Cablevisión:

Cablevisión: "Estábamos listos para llevar fibra óptica a todo el país, no para la Gendarmería"

Liderar el mercado de las telecomunicaciones, más allá de las peleas con el Gobierno, es la máxima que mueve a Carlos Moltini, Gerente general de Cablevisión. El ejecutivo participó del panel de oradores que tuvo lugar en un encuentro organizado por Revista Apertura y El Cronista Comercial. 29 de Febrero 2012

Carlos Moltini no era un hombre de perfil público. No aparecía ni en programas de televisión ni hacía declaraciones a la prensa. Sin embargo, el hecho de ser Gerente general de Cablevisión y de encontrarse un día con un allanamiento de Gendarmería Nacional en las oficinas de la empresa lo llevaron delante de los micrófonos.

Hoy, en el marco del CEO Profile 2012, un evento organizado por Apertura y El Cronista Comercial en la Rural y que contó con los principales líderes de las empresas más importantes entre sus oradores, Moltini contó su experiencia al frente de la compañía.

Con José Del Río, Director Periodístico adjunto de El Cronista y del grupo de revistas Apertura como moderador, la charla giró entre sus agitados últimos meses y su formación de vida.

“Los ataques comenzaron en 2009 y 2010, y tienen que ver con el cercenamiento de la libertad de expresión. La gente cuando vio a la Gendarmería salió a defender a la empresa, porque se ven cómodos en su trabajo y lo defienden como si fueran accionistas”, explica Montini.

- Cómo pegan estas cuestiones en el día después…
Y, es difícil. Cuando apareció la Gendarmería, entre los llamados de familia, amigos y demás, el teléfono estaba al rojo vivo. Tenés que afrontarlo desde la solidez de tu puerta para atrás. Si lo que enfrentás no es una causa noble, que le aporta a tu trabajo y al país, es muy difícil… tenés que hacerlo convencido.

- ¿Y la respuesta cuando te llamaban?
“Estoy bien, y lo vamos a resolver”. A mi familia la mandé de vacaciones, porque es un lugar fuera de la habitualidad. Estábamos preparados para llevar más fibra óptica a todo el país, no para afrontar a los Gendarmes en la puerta de Cablevisión.

- La pelea eran más bien con las telecomunicaciones…
Por supuesto. Nosotros vimos esta mutación de empresa de cable para pasar a ser un jugador activo en el mercado de las telecomunicaciones. El mundo va a ese lugar. En la época de Multicanal, a pesar de tener 1 millón de abonados, no se nos permitía esa alternativa. Y cuando compramos Cablevisión se pudo tener una escala diferente. En los últimos cuatro años hubo una inversión de US$ 300 millones. 

- ¿Por qué se sigue invirtiendo?
Se invierte porque sabemos que es una cosa coyuntural –los ataques del Gobierno-. Porque la Argentina no se va a perder tener una compañía libre de telecomunicaciones. Por eso hacemos el proceso de inversión que hacemos…

- Una de tus frases es que la vida te dio más de lo que soñaste…
Tiene que ver con el lugar de donde vengo. La gente piensa: este es Gerente Genera de Cablevisión, entonces los padres lo mandaron a una buena universidad… bueno, yo vengo de un lugar muy humilde. Soy producto de la escuela pública. Estudié y trabajé durante toda la universidad. No nací con auto y me tomaba el Roca. Y, desde ese lugar, llegar a semejante empresa, con socios extranjeros, tantos empleados… Creo que con voluntad todo se puede lograr. Es cuestión de ponerle ganas… Por eso ahora me duele que las clases no empiecen. Me acuerdo de la escuela primaria y la lucha de los padres por tener la vacante en esa escuela, que aunque era pública buscaba la excelencia. Hoy no lo siento así.

- ¿La misma exigencia te hizo terminar como abanderado?
No, esa fue mi vieja (risas). Creo que el hecho de venir de abajo te da eso de tratar de superarte. Tiene que haber condiciones para que eso también se dé.

- ¿Cuánto incidió tu familia en tu carrera?
Mi viejo laburaba todo el día. Mi mamá me volvía loco con el estudio. Era sentarnos en la mesa a hacer los deberes. E ir a inglés. Le admiro la visión. Yo creo que es fundamental. La formación tiene que ver con el hogar y con el entorno del lugar donde te formas.

- Hoy tenés 4 hijos, estás casado, ¿Qué transmitís del esfuerzo?
La verdad que los chicos me pueden. Les doy todo lo que puedo. Soy como mi vieja, de martirizarlos con el tema del estudio, de las notas. Creo que el tema es eso: estar atrás de las cosas. No hay nada que suplante a los padres. Y hoy hay una cuestión que se espera que el colegio cumpla el rol de padre que el mismo padre.

- Vos hablabas de tu padre como ejemplo de trabajo. ¿Creés que tus hijos dirán lo mismo de vos?
Yo soy un padre presente. Tengo la suerte de tener fines de semana –a diferencia de mi viejo-.

- ¿Cómo manejás el tema del debate y la decisión?
Yo digo que en una empresa tiene que estar el debate y la decisión. Tengo un estilo donde la decisión no es “porque me parece”. Trato de que se me entienda, de que se me comprenda. Hay momentos de la compañía donde se puede tener un momento distendido. Pero cuando está la Gendarmería en la puerta hay que tomar una decisión. Si no es todo una anarquía.

- ¿Hoy sigue todo en la justicia?
Sí. Hay una inhibitoria respecto al juez.

- ¿Cuál es tu meta en Cablevisión?
Mi meta es que el próximo Gerente sea formado en la compañía, y quiero retirarme con Cablevisión liderando el mercado de las telecomunicaciones. Todas nuestros dividendos se reinvierten acá. No se reparten en España ni en Italia.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos