Color y buenos negocios en la cabeza

Color y buenos negocios en la cabeza

La empresa especializada en la producción de coloración capilar, nació en el garage familiar. Hoy factura $ 35 millones y gana mercado con el relanzamiento de la marca Bonmetique. 21 de Julio 2011
Víctor Plumari tenía 11 años cuando dio el primer paso que terminó en la creación de la empresa que hoy dirige. En realidad no fue un paso, sino una vuelta en bicicleta.

Su padre -Domingo Plumari- se había jubilado joven al cerrar su empresa constructora, entonces, principios de los '60, hacía transportes de mercadería a una fabricante de laca para el cabello, que se vendía en botellas de vidrio y que sostenía los altos peinados de moda. En esos días, como la marca tenía problemas financieros, le pagó los fletes a Plumari con spray, que se amontonó en el garage de la casa de Lanús. Ahí entra en escena el joven Víctor, quien cargó un par de botellas en la bolsa de los mandados y, en la bicicleta, las vendió en dos kioscos del barrio. “Y así seguí. A mi papá le dio la idea de que el producto se podía vender y comenzó a dedicarse a eso”, recuerda hoy el titular de la firma que factura $ 35 millones y prevé cerrar 2011 con exportaciones por u$s 3 millones.
Víctor terminó el secundario y pasó un tiempo por la UTN de Avellaneda, donde comenzó estudios de ingeniería. Mientras tanto, trabajaba con su padre, quien había comenzado a fabricar spray, champú, esmaltes y tinturas para el cabello, en dos locales que estaban en la planta baja de la casa donde vivían, bajo la marca Plumari. “Alrededor del '78 nos orientamos a productos de cosmética capilar porque nuestro canal de ventas eran los salones de peinado”, cuenta Plumari quien, desde los 22 años, trabaja full time en la empresa familiar.

A lo largo de más de 40 años de historia, la marca sacó al mercado productos que impulsaron un rápido crecimiento. Uno de ellos es Interflex (en 1981), una línea de champú, acondicionador y crema capilar de algas marinas. En 1986 lanzaron la marca Nougat, una tintura sin oxidante ni amoníaco que se aplica directamente. Hoy, la empresa tiene el foco inversor puesto en Bonmetique, la marca que compraron hace dos años con un desembolso superior a $ 1 millón. “Hace un año comenzamos una investigación de mercado y a hacer focus group. Nos dimos cuenta de que es una marca muy bien posicionada en la mente del consumidor entonces empezamos el relanzamiento de esa y otras marcas de la empresa”, cuenta Plumari. La apuesta es importante: Susana Giménez es la cara de la campaña de comunicación.

La empresa tiene hoy, en el mercado, las marcas: Plumari Professional, Lindsay, Nougat, Country Girl, Algaline, Mystic, Vito y la línea para hombres Strategy. En 2010 comenzaron a exportar a Francia e Inglaterra, desde donde los productos salen a Bélgica, Holanda e Irlanda.

Actualmente, la fábrica funciona en una planta de 5.000 m2 en Lanús, donde nació y fue creciendo a partir de la compra de propiedades linderas. “Fuimos invirtiendo a medida que íbamos progresando. Mucho se hizo con reinversión de utilidades pero también a través de créditos”, dice el empresario. De hecho, agrega, “estamos creciendo en ventas a Europa y Australia con créditos blandos para exportación, un 33% en el primer semestre de este año contra el mismo período de 2010”. Plumari también destina a marcas de terceros “una parte importante de la producción”.

Familia empresaria
En la firma trabajan hoy tres hijos de Plumari: Yanina (en el área de marketing y producción), Federico (administración) y Pablo (ventas). El empresario que pasó por el programa de Dirección para Pymes del IAE, reconoce: “La condición para formar parte de la empresa es ser profesional, aunque también me hubiera gustado que trabajaran primero en otro lado”. Esta condición está prevista en el protocolo que rige la empresa familiar y que contempla, además, que no pueden ingresar amigos ni familiares políticos.

Perfil
- Facturación prevista 2011: $ 35 millones (sin contar exportaciones)
- Exportaciones previstas 2011: u$s 3 millones
- Ventas externas: más de 1 millón de unidades en el primer semestre de 2011
- Estiman que para el 2011 las ventas al exterior aumentarán el 40% 
- Principales destinos: América latina, Francia, Arabia Saudita, Australia, Inglaterra y Estados Unidos
- Empleados: 120 (directos e indirectos)

Plumari dixit
- "La inflación en dólares nos hace salir del mercado. No se pueden subir los precios a un cliente del exterior de la misma manera que se hace localmente. Se pierde rentabilidad o se trabaja a pérdida esperando que esto cambie. Pero estamos aguantando porque desarrollar mercados externos cuesta mucho tiempo".
- "El año pasado sumamos el mercado europeo; somos más competitivos allí que en Estados Unidos o Panamá". 
- "En nuestro sector es más difícil exportar porque juegan factores como gustos, trámites de salud pública locales y del país de destino. Pasa más de un año desde que se identifica un potencial cliente y se concreta la venta".
- "Pagamos 5% de derechos de exportación. Los reintegros, también de 5%, se hacen efectivos más de un año después".



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos