Búsquedas ejecutivas, en alza

Búsquedas ejecutivas, en alza

Luego de un 2009 difícil, la demanda de ejecutivos comenzó a crecer nuevamente. Un grupo de headhunters delinea las principales tendencias y señala los rubros más dinámicos y los perfiles más requeridos. 19 de Abril 2010

Hacia fines de 2009, muchas empresas reactivaron proyectos, levantaron el congelamiento de las contrataciones y se lanzaron a captar ejecutivos en el mercado. Esto se reflejó en una reanudación de las búsquedas para cubrir posiciones de alta gerencia. Según el Indice de Demanda Ejecutiva (IDE), que elabora trimestralmente el portal RH en base a datos de más de 40 consultoras-, la actividad creció un 47.5% en diciembre de 2009 respecto al trimestre anterior, y un 35.3% interanual. Para los headhunters, este tipo de índices son predictores de la demanda laboral general.Susana Larese, de Staton Chase, explica: “Cuando la economía entra en zona de turbulencias, empiezan a desaparecer puestos ejecutivos. Muchas empresas hacen su recorte por allí, ya que los cargos altos tienen un impacto en el payroll importante”. Por el mismo motivo, cuando el clima de negocios mejora y se desempolvan o generan nuevos proyectos, las búsquedas ejecutivas son las primeras en reanudarse.

Larese destaca que “la demanda ejecutiva será este año significativamente mayor a la del año pasado. Desde principios de 2010, se observa mayor actividad en las empresas, y más consultas. Tuvimos un verano inusualmente movido y creemos que el próximo semestre va a continuar con esta tendencia”.

Rubén Heinemann, de Oxford Partners, coincide con el diagnóstico. “Desde junio del año pasado, la demanda fue sostenida sobre todo en los rubros de retail, industria y consumo masivo”. No obstante, el consultor tampoco se sorprende por los llamados y pedidos de búsquedas que debió atender durante el verano. “Tradicionalmente, las empresas aprueban sus presupuestos hacia fines de año, y, si son positivos, tratan de contratar gente cuanto antes. Es por esto que, desde fines de noviembre a marzo, suele haber mucho dinamismo”.

En tanto, Germán Vidal, de Korn Ferry, asegura que “el panorama es muy positivo, no sólo por una mayor cantidad de búsquedas de personal de alta dirección, sino porque los tiempos de esas búsquedas se acortan”. El socio a cargo de la oficina local de la empresa de búsquedas agrega que las áreas con más demanda son Comercial, Manufactura, Finanzas y Recursos Humanos.

Por su parte, Edgar Medinaceli, de Russell Reynolds, amplía: “Dentro de una reactivación general, las posiciones más buscadas serán las financieras y comerciales, seguidas por las de operaciones y Recursos Humanos”. Para el último caso, Larese razona: “Se debe a que ahora (el área) es vista como socia del negocio, y no meramente un área funcional”.

En general, y con una demanda alta pero estable, las industrias más dinámicas continuarán siendo Informática y Telecomunicaciones. En tanto, rubros no tradicionales como el turismo y las industrias culturales comienzan también a generar nuevas posiciones para mandos medios.

Clima de negocios

La especialista de Stanton Chase destaca que “este año hay un mejor humor de negocios, a pesar de ciertos remezones políticos. Por ejemplo, las compañías agroindustriales están muy activas, contrariamente a lo que podría pensarse por la conflicitivad del sector”.

De todos modos, los especialistas consultados advierten que la mayoría de las posiciones a cubrir son reemplazos y puestos que habían quedado vacantes. Hay poca creación de gerencias y direcciones nuevas.

Una tendencia en las nuevas búsquedas ejecutivas es que “vuelven a demandarse perfiles más estratégicos, que no están tanto en el día a día, sino que son capaces de planificar a largo plazo”, dice Larese. Esta es una diferencia con las búsquedas ejecutivas que se realizaron durante los meses de crisis, en los que se requieren perfiles más operativos, que resuelvan las cuestiones del aquí y ahora.

Por su parte, Alberto Armoni, de Ray & Berndtson, tiene una visión un tanto distinta sobre la influencia del contexto de negocios: “Hacia fines del año pasado, con la renovación del Congreso en la Argentina, el panorama para los proyectos de negocios era prometedor y se reanudaron las búsquedas ejecutivas. Sin embargo, a partir del conflicto por el Banco Central, empezaron a frenarse los proyectos”, señala.

El consultor, que maneja búsquedas regionales para Colombia, Perú y Chile, destaca que “en otros países, el entorno político está más alineado con el empresarial”. Sin embargo, si algo comparte la Argentina con los demás países de la región es que el tsunami financiero, que derribó a la economía global, llegó con retraso a América latina. “Esto hizo que la caída de la demanda ejecutiva internacional no se notara hasta 2009. Por otro lado, los sectores de bancos y finanzas, que fueron los más golpeados, ya tenían un bajo nivel de demanda ejecutiva en la Argentina, por lo que la caída no fue tan notoria”, indica Armoni.

Los skills más buscados
Según los especialistas consultados, entre las habilidades más demandadas para cubrir posiciones gerenciales y directivas están la flexibilidad y la multiculturalidad. “Se necesitan personas capaces de gestionar regiones más allá de Argentina, y en cuanto a los skills, hay un mayor foco en la capacidad de liderazgo de equipos y negociación”, destaca Medinaceli.

Para Vidal, de Korn Ferry, las competencias más requeridas son visión de largo plazo, flexibilidad para modificar enfoques y tácticas ante nuevos escenarios; tolerancia a la ambigüedad y sentido del humor para relativizar las situaciones y mantener el entusiasmo del equipo”.

En tanto, Larese sostiene que las habilidades más requeridas en estos tiempos son “capacidad de escucha y de negociación, y gestión de la diversidad cultural e intergeneracional. “Hoy, conviven en la empresa personas de 20 a más de 50 años y no se motivan de igual manera, como tampoco es lo mismo liderar a un grupo de argentinos o a un grupo de mexicanos, en el caso de las posiciones regionales”, ejemplifica la directora de Stanton Chase.

Un fenómeno que ha entrado de lleno en el panorama empresarial es la profesionalización de las compañías familiares. Esto impulsa la contratación de ejecutivos externos, muchas veces provenientes de compañías multinacionales, pero que deben tener “flexibilidad y cintura para adaptarse a estructuras y métodos de decisión netamente familiares”, apunta Armoni, de Ray & Berndtson.

Uno de los segmentos que comenzó a crecer es la demanda por ejecutivos del interior. Su base es la expansión de ciertos sectores como el agro y la minería, que se desarrollan en localidades pequeñas del interior del país y que precisan de directivos que sepan interpretar y gestionar las características culturales de las provincias.

En cualquier caso, si algo dejó la crisis financiera global es un freno importante a las expatriaciones. “Las grandes corporaciones evalúan hoy el costo, que suele ser alto, versus los beneficios, que no lo son tanto. Por eso, se abstienen de mover a sus ejecutivos de un país a otro, salvo casos excepcionales. Hoy, la tecnología permite que se puedan manejar equipos y mantener reuniones en forma remota, con lo que la necesidad de viajar también mermó bastante”, concluye Heinemann, de Oxford Partners.

Los skills más requeridos
- Visión estratégica y de largo plazo.
Flexibilidad para modificar enfoques y tácticas ante nuevos escenarios.
-
Tolerancia a la ambigüedad y sentido del humor para relativizar las situaciones y mantener el entusiasmo del equipo.
- Capacidad de negociación.
-
Adaptabilidad al contexto de empresas familiares y mercados regionales.
-
Capacidad de escucha.
-
Habilidades de liderazgo y motivación de equipos de distintas generaciones y culturas.

Tendencias
- Agronegocios y Logística serán los sectores más dinámicos en cuanto a búsquedas y contrataciones de ejecutivos.
-
Muchas búsquedas se focalizarán en el interior del país, para cubrir posiciones en compañías de minería, agromaquinarias y petróleo, entre otras
- La mayoría de las búsquedas son para cubrir posiciones vacantes; hay pocas posiciones nuevas de alta gerencia.
-
Sectores no tradicionales como el turismo y las industrias culturales están generando nuevas posiciones para mandos medios
- Informática y Telecomunicaciones continuarán con una demanda alta pero estable
- Las empresas familiares que comienzan a profesionalizarse demandarán ejecutivos flexibles y con capacidad de negociación
-
Crecerá la demanda de ejecutivos para puestos directivos regionales, en los que el ejecutivo tendrá varios países a cargo.
-
La “regionalización” de las posiciones ejecutivas implicará mantener reuniones virtuales con el equipo de trabajo, reemplazando en muchos casos a los viajes corporativos.
-
A partir de la crisis financiera internacional, se redujeron las deslocalizaciones. Se intenta cubrir las vacantes con ejecutivos locales.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos