Banco Macro: Crecer comprando

06 de Septiembre 2010
Con 409 sucursales y 7921 empleados, el Macro es el primer banco privado local por tamaño de  su red, segundo del sistema en activos y cuarto en depósitos, en un cabeza a cabeza con el Galicia, y detrás del Santander y el BBVA Banco Francés. En 2009, registró una utilidad de $ 752 millones, y en el primer trimestre de este año ganó $ 246 millones, 57,7 por ciento más que en igual período del ejercicio anterior. A fines de marzo, la entidad conducida por Jorge Brito –que protagonizó un raid de adquisiciones en los últimos años, con las que fue ganando escala– sumó un nuevo eslabón, al cerrar la compra del Banco Privado de Inversiones, de la familia Estrada. La operación le aportará al Macro unos 450.000 clientes de tarjetas de crédito, la gran mayoría de ellos, de alto poder adquisitivo.

“Hoy por hoy, las tasas no pueden bajar porque existe la percepción de la gente de que la inflación está por encima de la tasa de interés. Una tasa de interés negativa puede durar poco tiempo. Primero hay que bajar la inflación, y luego las tasas”, afirma Brito respecto de los desafíos que enfrentan los bancos. Aunque no cree que haya que sembrar alarma: “Siempre la inflación es preocupante cuando supera el dígito. No es para asustarse: es para preocuparse y ocuparse”, aclara.

El titular de Adeba y voz cantante de los bancos de capital local cree que es fundamental que baje el riesgo país. “Al riesgo país del 12 por ciento en dólares hay que agregarle el del sector privado y el riesgo devaluatorio, con lo que las tasas se van al 18 por ciento. En la medida que baje el riesgo país, van a bajar las tasas”, insiste.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos