Brasil no interferirá en la disputa por YPF

Lo aseguró la presidenta Dilma Rousseff durante una conferencia de prensa, donde sostuvo que el tema es "interno". Mientras tanto, De Vido le pidió a Petrobras un aumento en las inversiones. 20 de Abril 2012
La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, calificó hoy como un "asunto interno" de la Argentina la expropiación del 51 por ciento de la petrolera YPF en manos de la española Repsol. Y, en declaraciones a los periodistas, Rousseff reiteró que el Gobierno brasileño no va a interferir "manera alguna" o emitir un juicio de valor sobre cualquier asunto interno de otro país.    

La mandataria dijo desconocer el pedido de YPF de colaboración a la petrolera estatal Petrobras, que se produjo horas antes en Brasilia durante una reunión entre el ministro de Planificación argentino, Julio De Vido, y el titular brasileño de Minas y Energía, Edison Lobão. 

De Vido pidió hoy a Brasil que aumente sus inversiones en el sector petrolero de su país y propuso que Petrobras e YPF avancen en "negocios conjuntos" en América Latina.    
Lobão confirmó que De Vido le pidió expresamente que Petrobras aumente sus inversiones en el mercado de hidrocarburos argentino, que para este año están calculadas en unos US$ 500 millones.

De Vido también afirmó hoy en Brasilia que están "bien encaminadas" las negociaciones para solucionar el conflicto que surgió con la petrolera Petrobras por la cancelación de una concesión de esa empresa en la provincia de Neuquén. El gobierno de Neuquén alegó que Petrobras no había hecho las inversiones previstas en el contrato, el mismo motivo que el Ejecutivo argentino utilizó para justificar su decisión de enviar al Congreso el proyecto de ley que expropia el 51 por ciento del patrimonio de YPF, que era controlada por Repsol.

Mientras tanto, el gobernador neuquino, Jorge Sapag, aseguró que está "dispuesto a hablar" con la brasileña Petrobras por una posible revisión a la caducidad de la concesión de Veta Escondida, siempre que se permita la participación del Estado provincial.

Sapag, participó de una asamblea de petroleros en el Club Independiente de Neuquén, donde buscó llevar "tranquilidad" a los trabajadores "en lo que hace a la continuidad de las fuentes de trabajo de la empresa YPF" y "mucha tranquilidad a las empresas operadoras que están en la provincia".   

Sin embargo, lejos de la promesa de Petrobras de invertir US$ 500 millones, el gobernador aseguró que la petrolera brasilera se comprometió a invertir US$ 740 millones para los próximos años y que se pondrán en marcha unos 1000 pozos.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos