Cuatro medidas contra los dólares

Cuatro medidas contra los dólares

El interés del Gobierno nacional para controlar el mercado de divisas lo llevó a tomar diferentes acciones en los últimos seis meses. Desde cruzar información con la AFIP hasta comprar perros anti-dólares, la política de la Casa Rosada cerró el cerco sobre la compra de la moneda estadounidense. Crónica de una cacería. 12 de Marzo 2012

Jaque. El primer movimiento del Gobierno se dio con una medida que ordenaba a las casas de cambio y a los bancos informar a la AFIP los datos de quién buscaba adquirir la divisa. La resolución 3210 fue publicada por el ministerio de Economía –en ese entonces liderado por Amado Boudou- y por la AFIP. El objetivo era que el monto a comprar se correspondiera con los ingresos y los bienes patrimoniales del interesado.

Los interesados en comprar, además del dinero, debían llevar su DNI, una fotocopia, un servicio a su nombre, recibo de sueldo –o constancia de monotribustista- e ingresar su número de CUIT o CUIL para conocer su suerte.

Perro que ladra… Si usted decidió salir del país a vacacionar seguramente tuvo el agrado de ver al ejército canino de la AFIP –incluso con el uniforme del organismo- olfateando sus valijas. Para combatir la fuga de verdes, el Gobierno compró 300 perros anti dólares y anti euros –todos ellos de razas Golden Retriever y Labrador-.

De esa forma, los perros comenzaron a colaborar con los sabuesos humanos de la AFIP, en un intento por detener la fuga de los US$ 3 mil millones de dólares que salieron de los bancos desde octubre pasado.

Muelles trabados. El 11 de enero se conoció la primera noticia de una larga serie:
la AFIP comenzaría a exigirle a los importadores una Declaración Jurada Anticipada de Importaciones, por la cual quienes desearan traer bienes del exterior debían presentar un formulario informando todo acerca de las mercaderías. Además, se debía enviar un e-mail a la Secretaría de Comercio Interior para pedir autorización sobre cada envío.

El objetivo de la medida era claro: intentar a toda costa que los dólares salieran del país.

Sin embargo,
la decisión de la Rosada no tardó en encontrar quejas de los países del Mercosur, que cuestionaron las trabas a sus productos.

Cajeros cerrados. La última movida del Ejecutivo se centró en los cajeros. A partir de una circular, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) notificó que desde el 3 de abril próximo se deberá poseer una cuenta en dólares para poder extraer divisas extranjeras.
"Los retiros de moneda extranjera con el uso de tarjetas de débito locales desde cajeros automáticos ubicados en el exterior, deberán ser efectuados con débito a cuentas locales del cliente en moneda extranjera", informó el BCRA en un comunicado.

Esas restricciones indican que los interesados en adquirir divisas extranjeras deberán justificar el ingreso de los fondos que utilizarán para esa transacción.

En tanto, la Comunicación "A" 5295 - por la que se conoció la nueva norma- suma controles más estrictos al acceso de los residentes argentinos al mercado local de cambios para realizar transferencias al exterior para el pago de servicios, alquileres, ayudas familiares, becas, pensiones y donaciones entre otros a no residentes en el país.
La autoridad monetaria determinó que las ventas de cambio a residentes en concepto de servicios y rentas deben ser realizadas con cheque propio del cliente o con débito a la cuenta a la vista del cliente en una entidad financiera local.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos