CFK sobre el 82% móvil:

CFK sobre el 82% móvil: "Esto es una ley de quiebra del Estado"

La presidenta Cristina Fernández vetó en forma total la ley que elevó las jubilaciones al 82 por ciento del salario mínimo, vital y móvil. Volvió a pegarle duro a la oposición y llamó a Cobos "vicepresidente okupa". 14 de Octubre 2010

La presidenta Cristina Fernández vetó en forma total la ley que elevó las jubilaciones al 82 por ciento del salario mínimo, vital y móvil, sancionada por el Congreso, por considerar que la norma representa "la quiebra del Estado" y una "estafa" a la clase pasiva. Poco después de las 20, y en un acto en la Casa de Gobierno, Cristina Fernández anunció su decisión de vetar la ley con los mismos argumentos que había esgrimido al mediodía en el partido bonaerense de Moreno. 

"Tengo mucha responsabilidad, son 40 millones de personas que dependen de las cosas que hagamos los que tenemos responsabilidad en el Estado", dijo y agregó: "Además está la historia, que yo quisiera recordar, está en el decreto en el cual he vetado esta ley de quiebra que ayer sancionó el Parlamento". 

También explicó que "lo que sancionó el Parlamento, la ley de quiera del Estado, no puedo permitirlo como Presidenta de la Argentina. Me obliga a mi la ley, que cuando se sanciona una norma que aumenta gasto y egresos tiene que poner de dónde viene. Además de esta cuestión está claro que lo que se intenta es desfinanciar y quebrar el Estado". 

Previamente, en Moreno, Cristina Fernández justificó su decisión y atacó duramente al vicepresidente Julio Cobos por haber desempatado y votado a favor de la norma, lo cual revivió el desenlace de la polémica resolución 125 que fijaba retenciones móviles a las exportaciones de granos. Según argumentó, "si este gobierno pudiera hacer eso, no daría el 82 por ciento, seguramente daría el 100 por ciento".

"Vicepresidente okupa"
La Presidenta llamó este mediodía "vicepresidente okupa" al radical Julio Cobos por haber votado la ley del 82% móvil para las jubilaciones mínimas, y dijo que "por componente genético" asimila "mejor algunas traiciones".

Sin embargo, la jefa de Estado advirtió que "somos tan respetuosos de la legalidad y de la Constitución, que queremos que (Cobos) quede alli hasta el 10 de diciembre cuando termine su mandato, que no se piense que nadie va a pedirle la renuncia".

"Si yo no ejerciera mi cargo de acuerdo a la Constitución y a la legitimidad que me dieron los votos, sería una Presidenta okupa. Tenemos un vicepresidente okupa", aseveró Fernández de Kirchner.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos