Buenos Aires-Doha, sin escalas

Buenos Aires-Doha, sin escalas

En su paso por la Argentina, Akbar Al Baker, CEO de Qatar Airways, anunció la intención de la firma de contar con un vuelo directo entre ambas ciudades y anunció un plan de inversiones de US$ 40.000 millones para los próximos tres años. 01 de Diciembre 2010

No todo son despidos, recortes y paros en el mercado aéreo. Qatar Airways, una de las principales líneas aéreas del país homónimo, busca reforzar su posición en la Argentina. En junio de este año, la aerolínea inició los vuelos desde Buenos Aires a Doha (Qatar), con escala en San Pablo (Brasil), y desembarcó así en América latina, una de las regiones, según sostuvieron desde la empresa durante una conferencia de prensa en el Hotel Alvear, de gran interés para la firma.

“El crecimiento de Qatar Airways en el mercado de América latina durante los primeros cinco meses que la empresa estuvo en la región fue excepcional. Nuestra ruta fue muy bien recibida por los pasajeros”, dijo Akbar Al Baker, CEO de Qatar Airways. El viaje de 18 horas que la firma hace entre ambos países es el más largo de la red y se pudo realizar gracias a la incorporación del B777-200, uno de los ocho Boeing que forma parte de las 84 aeronaves de la flota. “Nuestra verdadera intención era desembarcar en 2004, pero no logramos tener los aviones antes”, declaró Al Baker. Además explicó: “Tenemos intenciones de sumar un vuelo directo pero eso será en el largo plazo. Todavía no tenemos mercado suficiente en la Argentina y Qatar Airways no se encuentra en condiciones de afrontar ambos vuelos”.

Según indicó, la Argentina cuenta con un público corporativo que responde a la oferta cinco estrellas que ofrece la empresa, además de una comunidad siria muy importante. “Creo que la acción va a fortalecer las relaciones económicas entre la Argentina y Qatar”, sostuvo. Desde enero de este año, ambos estados firmaron tres acuerdos de cooperación en las áreas de economía, comercio y deportes.

Proyecto de alto vuelo
El desembarco de Qatar Airways en la región se hizo en el marco de un agresivo plan de expansión que la firma transita en los últimos años. En los últimos 10 meses, la firma público-privada (el 50 por ciento está en manos del Estado) que desde su fundación, en 1996, lleva invertidos US$ 80.000 millones, pasó de tener una flota de 72 aeronaves a una de 92 y sumó 14 millones de pasajeros. Durante 2010 la compañía se consolidó como una red mundial con alcance a 95 destinos. Los últimos en incorporar: India, Dinamarca, Turquía, Japón, España, Tailandia, Vietnam, Francia, Brasil y la Argentina. “En 2011 sumaremos Rumania, Hungría, Bélgica, Alemania y Siria”, adelantó el líder de Qatar Airways, compañía con un total de 13.000 empleados. “Somos la número tres del mundo y, como CEO, no pararé hasta ser la número uno”, disparó el ejecutivo. “No perdemos de vista los altos estándares. Desde 2004, cuando solo teníamos siete años, somos una aerolínea cinco estrellas”.

Durante los próximos tres años el plan de expansión continuará con la misma agresividad: 120 nuevos destinos y 120 aeronaves (la edad promedio de sus aviones es de tres años), para las que se desembolsarán US$ 40.000 millones. Una de las principales expectativas en este campo es reemplazar, para 2020, las dos terceras partes de la flota por naves A350. Sin embargo, ese no es el único proyecto que la aerolínea tiene en mente. Uno de las principales inversiones está hecha en el New Doha International Airport, que abrirá en 2012 y tendrá dos pistas que se usarán de modo simultáneo y capacidad para 24 millones de pasajeros en su primer año, duplicando la cifra cuando el aeropuerto se encuentre totalmente operativo en 2015. En total, implicará una inversión de US$ 14.5000 millones que se implementarán en fases. Como todo lo que proviene de la región de los Emiratos Árabes, otro proyecto que impacta.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos