Cardiología a distancia

Cardiología a distancia

Desde 2008, la empresa brinda servicios de telemedicina acercando cardiólogos a los lugares donde no los hay. Este año, la firma proyecta lanzar su último desarrollo, un electrocardiógrafo para ambulancias y alcanzar una facturación de $ 1,2 millón. 12 de Abril 2012

La génesis de Teledignosis está en la historia de Jotatec, una empresa que desarrolla equipos cardiológicos desde 1998. Aunque son dos firmas diferentes, que comparten a tres de sus socios y conviven en la misma oficina, se complementan y a veces hasta se reparten el know how. "De alguna manera, Telediagnosis está incubada en Jotatec, por lo menos hasta que logremos darle el impulso que necesitamos para cumplir los objetivos que tenemos planteados", dice Martín Huffmann, su CEO.

Telediagnosis brinda servicio de diagnóstico a distancia; hoy, justamente por su cercanía con Jotatec, la especialidad es cardiología. Pero el objetivo es llegar a todas aquellas ramas de la medicina donde se pueda diagnosticar de manera remota. Además, el servicio se puede adaptar para que sea compatible con cualquier marca o modelo de equipos. "Lo que hicimos fue montar una plataforma de comunicación en Internet que permite conectar electrocardiógrafos, holters de presión y holters de arritmias a una computadora que envía los estudios a un equipo de cardiólogos. Éstos los informan y devuelven en menos de 24 horas en formato PDF para que el médico pueda imprimirlos y entregárselos a sus pacientes", explica el empresario.

La idea de Telediagnosis se le ocurrió a Rodrigo Linares y a los hermanos Javier y Jorge Fernández Cronenbold, todos ingenieros y socios de Jotatec. En el día a día y en contacto constante con los médicos, notaron la necesidad de achicar las distancias y ahorrar tiempos, pero el proyecto debía ser independiente a la empresa y necesitaban otro socio, que lo ponga en marcha. Martín Huffmann era el mejor candidato: trabajaba en Nexo Emprendedor, un área del Banco Santader Río y los había ayudado en el desarrollo de Jotatec. "Me ofrecieron ser el manager, pero, aunque el proyecto me interesaba, no podía dejar mi puesto en el banco. Entonces, les ofrecí entrar como inversor. En vez de comprar un departamento en pozo aposté por la empresa. Fui una especie de inversor ángel, que además se ocupaba de acercar contactos y participaba de las reuniones estratégicas", recuerda Huffmann quien, a fines de 2010, decidió renunciar a su trabajo para ocuparse full time a Telediagnosis.

Con una inversión inicial de u$s 50.000, el aporte de Huffmann, Telediagnosis le compró equipos a Jotatec y cerraron su primer gran contrato en México: 500 electrocardiógrafos. En 2011, ganaron el el primer premio en la categoría Emprendimientos en Marcha del concurso Emprendimientos Innovadores organizado por la Fundación Empretec y el Banco Nación. "Nos premiaron con $ 70.000, que se están reinvirtiendo y  $ 15.000 adicionales para un viaje de negocios que nos va a permitir ir por tercer año consecutivo a Medica, una de las ferias más grandes de tecnología médica que se hace en Alemania", comenta.

Tiempo y distancias
El alcance de las tecnologías de la comunicación demuestran no tener barreras y los socios de la empresa no sólo encontraron que la telemedicina podía ser un negocio rentable sino que aspiran a resolver la falta de recursos llevando virtualmente médicos a las zonas donde faltan. "Nuestro servicio cobra sentido cuando se piensa en pueblos del interior del país o mismo en Latinoamérica. Por ejemplo, Brasil tiene tantos cardiólogos como en Argentina, pero distribuidos en más territorio o Chile, que la especialidad tiene cupos por lo que para ejercer hay que esperar que se muera un cardiólogo", describe Huffmann.

Este año, la empresa espera lanzar su último desarrollo: un electrocardiógrafo para ambulancias. "Con este servicio, el médico disminuye los riesgos cardiológicos en la misma unidad. En diez minutos como máximo tiene el electro diagnosticado por un cardiólogo. En estos casos, la transmisión es a través de GPRS, la misma que los celulares", explica Huffmann quien ya está en negociaciones para implementarlo en un Municipio de Buenos Aires y una provincia del interior del país.

En la Argentina, Telediagnosis tiene 20 equipos con su servicio, pero entienden que aún falta "evangelizar" la actividad ya que la telemedicina es aún muy nueva. Sin embargo, los socios de Telediagnosis confían en que será revolucionaria no sólo por su beneficios para atender a distancia sino porque implica también un ahorro de costos para los médicos, clínicas y hospitales. Para Huffmann por ejemplo una sala sanitaria de barrio, puede prescindir, por lo menos para los exámenes de rutina, de la contratación de un cardiólogo. Los costos del servicio rondan los $ 400 y el equipo $ 7000, aunque también lo entregan en comodato. "Además, es importante destacar que el software es tan liviano que para las zonas donde no hay banda ancha puede transmitir a través de dial up. Y todos los datos quedan seguramente encriptados y la empresa cumple con las normas de seguridad internacionales del Health Level Seven", destaca Huffmann. La firma proyecta una facturación de $ 1,2 millón para este año.

Perfil
Año de fundación: 2008
Inversión inicial: US$ 50.000
Facturación 2011: US$ 220.000
Empleados: 20
Competidores locales: no tienen
Proyecto: implementación de un electrocardiógrafo para ambulancias



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos