Cómo crear un perfil profesional online

Cómo crear un perfil profesional online

El e-branding profesional se convirtió en una estrategia de promoción que, bien utilizada, expande la puerta del mercado laboral. Cómo generar esa identidad virtual para obtener el puesto deseado o para hacer prosperar un proyecto. Consejos de especialistas y casos reales para analizar. 01 de Marzo 2011

Los dedos manchados de tinta por recorrer los avisos del diario y el ruido de la impresora escupiendo curriculums dejaron de ser sinónimos de búsqueda laboral.

Actualmente, a las históricas fuentes de reclutamiento como los clasificados, las bolsas de empleo de las universidades y las consultoras de recursos humanos, se le unieron los portales de trabajo, las redes sociales de profesionales y hasta los propios sitios de empresas como las vías más recurrentes para aplicar a un puesto.

Diariamente, los jobsites son consultados por los representantes del sector de recursos humanos de cientos de compañías. En este proceso, conocido como e-recruiting, los agentes pueden generar un aviso detallando las características y competencias del puesto a cubrir o bien incorporar postulantes mediante filtros de selección y evaluación de los CVs que se hicieron públicos.

Hugo Pardo Kuklinski, investigador tecnológico y CEO fundador de Campus Movil subraya que los perfiles profesionales online son fundamentales para obtener visibilidad en el mercado laboral. “Se trata de vivir distribuidos en las e-spheres o morir invisibles. Los mercados son conversaciones y éstas se producen, aunque uno no participe. Siempre recomiendo que muestren su desempeño en la Web y a través de las redes sociales, y que dediquen mucho tiempo a hacer networking”.

Niveles de participación
Gestores de sus propios perfiles, el e-branding profesional implica construir una identidad competitiva en Internet, utilizando plataformas para dar a conocer y concentrar la actividad laboral además de contactarse con potenciales socios.

Sin embargo, en tiempos del social media, hacer click brinda las mismas posibilidades de conseguir un alto cargo en una multinacional, como de hundir una carrera o proyecto. Identificar los criterios de segmentación que aplican las empresas para las búsquedas de personal, construir una imagen competitiva, participar activamente de la comunidad relacionada a nuestra ocupación y conseguir contactos son cuatro claves que determinan el éxito o fracaso del ingreso al mercado laboral por la puerta digital.

“Lo busquemos o no, nuestro comportamiento en la red va dejando huellas en cada uno de los canales por donde nos movemos. Por eso, antes de inscribirnos en sitios de empleo o crear perfiles, es importante pensar el por qué de esta decisión y las consecuencias que esto trae para la imagen profesional propia. La tecnología en sí misma no produce nada. Se trata de plataformas a las que hay que completar con contenido. Esa es la palabra clave de nuestra era", afirma el experto en marketing digital y ex gerente de Marketing en Bumeran Martín Frías.

Aumentando los niveles de participación se incrementa la visibilidad. Martín Marcou (32) trata de seguir esta regla al pie de la letra. El actor, autor y director teatral confiesa que, todos los días, al menos una vez, actualiza sus perfiles, crea eventos para promocionar sus obras y participa con comentarios sobre temas que son afines a su sector. El resultado: nuevos espacios para difundir lo que hace, auspiciantes y visibilidad en la gente a la cual estaba especialmente interesado en que lo conozcan.

Con un comportamiento altamente interactivo, el joven artista asegura que lo que más utiliza es Facebook, Twitter, el blog de su grupo de teatro y los de sus obras que estuvieron o están en cartel. “También tengo un blog personal, que actualizo esporádicamente, un canal en YouTube con extractos de mis obras y una web donde publico mi trayectoria. Las aplicaciones que dejé de lado son el Messenger y MySpace”, continúa el creativo.

Con menos dinamismo, pero sin pasar desapercibida, la diseñadora de modas Dolores Althabe (39), desde su casa y oficina, a tres cuadras de Caminito, explica que con su triple combo: web site, Facebook y YouTube consiguió que muchas empresas de indumentaria se contactaran con ella y que su cartera de clientas se ampliara.

“Con mi sitio, que recibe entre 50 y 70 visitas diarias, novias y consumidoras de ropa de alta costura que no me conocían se contactan para realizar pedidos. Mientras que, con mi actividad en las redes sociales, doy a conocer eventos, nuevas colecciones y promociono el site”, revela Althabe.

Alojar los datos en comunidades virtuales permita que esta circule y sobrepase las esferas regionales, ofreciendo igualdad de chances para ser candidato en un trabajo en el microcentro porteño, así como en Nueva York. Hoy un profesional compite no sólo con sus coterráneos, sino también con pares de todo el mundo. Matías De Rose es VFX &Technical Artist, tiene 34 años y asegura: “Es fundamental y casi una obligación ser parte de una red de profesionales que te pueda vincular con gente tanto a nivel local como internacional, gente a partir de la cual puedan surgir oportunidades laborales”. Otro objetivo es poder discutir temas que hacen a la actividad en alguno de los foros o grupos que forman parte de estas redes sociales.

“En mi caso, cada vez que concluyo un proyecto o que tengo algo para compartir con colegas, sean testeos de técnicas nuevas o información relevante del medio, lo doy a conocer en mi perfil y en mi blog que, aunque no tiene más de dos meses, llegó a las 300 visitas, de lugares dentro del país y de Estados Unidos, Australia, Colombia, España e incluso Finlandia y Rusia”, concluye el VFX.

Dejar el CV para el museo
El investigador argentino radicado en Barcelona, Hugo Pardo, aconseja: “Olvídense del CV estándar como herramienta primaria. El principal perfil debe estar en la Web. ¡Pero ojo! Hay excepciones. Un químico o físico no necesita las redes sociales generalistas para conseguir trabajo, tiene que ir a sus nichos”.

“Considero que el CV, tal como lo entendemos va a dejar de existir. Me gusta más hablar de perfil profesional digital (y por qué no personal) que puede contener información al estilo tradicional, pero que también agrega contenido que antes era imposible mostrar, como presentaciones a través de aplicaciones como Slideshare, videos, fotos, escritos, formas de ver el mundo, y hasta con quiénes estamos contactados”, refuerza Frías, en Buenos Aires.

Claves para el posicionamiento
Las aplicaciones de la Web 2.0 ofrecen las herramientas necesarias para crear con éxito un perfil profesional online con el cual aplicar a vacantes, un mejor puesto o conexiones valiosas para impulsar la carrera. Pero no todo es tan fácil como parece, con los ojos cansados de llenar formularios virtuales y las teclas desgastadas de tipear hasta el cansancio el nivel de estudio alcanzado, pueden pasar semanas sin que nadie visite el perfil creado.

Franco Basualdo nació en Corrientes y hace tres años que vive en Villa Crespo. Con sus 26 años ya es diseñador, maquetador web y programador PHP independiente y asegura: “La mejor forma de conseguir resultados utilizando los medios digitales como proveedores de identidad profesional, es crear un perfil muy pulido y completo que asegure una forma segura de conocer el trabajo de la persona a contratar”.

“La mayoría de las propuestas las recibo a través de LinkedIn, ya que muchas personas que hacen recruiter (selectores de RR.HH.) me llaman de consultoras. Por lo general, el perfil encaminado es hacia la búsqueda de personal estable, no tanto así como de freelance", continúa el profesional independiente.

Entre las aplicaciones recomendadas por Pardo para crear un curriculum breve se encuentra About.me, mientras que Twitter, Linkedin y las bitácoras las considera importantes si se tiene por un lado, la voluntad de dedicarles tiempo y esfuerzo y por el otro, si hay cosas interesantes para decir. De lo contrario aportan ruido en la comunicación que hacemos sobre nosotros mismos. “Para competir, es necesario aportar valor añadido a la conversación social, decir cosas interesantes, divertidas o novedosas. Luego la viralidad hará el resto”, destaca el experto en diálogo con IT Business desde España.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos