre de Daytona siempre estuvo asociado al circuito de Nascar y a las carreras. Sin embargo, también en la costa del Atlántico hay excelentes opciones para dejar de lado el vértigo. En la renovación del Plaza Resort, más de 1400 metros cuadrados se destinaron a las 16 suites para tratamientos privados del Ocean Waters Spa, un espacio en el que abundan los programas a medida. Al punto que hay disponibles masajes exclusivos para hombres (Gentleman’s Massage) u opciones más que infrecuentes como el Green Coffee Slimming Body Wrap; las enzimas naturales del café ayudarían a despertar el metabolismo y a lograr, tras una hora de tratamiento con un costo de US$ 100, una piel mucho más suave.

Una de las ventajas del Ocean Waters es el precio de los tratamientos, ya que comparado con lugares como The Setai, podrían calificarse como baratos. Un programa como el Beatiful Day, que incluye cuatro horas y media de masajes diversos, manicure y pedicure, además del almuerzo en el spa, ronda los US$ 240.

Finalmente, Little Palm Island es uno de los spas más impresionantes de Florida. No es tan lujoso como el Setai o el Spa del Mandarin hotel, ni tan grande como el Ocean Waters de Daytona, pero supera a todos los demás por su ubicación perfecta. Ubicado al sur de la península, en los cayos, y accesible solo por aire o por mar, el resort es en sí mismo un espacio de relax especial. Rodeada de aguas cristalinas y arrecifes, poblada de palmeras y salpicada de elegantes bungalows, esta pequeña isla alberga al Spa Terre, un ámbito en el que se mezclan los masajes thai y malayos con tratamientos faciales y corporales a base de productos naturales del Caribe y baños en tinajas de origen japonés. Todo está pensado para que la estadía en la isla sea realmente diferente. Los programas que propone el Spa Terre mantienen la tónica creativa que suelen exhibir estos sitios: From cougar to kitten (¡De puma a gatito!) es un combo de masajes con piedras calientes, tratamientos a base de miel, leche y colágeno y productos de Skin Authority que, por US$ 732, promete eliminar toda la tensión posible, incluso después de una semana de trabajo en Miami que no haya resultado como se esperaba.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos