Cómo aprovechar las redes sociales para promocionarse y ganar clientes

Cómo aprovechar las redes sociales para promocionarse y ganar clientes

El crecimiento de las redes sociales como Facebook, Twitter y LinkedIn genera nuevas oportunidades de llegar a clientes y consumidores. Por su poder de segmentación y bajo costo inicial, son herramientas muy útiles para las pymes. 07 de Octubre 2010

En junio de este año, Gonzalo Soraiz y Silvio Chain lanzaron Presupuestosdeobra.com, un portal de Internet que conecta a profesionales de la construcción y personas que necesitan hacer obras o refacciones, con los proveedores del rubro. Para dar a conocer su emprendimiento, crearon un perfil en Facebook y una cuenta de Twitter. “En menos de un mes nos contactamos con 300 empresas proveedoras y llegamos a 5.000 usuarios que reciben un newsletter semanal y una revista mensual que también editamos online”, cuenta Soraiz.

Para muchos emprendedores y pymes que recién se inician, las redes sociales son una herramienta muy eficaz y de bajo costo para difundir su negocio. Permiten conocer y segmentar la audiencia, llevar un registro de la cantidad de visitas o consultas online y ofrecen la posibilidad de interactuar con los destinatarios del mensaje, entre otras ventajas. “Es precisamente la lógica de la interacción lo que caracteriza a esta forma de comunicación 2.0”, destaca Ramiro Varela, Community Manager (administrador de Redes Sociales ) en Farmsphere.com y especialista en Comunicación Web y Social Media.

“Hoy es fundamental que las empresas tengan presencia en estos nuevos espacios de interacción, a fin de aprovecharlos como verdaderos amplificadores de su exposición pública y como canales válidos de interacción con sus clientes, usuarios y/o beneficiarios, como así también con colegas y proveedores”, dice Varela.

Claves para empezar
La presencia en redes sociales otorga una gran visibilidad a las empresas, pero también las expone a comentarios negativos o malintencionados que pueden dañar su imagen. Por lo tanto, para abrir un perfil corporativo en Facebook, o una cuenta en Twitter, hay que tomar algunos recaudos: 
- Antes de comenzar a comunicar online, “escuchar” las conversaciones que aparecen en blogs, foros y redes sociales sobre la marca, la empresa y su sector. 
- Crear y estimular conversaciones: no se trata de armar un perfil y dejarlo estático, sino de aprovechar para comunicar promociones, la participación de la empresa en una feria del sector, nuevos lanzamientos, resolver consultas y aportar información de interés para los usuarios. Utilizar videos, audios y fotos.
- Usar estrategias diferenciadas para cada red social (ver recuadro Quién es quién), adaptando el lenguaje, la extensión de los textos y el foco de los contenidos
- No abrumar con mensajes. Las redes sociales generan mucho ruido y, para hacerse escuchar, hay que aportar contenido atractivo, relevante y comprobable. Las mentiras se desenmascaran muy fácil en la Web 2.0. 
- Monitorear la actividad en la Web: las redes sociales proveen herramientas para medir la cantidad de visitas, reproducciones de audio y de video, comentarios, menciones en otras redes sociales y sitios de Internet.

Razones para sumarse
Desde hace 25 años, Premoldear fabrica y comercializa lozas premoldeadas para la construcción. Este año, la compañía destinó $ 50.000 para desarrollar una campaña de comunicación integral, y más de la mitad de ese presupuesto se destinó a Internet. “Hacemos publicidad en revistas técnicas y nos pareció apropiado estar en las redes sociales para contactarnos con arquitectos, profesionales de la construcción y clientes de una forma más dinámica”, dice Rodolfo Prego, titular de la firma.

Para esto, contactaron a una agencia de comunicación que definió la estrategia en las redes sociales, pero es María Candela, la menor de las tres hijas de Prego que trabajan en la compañía, quien se ocupa de actualizar y gestionar los perfiles corporativos en Twitter y en Facebook. “Estar en las redes sociales refuerza las visitas a nuestra página web. Pero es allí donde recibimos y evacuamos consultas, ofrecemos la posibilidad de comprar online y subimos videos instructivos sobre nuestros productos”, apunta María Mercedes Loza, otra de las integrantes de esta pyme familiar.

La librería Concentra, especializada en libros de Arquitectura y Diseño desde hace 64 años, también se sumó en 2010 al “marketing digital”. Hasta ahora, el sitio web tenía una función meramente informativa, pero la comunicación a través de las redes sociales permite el feedback con los lectores y clientes, contestando mensajes y sugerencias. A partir de la presencia en Facebook y Twitter, prácticamente se duplicó el número de visitas y consultas a la página.

En definitiva, las redes sociales no incrementan las ventas en sí mismas,más son un canal para construir relaciones, difundir la marca y las actividades de la empresa y potenciar el tráfico hacia la web corporativa. El uso de las redes sociales “crea vínculos entre distintos segmentos de un mismo sector productivo para el trabajo en red”, señala Ramiro Varela, de Farmsphere. Asimismo, “la utilización de estas comunidades virtuales para la difusión de una plataforma digital hace que su caudal de usuarios crezca de manera exponencial y que las posibilidades de interacción se multipliquen proporcionalmente”.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos