Aumenta el pesimismo sobre el rumbo económico

Aumenta el pesimismo sobre el rumbo económico

Seis de cada diez argentinos considera que la situación económica del país es mala o muy mala, en tanto que a la misma proporción no les alcanza su ingreso mensual para “vivir con decoro”. 17 de Marzo 2010

El pesimismo sobre la marcha de la economía y lo que ocurrirá en el futuro inmediato retrocedió en diciembre y en enero últimos. Sin embargo, la caída significativa llegó en febrero. El deterioro se debió a una peor evaluación de la situación actual y de la que habrá que enfrentar en los próximos seis meses. Así surge del Índice General de Expectativas Económicas (IGEE) medido entre el 18 y el 25 de febrero a nivel nacional por la Universidad Católica Argentina y TNS Gallup Argentina, que se ubicó en 82 puntos, lo que significa una baja de 4,9 por ciento frente a enero, y de 1,3 por ciento en la comparación interanual.

“De esta manera, el índice retrocede a un valor similar al observado en noviembre de 2009 (81 puntos), permaneciendo en los niveles históricos más bajos de la serie”, precisó el informe. Los resultados mostraron que las expectativas económicas de los argentinos cayeron fuertemente en febrero, debido a un aumento en las opiniones negativas sobre la situación actual como a un significativo deterioro en las perspectivas para los próximos meses, revirtiendo el moderado optimismo registrado en diciembre y enero.

El sondeo arrojó que para seis de cada diez argentinos (62 por ciento) la actual situación económica del país es “mala o muy mala”. En tanto, sólo uno de cada diez (7 por ciento) piensa que es “buena o muy buena”, y tres de cada diez (29 por ciento) adopta una opinión intermedia.

A su vez, para siete de cada diez personas este escenario se mantendrá o empeorará en los próximos seis meses. El pesimismo es algo mayor entre los entrevistados con mayor nivel educativo, al alcanzar un 45 por ciento entre los universitarios, y un 38 por ciento en los que sólo poseen educación primaria. Por otra parte, seis de cada diez entrevistados aseguraron que el ingreso mensual familiar no les alcanza. “La proporción de personas que consideran tener un ingreso mensual suficiente aumentó entre 2003 y 2006, alcanzando un máximo en noviembre de ese año (51 por ciento). Esta situación se revirtió posteriormente, cayendo a un 44 por ciento en septiembre de 2007, y a un 39 por ciento en abril de 2008, nivel en que se mantuvo desde entonces”, concluye el informe.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos