Comercio exterior: dónde están las oportunidades en 2010

Comercio exterior: dónde están las oportunidades en 2010

Durante 2009, las exportaciones bajaron pero las pymes mantuvieron sus mercados externos. Este año, los sectores más dinámicos son químicos, plástico y metalmecánica. Se suman los vinos y la industria textil de diseño y los productos orgánicos. En la región, los destinos que más crecen son Chile y Uruguay. Fuera de América latina, la mirada se posa en los consumidores de alto poder adquisitivo de los Emiratos Árabes, en Sudáfrica y el sudeste asiático. Las claves. 15 de Abril 2010

Las pequeñas y medianas empresas acompañaron el crecimiento de las exportaciones en los últimos años y, pese a la caída de las ventas por la crisis global, parte de ellas logró mantener los espacios ganados y consolidar su presencia internacional. “A diferencia de otras crisis, las pymes no abandonaron los mercados externos, buscaron nuevos clientes, continuaron asistiendo a ferias y misiones comerciales. Las empresas aprendieron que recuperar mercados es difícil, y saben que no es conveniente interrumpir las operaciones”, afirma Elvio Baldinelli, director del Instituto para el Desarrollo de Consorcios de Exportación de la Fundación Standard Bank.

La cantidad de pymes exportadoras (pymex) aumentó a partir de 2003 con la expansión del comercio exterior, sin embargo la evolución en el sector no fue homogénea. Las que ingresaron atraídas por un tipo de cambio favorable, abandonaron cuando creció la demanda en el mercado interno y la ventaja cambiaria se fue diluyendo. Las que permanecen, incorporaron la exportación a la política comercial de la empresa. “Una debilidad de la economía argentina es que son pocas las pymex, unas 10.000, mientras, en países como Italia, la cantidad es mayor y son responsables de cerca del 70% de las ventas al exterior”, sostiene Baldinelli.

Un informe de la Fundación Observatorio Pyme indica que en el contexto de crisis internacional, disminuyó el número de pymex: entre 2007 y 2009, la cantidad de empresas exportadoras disminuyó 3,2%. Para Ignacio Bruera, economista de la fundación, “las empresas atravesaron la recesión reduciendo costos, tienen flexibilidad para ajustar. En la encuesta que realizamos, casi la mitad de los exportadores confía en que este año aumentarán los envíos”.

En el primer bimestre de 2010, las exportaciones crecieron 11%, con un fuerte incremento de las manufacturas de origen industrial. “La mayoría de las pequeñas y medianas empresas que llegan a los mercados del exterior lo hace con productos industriales y concentra sus ventas en los países de América latina. Allí la contracción del comercio no fue tan severa como en Estados Unidos o Europa. En 2010, se prevé un crecimiento significativo de las economías latinoamericanas, por lo cual las pymex incrementarán sus envíos”, señala Mauricio Claverí, economista de la consultora Abeceb.com.

En cuanto a destinos, el panorama se amplió. En los ‘90 Brasil era el principal destino, pero a partir de la devaluación del real, en 1999, las ventas cayeron. A la vez, las empresas buscaron nuevos clientes en la región. “Las pymex no lograron consolidar su inserción en el mercado brasileño, perdieron posiciones que ganaron otros países. La brecha tecnológica con Brasil aumentó. Mientras tanto, parte de las pymex argentinas no tuvo avances en calidad y hoy muestra problemas de competitividad. Brasil es un mercado relevante para las empresas, en el que crece la demanda”, explica Claverí.

Más allá de la región
Para este año, la Fundación Export.Ar incluyó en la agenda más de 70 ferias internacionales y 25 rondas de negocios. “En 2009, se suspendieron ferias por la crisis. Sin embargo, unas 1.500 firmas asistieron a los eventos que se realizaron. Hubo empresas que cancelaron viajes pero participaron en encuentros de negocios en el país a los que llegaron compradores del exterior, lo que tiene costos más accesibles”, dice Eduardo Bevacqua, gerente de Comunicación Institucional. Agrega que en el primer bimestre de este año aumentó entre 10 y 15% la participación en eventos internacionales.

Los productos químicos y plásticos, papel, cartón y material impreso, máquinas y aparatos, calzado, textiles, alimentos, son algunos de los envíos de las pymex a distintos países. Entre los destinos que más crecieron en la región, la fundación destaca Chile, Uruguay, Colombia, Ecuador y Perú. En el caso de Chile, es el segundo destino de las exportaciones nacionales.

Para Brasil, están programadas 10 ferias. En ellas que se busca promover alimentos y bebidas, maquinaria y herramientas, autopartes, equipo médico, entre otros. “Hay oportunidades para crecer en este mercado, y nos presentamos con una oferta variada”, afirma Bevacqua.

Fuera de América latina, el ejecutivo señala que “en los Emiratos Árabes, los consumidores tienen un alto poder adquisitivo, se organizan ferias para llevar alimentos, muebles, cosméticos, autopartes. También la demanda en Sudáfrica crece respecto de 2002, retrocedió en 2009, y, para este año, está programada una feria para maquinaria agrícola, además de un bar temático que se prepara junto con Cancillería con motivo del Mundial de fútbol y al que llevaremos distintos productos. En el sudeste asiático hay posibilidades para el sector químico y el del plástico, máquinas y aparatos, alimentos”. Agrega que “por la crisis cayeron las ventas a países como Estados Unidos, España, México, Francia. Pero se trata de mercados tradicionales: una vez que sus economías se recuperen, volverán a comprar bienes y servicios argentinos”.

En ese sentido, los vinos figuran entre los productos con mayor crecimiento en Estados Unidos, y allí llegan grandes empresas y bodegas boutique. “Los vinos argentinos ganan espacio en las góndolas y aumentan su presencia respecto a los chilenos, que eran los más conocidos. La brecha entre ambos países cayó porque hubo un gran esfuerzo de los bodegueros nacionales por posicionar sus productos”, afirma Fernando Furci, líder de Comercio Internacional y Desarrollo de Negocios, de la Cámara de Comercio de Estados Unidos en la Argentina (AmCham). Pero también hay oportunidades para las exportaciones de aceite de oliva, arándanos, té, alimentos gourmet, kosher y orgánicos. “En especial crece la demanda de productos orgánicos, los consumidores son de alto poder adquisitivo. En Nueva York, Los Ángeles o Miami, están dispuestos a pagar más por un alimento certificado orgánico o kosher”, sostiene Furci.

Para vender en Estados Unidos, Furci indica que se necesita conocer el mercado, diseñar una estrategia y elegir los Estados a los que se quiere llegar. “En la costa Este y la Oeste la población es cosmopolita y receptiva a una variedad de bienes y servicios. Las empresas que quieren exportar deben cuidar aspectos como el packaging, etiquetado, cumplir con las regulaciones. Así se puede exportar en forma sustentable”, indica el directivo.

Sectores
Los sectores más dinámicos a la hora de comercializar en el exterior son los de productos químicos, plástico, metalmecánica, maquinaria y equipos. En el caso de la industria del plástico más del 90% de las firmas son pequeñas y medianas. Se exportan envases, artículos para la construcción y de bazar, productos semielaborados, como películas y placas. En 2009 la caída en las toneladas exportadas fue del 7,5%, y para este año se espera un crecimiento del 4%, según datos de la Cámara Argentina de la Industria Plástica (Caip). Brasil recibe el 40% del total de los envíos al exterior, Uruguay el 13,4% y Chile el 15%. Otros destinos son Paraguay, Bolivia, Estados Unidos, y Perú, en el que aumentó la demanda en los últimos años. Las empresas que producen silobolsas incrementaron las ventas a países de Europa y para este año esperan un crecimiento entre 30 y 40%.

“Las empresas que exportan hace años mantuvieron sus clientes y buscan otros. No realizan envíos esporádicos, invier-ten y trabajan para llevar sus productos al exterior. El año pasado las ventas disminuyeron por la crisis, pero se están recuperando”, explica Sergio Hilbrecht, subgerente de la cámara. Agrega que un desafío para 2010 es aumentar las ventas a Brasil: “El intercambio es deficitario para la Argentina, exportamos e importamos productos similares. La economía brasileña crecerá este año, y se presentan oportunidades para las pymex. También en Uruguay y Chile”. En la agenda de la industria figuran ferias a México y Alemania, además de misiones comerciales a Perú y Colombia.

En el sector de las autopartes, el 80% son pequeñas y medianas empresas. Las exportaciones cayeron un 25% en 2009, y para este año se estima una recuperación del 16%. “Las ventas aumentarán si se reactiva la economía. Los costos están subiendo, lo que deteriora la competitividad. En la medida que cae la rentabilidad, hay menos posibilidades de invertir”, afirma Juan Cantarella, gerente General de la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (Afac). Los principales destinos para las autopartes son Brasil, Estados Unidos, México, Venezuela y Chile. También llegan a Alemania, España y Francia.

Otra industria integrada casi en su totalidad por pequeñas y medianas empresas es la textil. “La caída en la actividad comenzó en 2008, las empresas acumularon stock y las exportaciones retrocedieron un 22%. Pero la reactivación comenzó en el último trimestre del año pasado”, señala Mariano Kestelboim, economista de la Fundación Pro Tejer. Los principales destinos son Uruguay, con el 26,5% de las exportaciones, Brasil el 24% y Chile el 16%. “El segmento más dinámico es el de la indumentaria, en especial en diseño hay un gran potencial. Las firmas que quieren llegar con su marca al exterior deben realizar importantes inversiones en marketing, locales, y no todas están en condiciones de hacerlo”, indica Kestelboim.

En el sector del calzado también predominan las pequeñas y medianas empresas. Los principales destinos para los productos son Uruguay, Chile, Paraguay, Bolivia, Brasil, además exportan a España y Estados Unidos, entre otros. “En estos años las empresas trabajaron para llegar a los mercados con productos diferenciados, de alta gama y diseño. Se están organizando consorcios de exportación, lo que permitirá ampliar la oferta, y se buscan nuevos destinos”, señala Laura Barabas, gerente de la Cámara de la Industria del Calzado (CIC). El sector participa en ferias en la región y presentó sus productos en Italia, Australia, Alemania. Para la exposición en el país (Efica), organizan rondas de negocios con compradores del exterior. La producción de la industria en 2009 fue de 95 millones de pares.

Estrategia
El incremento de costos, la caída de la rentabilidad y la alta presión impositiva, se cuentan entre las preocupaciones de los hombres de negocios, según un estudio de la Fundación Observatorio Pyme. Para 2010 sus expectativas de crecimiento son moderadas, y no consideran importantes aumentos del empleo ni de la inversión.

“Con el alza de los costos las empresas pierden competitividad, lo que dificulta exportar. También para ampliar la capacidad productiva y abastecer a los mercados interno y externo se necesitan inversiones, pero ante un contexto de incertidumbre los empresarios las postergan”, señala Claverí, de Abeceb.com.

Por su parte, Félix Peña, director de la maestría en Relaciones Comerciales Internacionales de la Universidad Nacional de Tres de Febrero (Untref), sostiene que “las perspectivas en el mediano y largo plazo para las pymex son positivas, pero necesitan desarrollar una estrategia para insertarse en el mercado internacional”. Entre los requerimientos, el experto recomienda a las empresas definir sus ventajas competitivas, a qué mercados pueden dirigirse, conocer las preferencias de los potenciales consumidores, contar con una página web, certificar calidad, viajar, preparar folletos en varios idiomas y mejorar los procesos logísticos. “También deben plantearse la asociación con otros productores para ganar en escala. No hay mercado al que las empresas no puedan ingresar, pero es imprescindible diseñar una estrategia”, cierra.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos