Barreal, encanto escondido

Barreal, encanto escondido

A 220 kilómetros de la ciudad de San Juan, en el valle de Calingasta y al pie de la Cordillera de los Andes, un pueblo ofrenda su calma pero también promete adrenalina y aventura. 06 de Agosto 2010

La siesta sanjuanina no parece ser tan sagrada en Barreal. Al menos si de aventuras y deportes se trata. Hacer rafting en el río Los Patos, cabalgar entre montañas en el parque nacional El Leoncito o practicar carrovelismo en el Barreal Blanco son programas ineludibles para los turistas que buscan un poco de adrenalina en medio del sosiego típico del aire andino.

A 220 km. de la capital y por un camino sinuoso que demanda casi tres horas de viaje en auto, se llega a esta localidad que apenas supera los 4.000 habitantes. Como un tesoro escondido, descubrir el encanto de la naturaleza en un sitio que, por momentos, parece suspendido en el tiempo, no deja lugar para otra cosa que la sorpresa. Las calles de tierra apenas se demarcan por las hileras de álamos y algunos sauces ocasionales. La aridez del suelo desértico con sus distintos colores se contrapone con el celeste diáfano del cielo que asoma sobre los picos nevados de la Cordillera de los Andes. La receta meteorológica infalible tiene al sol y al viento como ingredientes principales. Los lugareños dicen que no llueve desde noviembre y que de 365 noches, casi 300 tienen un cielo tan despejado que las estrellas se ven como en un sueño.

Deporte y aventura
Trekking, mountain bike, travesías en 4x4 y cuatriciclos, pesca y caminatas son algunas de las opciones en este desierto con viñedos y álamos. Pero, el rafting en el río Los Patos se impone como actividad incipiente. Si bien la temporada comienza en octubre y se extiende hasta pasada Semana Santa, este año Barreal Rafting comienza con la oferta de este deporte todo el año.

El Parque Nacional El Leoncito, que tiene 89.907 hectáreas de vegetación y fauna típicas del monte, la puna y el alto andino de la precordillera cuyana, está ubicado a 35 km. de Barreal por una ruta de ripio, la RN 149. La amplitud térmica del lugar varía de -10 a 20° C en invierno y de 8 a 32°C en verano. Allí se encuentran dos observatorios astronómicos que ofrecen visitas guiadas diurnas y nocturnas que se pautan con antelación para no interferir con la actividad de los astrónomos que vienen de todas partes del mundo a investigar satélites, constelaciones, asteroides, nebulosas, estrellas y planetas.

En el mismo lugar se encuentra el Rancho de Abajo. Desde allí parten las cabalgatas que organiza Explora Parques, una empresa fundada por dos hermanos barrealinos que ofrece servicios turísticos que van desde el hospedaje y la gastronomía hasta el cruce sanmartiniano, una expedición a caballo que dura seis días. En un plano intermedio, la cabalgata por el pedemonte del parque propone descubrir el paisaje cruzando arroyos y subiendo montes. La vista del Cerro Mercedario, principal pico de la Cordillera de la Ramada, no opaca al resto de las montañas que se destacan por tener más de 6.000 m de altura.

El Barreal Blanco, también conocido como Pampa del Leoncito, es una planicie de arcilla de 10 km. de largo y 4 km. de ancho, formada en la era cuaternaria por sedimentos aluviales. Este singular terreno reúne las características óptimas para practicar carrovelismo (windcar). Allí, Don Toro espera la llegada del viento sur pasadas las cuatro de la tarde. Parece fácil pero la guía del experto se hace necesaria aún cuando el carro no supera los 60 km. / h.

Emoción, aventura y placer pueden experimentarse en apenas tres días. Sin conexión inalámbrica ni señal para celulares, por momentos, Barreal es el lugar ideal para el desenchufe.

Datos útiles
Desde Buenos Aires, el viaje hasta la ciudad de San Juan dura casi dos horas volando con LAN, que opera hasta cinco frecuencias semanales y ofrece tarifas desde $ 660, con impuestos incluidos. Desde allí, el viaje a Barreal dura entre 2,5 y 3 horas en combi o auto.

La disponibilidad hotelera de cabañas, hosteles y bungalows no abunda por el momento, aunque los barrealinos aseguran que se viene un cinco estrellas y hospedajes con amenities para turistas más exigentes. Las casas de Acruz Apart Hotel Barreal, inauguradas en diciembre, se consiguen desde $ 200 la noche para dos personas. No tienen wi fi pero sí señal para celulares.

Una tarde de carrovela para una o más personas, que puede durar desde dos horas hasta lo que el viento quiera, cuesta alrededor de $ 250. La visita al Parque Nacional El Leoncito, con cabalgata y traslado desde Barreal incluidos, asciende a $ 290 para una persona y se reduce a $ 100 si viajan cuatro.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos