Cómo armar una web corporativa

Cómo armar una web corporativa

¿Qué priorizar al momento de desarrollar una web hoy? ¿Cómo posicionar nuestro negocio desde un sitio en Internet? ¿Todo es cuestión de lenguaje, contenido y diseño? Hablan los especialistas. 20 de Marzo 2012
Para iniciar un negocio, un emprendimiento o una tendencia en Internet, ¿es fundamental contar con una web? En tiempos de hashtags, podría pensarse que no es imprescindible. Sin embargo, contar con una completa web corporativa apuntada estratégicamente al negocio, puede ser la puerta de acceso a grandes logros. ¿Cómo ha cambiado la planificación de un sitio cuando los propios usuarios hemos mutado?

"Es muy importante la presencia en Internet hoy en día al punto extremo de que si no estás, 'no existís'. Es clave tener presencia de imagen de una marca, empresa o profesional en Internet. Hay muchos casos de clientes o interesados en hacer una web que desean sólo presencia a nivel imagen y otros lo explotan como un mercado más", explica Mariano Tripicchio, Internet Project Manager de la empresa de tecnología y marketing Tripi.
A su entender, hoy una web debe ofrecer siempre información dinámica, es decir, que esté actualizada y no se abandone. "Los programadores ofrecemos distintas herramientas para facilitar las actualizaciones a las empresas. Siempre es importante estar a la vanguardia en Internet ya que, día a día, se renuevan las tecnologías y muchas webs quedan en el camino", expresa Tripicchio.

Para lograr un sitio exitoso es imprescindible su actualización, algo que parece obvio, pero que no ocurre siempre. "Las actualizaciones de contenido son muy necesarias en la web; es por eso que las empresas de desarrollo web ofrecemos distintas herramientas de actualización de contenido dinámico y auto-administrable para quienes nos contratan. Les brindamos un acceso seguro, sin que dependan de nosotros", admite Tripicchio.

También asegura que el éxito depende siempre de "ponerse del lado del visitante o usuario", teniendo en cuenta sus necesidades y búsquedas en Internet. Y agrega que "la interfaz debe ser amigable con un diseño simple y vanguardista, técnicamente veloz y dinámica, siempre enfocada a la necesidad de la empresa y pensando en el cliente".
Con respecto a los lenguajes, informa que hoy el lenguaje más indicado para desarrollar una web es PHP con base de datos MySQL y HTML5, CSS3 y JavaScript (jQuery).

Estar o no estar
¿Tener presencia online ya no es una opción? "Seguramente, los potenciales consumidores y competencia estén en Internet y, si estamos ausentes, tenemos todas las chances de perder oportunidades. Hoy no existen barreras para hacernos una web o un perfil en redes sociales. Desde un blog simple y gratuito hasta una cuenta en Linkedin, Twitter o Facebook permiten a cualquiera iniciar su presencia online", expresa Néstor Chumbita, publicista y director de la agencia digital Molt Marketing.

Pensar estratégicamente el contenido de una web podría ser una chance de lograr el éxito deseado. "Se debe comunicar claramente al potencial cliente quiénes somos, qué hacemos, dónde estamos. Además, hoy está claro que es necesaria la interacción. Abierta a comentarios y viralización de los contenidos. No necesariamente eso es dentro de la web de la empresa; sino que generalmente se va a dar en el uso conjunto de cada herramienta en Internet", explica Chumbita.

Las redes sociales son para una empresa una fuente de inspiración para conocer mejor a sus públicos. "Este rol de las redes sociales es mucho más valioso que el rol de la web tradicional de la empresa donde se cuenta quiénes somos y qué hacemos. Con esto no quiero minimizar este rol "complementario" donde encontrar más información. Las redes 'hablan' de manera sintética y efímera, y por eso la web será el soporte de todo el contenido adicional que tenemos para contarle a los navegantes", sintetiza el director de Molt Marketing.

Sobre cómo lograr una web corporativa exitosa, Chumbita explica: "Estimo que depende de la construcción de la marca por sobre todas las cosas. Y esa construcción, además, se hace dentro y fuera de Internet. Es importante comprender que los distintos formatos no tienen por qué competir entre sí, sino que deben trabajar juntos en una estrategia común".
El publicista, quien desde su empresa ofrece desarrollo web, habla de las necesidades "técnicas": "Los estándares cambian y tarde o temprano se hace necesario que la web esté aggiornada a las nuevas técnicas. Hace una década todos teníamos nuestras páginas web en flash. Hoy todos hablamos de HTML 5. Además, sabemos que cada vez más usuarios usan el celular para acceder a Internet y eso hace que debamos replantear si estamos preparados para ello".

Los usuarios
Facundo Bengoechea posee su estudio fotográfico y su web corporativa. "Prioricé lo visual y lo simple, buscando que se destaquen las imágenes que es en definitiva lo que hacemos", cuenta sobre las necesidades que le planteó a su proveedor de desarrollo Web, que tuvo un costo de $ 8000.

"Y pagamos $600 mensuales para mantener el sitio, que incluye también un servicio de difusión. Nos resulta muy conveniente y el servicio que nos brindan es de primera, están en todo y nos dan soporte técnico", agrega Bengoechea.

Al responder acerca del rol de la web corporativa en su negocio, Bengoechea expresa: "Tiene un papel fundamental; a través del sitio el año pasado realizamos campañas para marcas de Ecuador, Chile, Colombia y Perú, así como catálogos y campañas para la Argentina".



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos