CFK derogó el decreto del Fondo del Bicentenario

CFK derogó el decreto del Fondo del Bicentenario

Lo anunció durante la apertura de sesiones en el Congreso. Dijo que anuló el DNU porque la norma se "desnaturalizó judicialmente" y firmó un nuevo decreto que dispone el uso de más de US$ 4000 millones para el pago de deuda. 01 de Marzo 2010

Cristina Kirchner anunció ante el Congreso la derogación del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) por el que había ordenado crear el Fondo del Bicentenario, que desató una fuerte crisis institucional por el uso de US$ 6569 millones de reservas del Banco Central para pagar deuda pública. Además, derivó en la salida de Martín Redrado de la presidencia de la entidad monetaria. No obstante, en el mismo acto, ratificó que usará fondos del BCRA para cancelar esos pasivos.

Asimismo, informó que a través de un decreto simple reglamentó el pago a los organismos internacionales para este año por unos U$S 2178 millones, tal como surge de la Ley que permitió pagar la deuda con el FMI y anunció que, a través de un nuevo DNU, se decidió la afectación de la diferencia de reservas que será monitoreada por una Comisión Bicameral que ‘siga, vigile y controle cada uno de los pagos‘ que se efectivicen durante el presente año con las mismas.

Fernández de Kirchner reiteró que el canje y la “señal positiva” a los inversores que se pretendía dar con el Fondo del Bicentenario son vitales para que el país pueda regresar a los mercados internacionales a financiarse a tasas razonables, algo que no ocurre desde el estallido de la severa crisis de 2001. “Desde aquí se declaró el default más grande de la historia. De ahí en más Argentina se convirtió en una paria internacional”, sostuvo Fernández en el recinto del Parlamento, al inaugurar el 128 período de sesiones legislativas.

Antes de anunciar la derogación de la medida, la mandataria defendió la atribución del Poder Ejecutivo para emitir decretos y justificó la creación del fondo para evitar el pago de “tasas altísimas” al que es sometido el país. “Esta política de desendeudamiento es la que apunta fundamentalmente a seguir destrabando un problema estructural macroeconómico”, dijo Fernández. Desde la oposición aseguran que, con el impulso del fondo, el Ejecutivo pretendía esconder los problemas fiscales del país y apropiarse de los recursos del Banco Central para sustentar el alto gasto público.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos