Cuánto vale una idea

Cuánto vale una idea

La conferencia anual TED ya es un clásico, por la incidencia que tiene sobre la innovación y la creatividad. Resumen de las principales exposiciones. 07 de Abril 2011

Más de 700 charlas vistas más de 200 millones de veces muestran la repercusión de las conferencias TED, que comenzaron hace 25 años en California. Por allí, pasaron cientos de oradores, como Bill Gates, Al Gore, Richard Branson, Gordon Brown y Stephen Hawking, entre otros. Todos tuvieron 18 minutos para compartir una idea, con el objetivo de hacer un aporte positivo para el futuro. Actualmente, se realiza una conferencia anual de TED –las siglas responden a Tecnología, Entretenimiento y Diseño– en Long Beach, California, que se emite en simultáneo en Palm Springs, y un TEDGlobal, que se hace anualmente en Edimburgo. Cuenta, también, con un proyecto de traducciones abiertas, un premio anual, un programa para ayudar a innovadores alrededor del mundo, y la división TEDx, que les ofrece a grupos alrededor del mundo una manera de organizar eventos locales e independientes, con el sello TED. En la conferencia anual, se suceden más de 50 oradores en cuatro días y las entradas se venden hasta con un año de anticipación.

TED es de The Sapling Foundation, una ONG creada en 1996 por Chris Anderson, un emprendedor del mundo periodístico, y tiene sus headquarters en Nueva York y Vancouver. En su manifiesto, dice que una idea “se puede crear de la nada, sólo con una imaginación inspirada; se puede transferir alrededor del mundo a la velocidad de la luz sin ningún costo pero, cuando la recibe una mente preparada, puede tener un impacto extraordinario; y puede modificar la manera de ver el mundo de una mente”. A continuación, algunas de las principales.

Julian Assange: por qué el mundo necesita a WikiLeaks (julio 2010)
Es inquietante que los medios de comunicación mundiales realicen un trabajo tan malo que un pequeño grupo de activistas sea capaz de publicar más información de ese tipo que el resto de la prensa mundial junta.

Hay una cuestión sobre qué información es importante en el mundo, cuál puede lograr cambios. Esa información, que las organizaciones invierten para ocultar, es una muy buena señal de que, cuando salga, haya una esperanza de hacer algún bien.

Hay presiones enormes para armonizar la legislación sobre libertad de expresión y transparencia en el mundo. ¿Qué camino tomará? Es difícil de prever. Con sólo un poco de esfuerzo, podemos cambiarlo de una forma u otra.

Sir Ken Robinson: traigan la revolución educativa (febrero 2010)
Hacemos un uso muy pobre de nuestros talentos. Muchas personas pasan toda su vida sin ningún sentido de cuáles pueden ser sus talentos o si tienen alguno. La educación aleja a muchas personas de sus talentos naturales. Los recursos humanos, a menudo, están  enterrados y hay que ir a buscarlos. Tienes que crear las circunstancias donde surjan por sí mismos. Necesitamos una revolución de la educación. Creamos nuestras vidas en simbiosis mientras exploramos nuestros talentos en relación con las circunstancias que contribuyen a crear para nosotros. Nos obsesionamos con la narración lineal.

Las comunidades humanas dependen de una diversidad de talento, no de una concepción única de la capacidad. Lo central del desafío es reconstituir nuestro sentido de la capacidad e inteligencia. Tenemos que pasar de un modelo de educación industrial de manufactura, que se basa en la linealidad de la conformidad y agrupación de personas, a uno que se base en los principios de la agricultura. Reconocer que el florecimiento humano es un proceso mecánico, sino orgánico. Se trata de personalizar las circunstancias y la educación a la gente.

Steven Johnson: de dónde vienen las buenas ideas (julio 2010)
Tenemos que empezar con el concepto de que una idea es una red en el nivel más elemental. Una idea nueva es una red de neuronas nuevas moviéndose en sincronía unas con otras dentro del cerebro. Resulta que los patrones de redes del mundo exterior son similares a muchos patrones de redes del mundo interior del cerebro humano. Tomamos ideas de otras personas, de las cuales aprendemos, las entretejemos en nuevas formas y creamos algo nuevo.

Allí es cuando sucede, realmente, la innovación. Tenemos que cambiar algunos modelos de cómo lucen la innovación y el pensamiento profundo. El desafío es crear ambientes que permitan mantener ideas latentes mucho tiempo. Es clave el tiempo para cultivar corazonadas y permitirles conectarse con las de otros.

William McDonough: el diseño de cuna a cuna (febrero 2005)
El diseño es el primer signo de intenciones humanas. ¿Cuál será nuestra intención como especie ahora, que somos la dominante? Quizá, podríamos desarrollar una estrategia de cambio, que requiere humildad. No hay fin de juego, sino un juego infinito, y jugamos en él. Lo hemos llamado “de cuna a cuna” y nuestro objetivo es muy sencillo: es un mundo exquisitamente diverso, seguro, sano y justo, con aire y agua limpios, y energía –económica, equitativa, ecológica– y elegantemente disfrutado. Nos dimos cuenta de que queríamos diversidad total.

Naomi Klein: adictos al riesgo (diciembre de 2010)
Como cultura, llegamos demasiado lejos, al arriesgar cosas tan valiosas e irremplazables. Y lo hacemos sin un plan de retorno, sin una estrategia de escape. Hay que decidir qué hacer, o dejar de hacer, sobre el cambio climático. La crisis climática nos pide actuar con base en la prudencia. Es mejor errar por precaución. Pero las políticas del mundo capitalista se basan en el análisis de costo- beneficio, buscando las decisiones que, según los economistas, tengan el menor impacto en el PBI. ¿Por qué tomamos riesgos irracionales con algo tan valioso? La suposición de lo ilimitado es lo que hace que tomemos con tanta negligencia los riesgos: no importa lo mucho que dañemos, siempre habrá más. Vendrán nuevas tecnologías para arreglar los daños. Este cuento siempre fue una mentira. La Tierra siempre tuvo límites. Simplemente, estaban más allá de nuestra vista.

David Carson: el diseño y los descubrimientos (febrero 2003)
Soy partidario de la emoción en el diseño y el mensaje que se envía antes de que alguien empiece a leer; de que se obtenga  el resto de la información; la respuesta emocional al producto, relato, pintura, lo que sea. Esa área del diseño es la que más me interesa. La intuición no es el único ingrediente en el diseño pero, posiblemente, sea el más importante. Es algo que tenemos todos y que no se enseña. Es muy difícil enseñar los cuatro pasos hacia un diseño intuitivo, así que se suele ignorar esa parte. No hay que confundir legibilidad con transmitir un mensaje. Que algo se lea no significa que comunique. Incluso, no significa que comunique lo deseado. A veces, se pasa por alto esa área.

Benjamin Zander: la música y la pasión (febrero 2008)
Hay mucha gente que cree que no tiene sentido musical. Pero todo el mundo tiene un oído fantástico y a nadie le falta ese sentido musical. No está bien seguir con semejante abismo entre los que entienden, aman y sienten pasión por la música clásica y los que no se relacionan con ella para nada. Los que no tienen oído no están aquí. Pero entre estas tres categorías, el abismo es demasiado grande. Dicen que el 3 por ciento de la población ama la música clásica.

Si pudiéramos subirlo al 4 por ciento, se acabarían nuestros problemas. Se trata de mundos totalmente distintos.

Patricia Kuhl: la lingüística genial de los bebés (octubre 2010)
Mi trabajo está enfocado en el período en el cual los bebés tratan de dominar qué sonidos se usan en su lenguaje. Los bebés alrededor del mundo son ciudadanos mundiales. Pueden discriminar todos los sonidos de todos los lenguajes, no importa en qué país los estemos testeando o qué idioma usemos. Somos oyentes limitados por la cultura. Podemos discriminar los sonidos de nuestro idioma pero no de otro. Y los bebés se transforman antes de su primer cumpleaños. Cuando los bebés escuchan, toman estadísticas del lenguaje que escuchan. Y esas distribuciones crecen. Aprendimos que los bebés son sensibles a las estadísticas. Como adultos, ya no lo hacemos. No importa qué idioma sea, hacen estadísticas de él. Pero necesitan que les hable una persona para cumplir ese proceso.

Jacek Utko: diseño para salvar a los diarios (febrero 2009)
Los periódicos mueren por varias razones. ¿Puede salvarlos algo? Hay numerosos escenarios para el futuro pero, a la larga, creo que no hay razón práctica para que sobrevivan. Comencé a diseñar en diferentes periódicos. El secreto es que tratábamos a todo el periódico como una pieza, una composición... Como música. El diseñador es responsable de esta experiencia.

El nuevo papel del diseñador es estar en el proceso desde el principio hasta el final. El diseño puede cambiar más que el producto. Puede cambiar al flujo de trabajo y toda la empresa. Incluso, a las personas. Denle poder a los diseñadores. Sólo se necesita inspiración, visión y determinación. Y recordar que ser bueno es suficiente.

Kiran Bir Sethi les enseña a los niños a hacerse cargo (noviembre 2009)
El aprendizaje se integra en el contexto real y cotidiano y, si se difuminan las barreras entre la escuela y la vida, los niños recorren un camino que los hace, primero, conscientes. Donde ven el cambio, les permite ser transformados y, luego, al ser potenciados, dirigir ese cambio.

Cuando mis chicos de quinto estudiaban los Derechos del Niño, les hicimos enrollar barritas de incienso durante ocho horas para que experimentaran lo que significa ser un niño obrero. Esto los transformó. Y es un proceso que puede activarse y alimentarse. Cuando se sienten capaces, les va bien también en el resto de las asignaturas.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos