BP vende campos de petróleo y gas por US$ 7000 millones

BP vende campos de petróleo y gas por US$ 7000 millones

La petrolera británica llegó a un acuerdo con Apache. Será para afrontar gastos del derrame. 21 de Julio 2010

La petrolera británica BP alcanzó un acuerdo con la firma estadounidense Apache, que se quedará con parte de su negocio de producción de crudo y gas natural en Estados Unidos, Canadá y Egipto. El acuerdo cerró en US$ 7000 millones, informaron ambas compañías.
La operación afecta también a los terrenos e infraestructuras que la compañía posee en la cuenca Permian de Texas y en Nuevo México, en Estados Unidos; en el desierto occidental de Egipto, y también a sus negocios de gas natural en las provincias canadienses de Columbia Británica y Alberta.

Según el acuerdo de compraventa, que aún está pendiente de recibir el visto bueno de las autoridades de Estados Unidos, Canadá y Egipto, Apache deberá abonar a BP el próximo 30 de julio un depósito en efectivo de US$ 5000 millones, y se espera que la operación se complete durante el tercer trimestre de este año.

La producción conseguida durante el primer semestre del año en las propiedades de las que la británica se deshace fue de 28.000 barriles de hidrocarburos líquidos y de 331 millones de pies cúbicos de gas al día.

“Muy pocas veces tenemos una oportunidad como ésta en un área de negocio esencial y ni mucho menos tres. Se trata de un gran cambio que dará fuerza a Apache para añadir valor durante décadas a la compañía”, explicó este martes el presidente y consejero delegado de la firma estadounidense, Steven Farris, en un comunicado.

En cuanto a BP, la operación proveerá de efectivo a la británica, que trata de reunir capital para hacer frente a los costes derivados del derrame en el Golfo de México que se desató el pasado 20 de abril y en cuyas tareas de frenado y limpieza ya ha gastado cerca de US$ 3000 millones. “En los últimos dos meses la junta de accionistas ha considerado las opciones de BP para generar el efectivo necesario para cumplir con las obligaciones que iba a causar el derrame en el Golfo de México”, señaló el consejero delegado de la petrolera británica, Tony Hayward, en un comunicado.

Hayward detalló que la compañía consiguió “un precio excelente por un conjunto de propiedades que tienen más valor para otros que para BP”, lo que supone “un buen primer paso que pone de manifiesto nuestra capacidad y determinación para conseguir el máximo valor para cualquier activo que vendamos”.

La noticia de la venta de los activos de BP en esos tres países se conoció el mismo día en que el primer ministro británico, David Cameron, se reunió con el presidente estadounidense, Barack Obama, en la Casa Blanca, con quien debatió, entre otros temas, sobre el vertido provocado por la explosión de la plataforma de BP.

Tras hablar con Obama, Cameron indicó a los medios que entiende la frustración en Estados Unidos contra la petrolera por su responsabilidad en el vertido y aseguró que, en sus conversaciones con los ejecutivos de la compañía, está de acuerdo en que la empresa debe pagar los costes del vertido y limpiar la mancha negra.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos