Con los ojos bien abiertos en Mendoza

Con los ojos bien abiertos en Mendoza

El Gobierno mendocino aspira convertir a la provincia en la primera con un sistema de monitoreo y video vigilancia a lo largo y ancho de su territorio. Para ello, instalará un total de 630 cámaras de video vigilancia y 18 centros de visualización. Las claves del proyecto. 30 de Noviembre 2010

En 2008, el gobernador Celso Jaque encomendó a su Ministerio de Seguridad el desafío de implementar, en sus 18 departamentos, un sistema tecnológico que fuera escalable, confiable fácil de administrar, que aporte al accionar policial y disuasivo del delito.

Para ello, la provincia puso en marcha la instalación de la Red de Emergencias Integral a través del 911 (con Bomberos, Policía, Asistencia en Crisis, Defensa Civil y Servicio de Emergencias Coordinado), el sistema Tetra (para el área de Seguridad, Salud, Defensa Civil, Preventores y Agentes Municipales), la Red Asistencial de Comunicaciones (para puesteros, Centros de Salud y Escuelas Rurales) y el Sistema de Video Vigilancia.

Cuatro etapas
Según comentan los responsables del proyecto desde la capital cuyana, implementar la primera etapa del sistema de video vigilancia les llevó cerca de un año, con una inversión de $ 8,2 millones. La instalación se realizó en la Mendoza (ciudad), en los accesos viales y los puestos interprovinciales. Incluyó el sistema de video vigilancia, la obra civil para la instalación de 100 cámaras de seguridad (entre domos y cámaras fijas IP de Bosch), un centro de visualización y el servicio de conectividad durante 36 meses. La segunda fase, si bien se encuentra en ejecución al finalizar el año, habrá demandado $ 22.6 millones, incrementando a 250 las cámaras de seguridad y a seis los centros de visualización. Los departamentos que contarán con la tecnología serán Lavalle, Maipú, Las Heras, Guaymallén, Godoy Cruz y Luján. Se suman los puestos de control vial.

La tercera fase está en proceso de licitación y tiene planificada la activación de 180 cámaras y seis centros más de visualización. Finalmente, la cuarta y última etapa, contaría con 100 cámaras y cuatro centros, aunque aún se encuentra en proceso de confirmación. Al respecto, Carlos Aranda, ministro de Seguridad del Gobierno de Mendoza, subraya cómo la aplicación de tecnología ayuda a combatir el delito. “Posibilita obtener resultados inmediatos y, a través de una planificación estratégica y sostenida en el tiempo, combatir la delincuencia a largo plazo. Es decir, es una herramienta integral y ventajosa si se utiliza de manera correcta”, amplía el funcionario ante IT Business. Tal es así que -según datos del Ministerio- el sistema de video vigilancia les permitió realizar más de 897 procedimientos, con 1.325 personas detenidas.

La tecnología
Sin embargo, el esfuerzo no termina en la parte tecnológica. Alejandro Pravata, asesor del ministro, a cargo de la implementación y seguimiento junto a Ángel Pitton, director de Informática del proyecto, recuerdan que una de las principales barreras que encontró el sistema fue la resistencia que se generó desde el lado de la ciudadanía. “El desafío fue hacerles ver que (a través de los dispositivos) se observa lo mismo que ve un efectivo desde la vía pública y que el sistema prevé el enmascaramiento de todas aquellas tomas que pueden transgredir la propiedad privada”, concluyen.

Para lograr el proyecto, se adquirió una infraestructura tecnológica, que incluía la contratación de una red de datos de alta capacidad y confiabilidad vinculada con fibra óptica de hasta un Gigabit y que estuvo a cargo de la empresa Arlink.

En la integración se participó al el sistema de comunicaciones Tetra, para que las imágenes captadas sean enviadas a las terminales del personal que se encuentra en la vía pública.

Cabe recordar que, actualmente, el diferencial tecnológico en materia de video vigilancia se da, tanto a nivel nacional como internacional, desde la introducción del protocolo IP, que permite un mayor alcance en la cobertura de la solución. Así, en el caso de la provincia de Mendoza, la red de fibra óptica elegida permitió el monitoreo de los puestos interprovinciales con San Juan y San Luis.

Más allá del asesoramiento sobre cuál es la tecnología más adecuada para cada necesidad, un punto no menor pasa por el mantenimiento. “Generalmente, los municipios o las fuerzas de seguridad carecen de las herramientas, instrumentos y medios especiales para el mantenimiento preventivo y/o correctivo. Por ende, se ofrecen distintos tipos de servicio que van desde la limpieza del policarbonato protector de la cámara hasta el servicio de conectividad”, resume Leandro Lagos, gerente Comercial de Arlink.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos