Creaciones para festejar 200 años de historia

Creaciones para festejar 200 años de historia

Isabel Inchauspe, galerista y divulgadora del arte, creó en 2002 Las Penélope, una marca de diseño de accesorios con materiales y motivos típicamente argentinos. Y acaba de lanzar, junto a la artista plástica Nora Iniesta, una colección de bijou y adornos para festejar el aniversario patrio. 20 de Mayo 2010

Las celebraciones por los 200 años de la Revolución de Mayo también tienen un costado de arte y glamour. Así lo pensó Isabel Inchauspe, creadora de Las Penélope, una tienda de diseño que lanzó una colección exclusiva de más de 50 productos representativos de la patria: collares, pulseras, prendedores, aros, cinturones, servilleteros, pisapapeles, trabacorbatas, entre otros objetos cuyos colores y motivos remiten a la bandera argentina. Para lograrlo, convocó a la artista plástica Nora Iniesta, reconocida por su iconografía ligada a la identidad nacional.

“Empezamos a trabajar esta colección el año pasado, pensando en cómo reflejar este acontecimiento en prendas y objetos que se puedan llevar y usar”, dice Inchauspe, quien antes de fundar Las Penélope fue galerista y divulgadora del arte tanto en la Argentina como en el exterior. Iniesta, la artista convocada para crear la colección del Bicentenario, es una artista plástica contemporánea muy vinculada al diseño gráfico y la moda, que ha desarrollado productos y prendas con motivos patrios para diversas marcas (ver recuadro).

Usos y costumbres criollas
“Los argentinos no tenemos la costumbre de usar, como sí ocurre en otros países, los símbolos patrios y los colores de nuestra bandera en nuestra ropa y objetos cotidianos”, dice Inchauspe. Hasta hace unos años, si alguien usaba un buzo o remera de la Argentina, del tango o con motivos gauchescos, casi seguro era turista. Sin embargo, las cosas están cambiando. “Cada vez más la gente se está animando a incorporarlos. En especial, tuvo mucho éxito una línea de moños y escarapelas gigantes engarzadas con piedras semipreciosas en celeste y blanco”, asegura, una alternativa vistosa e innovadora frente a las tradicionales escarapelas.

Antes de crear su propia marca de diseño, Inchauspe estudió Bellas Artes en Londres, donde vivió varios años. Al regresar al país, a mediados de los ‘80, creó Vivir en el Arte, una galería con productos utilitarios creados por artistas y, desde 2007 a 2001, fue la responsable de Jardín Arte, una exposición de esculturas de exteriores que se presentó en el Jardín Botánico y en plazas de Buenos Aires. Entre tanto, había empezado a diseñar joyas y bijou para firmas internacionales, como Christian Lacroix. En 2002, decidió abrir las puertas Las Penélope junto a su hija, quien la ayudó a diseñar las primeras colecciones, y a su hijo, responsable del plan de negocio. “Siempre pensé esto como un proyecto propio que me permitiera seguir vinculada al arte. Y a pesar de que empecé en un año muy difícil para el país, el emprendimiento fue creciendo. Al principio, muy impulsado por el turismo internacional, que representaba más de la mitad de las ventas. Hoy la relación se revirtió y estamos en un 40% de clientes extranjeros y 60% nacionales”, dice la ex galerista.

Artesanías aggiornadas
En el local de Las Penélope se vende ropa femenina, accesorios y objetos decorativos con una característica central: ninguna pieza es igual a la otra, porque “si bien tienen el mismo diseño, las terminaciones están hechas a mano y cada artesana le imprime su sello”. Al contrario de lo que ocurre con otras marcas, aquí, el énfasis está puesto en los accesorios. La indumentaria (vestidos y conjuntos de fiesta), es un complemento. La firma tiene un taller propio con siete empleadas, y otras 10 trabajan en sus casas. Esto hace que las colecciones sean limitadas y tengan cierta exclusividad.

Muchos de los compradores son corporativos: compañías que buscan hacer un regalo especial a empleados, clientes y proveedores. Si bien la marca no produce colecciones bajo pedido, desarrollaron algunas líneas de la colección Bicentenario por encargo, con los logos de organismos de Gobierno y empresas. “Es la primera vez que convoqué a una artista para armar una colección, y como hemos tenido buenas repercusiones, estoy pensando en asociarme a otros artistas para seguir desarrollando nuevas colecciones y líneas de productos”, dice Inchauspe.

Entre los planes de esta marca está el de seguir creciendo tanto en el mercado nacional como internacional. La firma ya realizó exportaciones a clientes en Francia y otros países de Europa, y participó en varias ferias internacionales de diseño.

En el mercado local, sus productos se venden en hoteles y tiendas de diseño de varias ciudades del interior, y están evaluando la posibilidad de otorgar franquicias para llegar con góndolas exclusivas a los shoppings.

Perfil
- Nombre: Las Penélope.
- Fundación: 2002.
- Actividad: diseño y comercialización de accesorios, bijouterie y objetos decorativos.
- Facturación: $ 80.000 mensuales.
- Exportaciones: 25% de la producción.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos