Buenos Aires, aplazada en sustentabilidad

Buenos Aires, aplazada en sustentabilidad

Según el Latin American Green City Index, la ciudad se sitúa debajo del promedio en variables ambientales como uso del agua, calidad del aire, tráfico y manejo de desechos. 17 de Marzo 2011

Hoy más que nunca, Buenos Aires es una expresión de deseos. La capital de la Argentina tiene uno de los promedios más bajos en calidad del aire comparado con ciudades similares latinoamericanas. Y no le va mejor en el ítem "manejo del agua". Aquí la Reina del Plata se lleva la peor nota, gracias a un consumo promedio que duplica al de las otras ciudades. Los datos provienen del "Latin American Green City Index", un ránking de sustentabilidad que incluye a 17 ciudades latinoamericanas y se presentó durante el Encuentro Internacional de Alcaldes que se realizó días previos a la Cumbre Mundial de Cambio Climático (COP 16) en México.

El estudio elaborado por The Economist Intelligence Unit fue financiado por Siemens e incluyó la participación de un panel de expertos internacionales en Medio Ambiente y Desarrollo Urbano. Para evaluar a las ciudades, los especialistas tuvieron en cuenta ocho aspectos: energía y emisiones de CO2; uso de la tierra y edificios; sistemas de transporte; gestión de los deshechos; acceso y uso del agua; servicios de saneamiento; calidad del aire y gobernanza medioambiental.

Participaron de la evaluación los principales centros urbanos de la región: Belo Horizonte, Bogotá, Brasilia, Buenos Aires, Ciudad de México, Curitiba, Guadalajara, Lima, Medellín, Monterrey, Montevideo, Porto Alegre, Puebla, Quito, Rio de Janeiro, Santiago y Sao Paulo, por orden alfabético. El ránking fue liderado por Curitiba, la única ciudad que obtuvo "muy por encima del promedio" en materia ambiental, y en el extemo opuesto se situaron Guadalajara y Lima . Buenos Aires se situó en líneas generales "debajo del promedio", junto a su vecina Montevideo. Desglosado por ítems la capital argentina obtuvo una calificación "promedio" en tres de los aspectos evaluados (energía y CO2, uso de la tierra y edificios, y gobernanza ambiental); "debajo del promedio en otros tres: manejo de deshechos, servicios de saneamiento y calidad del aire; y "muy por debajo del promedio" en manejo del agua.
De acuerdo al informe, "Buenos Aires es la ciudad con el PBI per cápita más alto de las seleccionadas". Sin embargo, esto no influyó positivamente en su performance ambiental.

Derroche de agua
El manejo del agua es -según el índice- el principal problema ambiental porteño. "Si bien casi el 100% de la población tiene acceso a agua potable, los habitantes tienen el promedio de consumo más alto de la región (669 litros por día por habitante). Esto implica más del doble del promedio de las otras 16 ciudades (264 litros). Sumado a esto, un 41% del vital recurso se pierde por fugas (frente a un promedio regional de 35%) , y es la única ciudad del ránking que no tiene un código para mejorar la calidad y el uso del agua potable.

Para Antonio Brailovsky, economista especializado en Ecología y ex defensor del Pueblo de la Ciudad , "no es sorprendente que Buenos Aires se sitúe por debajo del promedio en la temática ambiental, y mucho menos lo es con relación a su manejo del agua. Tenemos en la ciudad, compartido con municipios de la provincia, la gran cloaca del Riachuelo. Recién en los últimos años, a partir de unas sentencia de la Corte Suprema que obliga al Estado a ocuparse del tema, se han encarado tareas de limpieza en la superficie y en los márgenes, aunque aún falta que las empresas reconviertan sus sistemas de producción y vertido de efluentes", destaca el especialista. "Buenos Aires tiene enormes problemas de polución ambiental, un manejo ineficiente de los residuos, niveles de ruido insalubres y poca cultura ciudadana, lo que hace que miremos para otro lado cuando un vecino con su perro están ensuciando la vereda", sentencia Brailovsky.

Desde otra óptica, la ingeniera Graciela Gerola, ex titular de la Agencia de Protección Ambiental porteña, se muestra en desacuerdo con el lugar que obtuvo Buenos Aires en el Green City Index. "No me parece, de acuerdo a los parámetros de evaluación que se tomaron, que Buenos Aires esté peor que Río de Janeiro,", señala. "La ciudad tiene puntos débiles, como la contaminación de los cursos superficiales (Riachuelo), el tránsito y la contaminación sonora. Pero tiene puntos fuertes, que se basan en su excelente situación geográfica y los vientos que hacen que, existiendo contaminantes en el aire, estos sean rápidamente disipados". "El camino para llegar a ciudades más sustentables es repensar la forma en que las administramos", propone el especialista en ecología urbana Nicholas You. Para el ex director de UN-Hábitat, las políticas cortoplacistas y un enfoque fragmentado de los temas ambientales son los principales enemigos de la sustentabilidad. "El crecimiento de las urbanizaciones informales es una problemática común a todas las ciudades latinoamericnas", destaca You. En este sentido, señala que la tendencia actual es mejorar estos asentamientos en lugar de tratar de removerlos.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos