China, del campo a la ciudad

China, del campo a la ciudad

El número de habitantes en las ciudades superó al de los sectores ruralres por primera vez en la historia. Además, el PIB creció más de lo esperado. 17 de Enero 2012

Por primera vez en la historia más personas viven en ciudades de China que en sectores rurales, un dato que también apunta a una presión de la oferta de trabajo en la segunda economía global y que podría rediseñar el panorama manufacturero del mundo.

Algo más del 51 por ciento de los 1.350 millones de habitantes de China vivían en ciudades y municipios a finales del 2011, informó hoy la Oficina Nacional de Estadística China, cruzando el umbral luego de tres décadas de rápido crecimiento en la nación más poblada del mundo.
Las fábricas a lo largo del delta del río Perla se dispararon en el mismo período mientras cientos de millones de personas acudían a las ciudades en busca de trabajo, ayudando a mantener bajos los costos laborales.

Sin embargo, un experto en desarrollo en el delta dijo que los trabajadores están ahora incrementando su demandas de alzas salariales y mejoras de condiciones, a medida que aumenta la vivienda y el costo de vida en las urbes.

“Es una señal clara para todos los inversores: la mano de obra barata en China se está acabando y nunca volverá”, dijo Cheng Jiansan, profesor en la Academia de Ciencias Sociales de Guangdong a la agencia Reuters.

Datos. En 2011, la población rural china cayó a 14,6 millones, igualando el número de habitantes de Camboya, según datos.
Sin embargo, el índice de urbanización se ha ralentizado, arrastrando a la oferta laboral, a pesar de que el desplazamiento masivo de la gente seguirá guiando la economía china durante los próximos años.
La población china está envejeciendo rápidamente, lo que reduce aún más el mercado laboral ya que el número de personas mayores de 65 años es de casi 123 millones, lo que casi iguala toda la población de Japón.

Subas. Mientras tanto, el Producto Interior Bruto (PIB) de China creció un 9,2% en 2011, por encima del objetivo del 8% fijado por el gobierno, pero volvió a ralentizarse en el cuarto trimestre, cuando subió un 8,9%, dos décimas menos que en el tercero.

Se trata de la peor suba trimestral en dos años y medio (desde el segundo cuarto de 2009, cuando fue de sólo un 7,9%), aunque este freno entraba en los planes de ‘aterrizaje suave‘ de Pekín, después de que en el primer trimestre el PIB ascendiera un 9,7%, el segundo un 9,5% y el tercero un 9,1%.

El PIB chino en 2011 ascendió a 7,46 billones de dólares (5,87 billones de euros), lo que consolida al gigante asiático como segunda economía mundial, sólo por detrás de Estados Unidos, un año después de haber superado a Japón.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos