Constancio Larguía reloaded:

Constancio Larguía reloaded: "No haría nada distinto"

El fundador de Patagon vuelve a apostar por los negocios en la red. En este caso se trata de Weemba, una plataforma online que conecta a los bancos con potenciales clientes que buscan obtener créditos. El emprendedor analiza su carrera en entrevista con Apertura.com 10 de Febrero 2011

“Me motiva la sensación de vitalidad, los desafíos por trascender adversidades y pensar que sería más probable que al final de mis días me arrepienta de no haber hecho esto que de haberlo realizado”. Así se describe de pies a cabeza Constancio Larguía, el ejecutivo que hace una década se llevó el mundo por delante cuando fundó Patagon -junto a Wenceslao Casares- y lo vendió por más de US$ 500 millones al Banco Santander. Algunos años más tarde, en 2003, apostó por un proyecto de distribución de video y música por Internet pago en los Estados Unidos, pero lo tuvo que cerrar en 2005.

Ahora, vuelve recargado con una idea que está en su mente desde marzo de 2008. “Con la crisis financiera se evidenció el problema que había con productos crediticios. Por eso, con mis socios nos concentramos en diseñar un producto que aporte una novedad para ese sector de la industria de las finanzas”, explica Larguía. Con una inversión de US$ 100.000, que aportaron los socios fundadores, surgió la idea de armar una plataforma que simplifique la relación que hay entre quien solicita un crédito y el banco que lo otorga. “Tratamos de aportar a esa relación mecanismos de 'vincularidad' (sic) social de las que toman lugar en internet tratando de traer a ese nicho la misma 'expansividad' (sic) que trajo a todas nuestras vidas la utilización de las redes sociales”, destaca el ejecutivo desde la misma oficina donde se fundó Patagon y donde su hermano, Pablo Larguía, lanzó Bumeran, que fue vendida a Terra Networks en 2000. 

De este modo, quien quiere solicitar un préstamo tiene la posibilidad de crear un perfil, con un pseudónimo, en forma completa y seria a los efectos de convencer al oficial de crédito que es un buen cliente para el banco. Se pueden adjuntar archivos (tales como recibo de sueldo, proyecciones de gastos y resumen de tarjeta de crédito, entre otras), videos e imágenes. Parte de la información estará habilitada sólo para los bancos que pidan acceso al dueño del perfil, respetando así la privacidad de los datos sensibles.

El sistema se lanzó en la Argentina (donde tienen nueve empleados) hace 150 días. Cuentan con 4500 usuarios que, en conjunto, ya solicitaron $ 110 millones. Por su parte, 14 de las 46 plazas financieras registradas en el Banco Central de la República Argentina (BCRA) están buscando clientes en Weemba. “Ellos representan el 70 por ciento de la asignación de crédito en el país”, asegura Larguía, quien también desembarcó en España, a principios de octubre. “La aceptación fue más rápida y el potencial es mayor: tienen 392 bancos y la reglamentación permite que también lo pueden usar las financieras”, explica. Ahora su cabeza está puesta en los Estados Unidos, donde Weemba será lanzado en julio.
¿Cuál es el potencial del negocio en los Estados Unidos?
Las expectativas son muy altas. Los Estados Unidos cuenta con 65.000 entidades que pueden usar Weemba. Además, este tipo de proyectos tienen una aceptación distinta. Los usuarios no se cuestionan cosas sobre seguridad, ni cómo funciona. Para ellos es muy cotidiano, porque compran absolutamente todo por internet.

¿Planean desembarcar en otros mercados?
En el corto plazo, no. Hasta 2013 nos vamos a concentrar en estos tres mercados. Si tenemos éxito, lo más urgente sería avanzar en otros países de América latina.

Decidieron que el primer lanzamiento sea en la Argentina, un país donde el acceso y el nivel de crédito es bajo. ¿Qué los motivó?
Lo hicimos porque pensamos que puede ser un impacto positivo para el sistema. Hacemos esto pensando que facilita la dinámica y que hay solicitantes frustrados que querrán usarlo. También lo bancos dicen “es difícil encontrar clientes como queremos”. En Weemba, con el motor de búsqueda y su nivel de segmentación, encuentran la solución. Normalmente lo que hacen es comprar bases de datos y mandan spam. Con esto, el nivel de acceso es fantástico es un lugar donde quien está listo para consumir algo lo puede manifestar en ese instante.

¿Tomaron algún modelo como inspiración?
Es un invento nuestro. No conocemos nada ni parecido. Ni siquiera en los Estados Unidos, porque lo que creamos es un nuevo modelo de comercialización.

¿Cuál es el negocio de Weemba?
Nosotros cobramos un monto fijo al banco que depende de la naturaleza de la solicitud. En el caso de financiación para el consumo el banco nos paga $ 200; para préstamos hipotecarios, $ 400; y para financiación comercial, $ 500. El cobro se realiza cuando el agente bancario le pide solicitud para ver su información secreta a un usuario y cuando este acepta al banco y es totalmente independiente de que el banco otorgue o no el dinero. Es decir, cobramos por el acceso a un potencial nuevo cliente.

¿Qué expectativas de crecimiento tiene para 2011 en la Argentina?
En cantidad de usuarios no me extrañaría que lleguemos a los 120.000. Pero la visión es de décadas. No pensamos que tenga un techo posible. La 'usabilidad' de Internet va tener a expandirse. Y no es dudoso el valor de Weemba. No veo que haya posible saturación en un servicio como este y tampoco que tengamos problemas al crecimiento.

¿Cómo capitaliza su experiencia en Patagon?
De las cosas que traigo del pasado, no traigo nada que haría distinto. Estamos seguros en el tipo de empresa, donde en la oficina no existen divisiones ni estructuras rígidas. También aprendimos que todos los que trabajan son socios, por eso ponemos especial atención a la hora de contratar a alguien. Todos los que trabajan tienen acciones o bien opciones, que es derecho a comprar acciones. Esas dos cosas son el ADN de la compañía.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos