Atracción 3D

Atracción 3D

La tecnología digital revive el negocio del cine y las grandes cadenas se pusieron en movimiento. Sus planes para un año que puede ser record. 27 de Mayo 2010
Visto con los anteojos de las tres dimensiones, el cine es mucho más atractivo. En la Argentina, el número de salas con tecnología digital (necesaria para instalar un proyector 3D) pasó de tres a 37 en un año. Además, en el “pre schedule” de las cadenas figuran al menos 15 nuevos estrenos en este formato. Es que, sólo en los dos primeros meses del año, las recaudaciones en salas 3D sumaron $ 45,4 millones, un 40 por ciento del total que facturó la industria, según datos de Rentrak Edi International. Con la llegada de la nueva dimensión, las inversiones, los estrenos, las salas con un 80 por ciento de ocupación y las funciones trasnoche están a la orden del día. “El cine volvió a resurgir”, sostienen los principales representantes del sector, que en 2009 movió en total $ 486,7 millones. La fiebre del 3D llegó para reposicionar la industria y las principales cadenas prometen aperturas de, por lo menos, 19 salas digitales, que demandarán una inversión que oscila entre  US$ 200.000 y US$ 250.000 cada una.

En la actualidad, 27 cadenas y más de 800 salas forman el circuito argentino de la industria cinematográfica. De todas ellas, sólo cinco concentran el 70 por ciento de las recaudaciones y el 40 por ciento de participación en salas, según la consultora independiente Ultracine. Hoyts, Cinemark, Village y National Amusements (NAI) se convirtieron en las líderes del mercado a mediados de los ‘90, cuando desembarcaron en el país con los complejos multisalas y desplazaron a las cadenas nacionales. Sólo la local Cinemacenter logró posicionarse quinta entre las líderes, tras reenfocar su negocio al interior del país. Desde entonces, y aunque en general la industria se mantuvo estable, las cadenas tuvieron que combatir, entre otras cosas, piratería e inflación. En el sector explican que, de los $ 20 promedio que cuesta una entrada, el ingreso que queda –tras impuestos– es de  $ 15, a dividir en partes iguales entre distribuidoras y exhibidoras.

Sin embargo, las cadenas lograron mantenerse a flote, incluso en los años más complicados. Por ejemplo, 2009: crisis económica global y gripe A mediante, las salas registraron butacas vacías durante julio, mes que concentra entre el 20 y el 30 por ciento de la facturación anual de la industria. No obstante, gracias a estrenos como “El secreto de sus ojos” y “La era de hielo 3”, que tuvieron más de dos millones de espectadores cada una, el sector logró cerrar un año con ganancias, dicen en las empresas. Y 2010 arrancó mucho mejor. La película de James Cameron “Avatar” abrió la caja de pandora y desató la fiebre del 3D. El film captó el 75 por ciento de sus ingresos mundiales –US$ 2668 millones– a través de salas de ese tipo. Además, en la Argentina, superó los 2,5 millones de espectadores y recaudó hasta el momento $ 13,2 millones. En total, la industria cinematográfica facturó en enero y febrero $ 113 millones, un 40 por ciento más que en igual período del año último, y congregó más de 6 millones de espectadores, 7,8 por ciento por encima de 2009. 

Entradas agotadas

“El año arrancó muy bien y marzo, que nos daba dudas, viene espectacular. Si julio marcha según lo esperado, creo que 2010 será un año para romper un lindo record”, dispara Pablo Lundahl, CEO de Hoyts, la cadena perteneciente al fondo de inversión Linzor Capital Partners, que proyecta facturar $ 153 millones este año. Lidera el mercado con un 22 por ciento de participación, 97 salas y 10 complejos, entre ellos los dos que más facturan del país: Unicenter, que recaudó $ 21,3 millones en 2009, y Abasto, con $ 20,2 millones. Para mantener su liderazgo, la firma instalará tres salas 3D (Moreno, Córdoba y Salta) este año, que se sumarán a las seis que ya posee. De este modo, todas sus plazas contarán con la nueva dimensión. A partir de allí, la compañía analizará la apertura de nuevas salas 3D en algunos cines. “Claramente el 3D es el hit, la nueva sensación. La gente volvió a encontrarle un sentido a venir al cine”, sostiene Lundahl. Otra de las apuestas que mantendrá son las salas premium, con una nueva apertura. Las primeras dos, con butacas que cuestan cuatro veces más que las normales, se instalaron en el complejo del shopping DOT, para el que se invirtieron US$ 6,5 millones. Además, Hoyts construirá un nuevo complejo de ocho salas en el centro comercial que IRSA abrirá en Neuquén y mira oportunidades en el interior y en Buenos Aires. “Donde aparezca un shopping aparecerá un cine”, expresa Lundahl, para quien ambos establecimientos forman la dupla perfecta. 

Otra que apuesta al matrimonio es Cinemark. La cadena planea la apertura de un nuevo complejo en Buenos Aires Mall, que abrirá sus puertas en septiembre en Tortuguitas. En materia de salas digitales, Cinemark fue la primera en instalar la tecnología en el país en 2009, y hoy lidera el segmento 3D con un total de siete salas, a las que sumará otras cuatro. “El sistema 3D viene creciendo a galope. Vemos que el mercado va por ahí, la producción de películas camina por ese lado y hay un importante número de filmes a estrenarse en 3D. De hecho, las salas hoy no dan abasto”, explica Martín Álvarez Morales, gerente General de Cinemark Argentina y Chile. Con un total de nueve complejos distribuidos en Capital, GBA y el interior del país, y un 15 por ciento de share, la compañía planea crecer un 5 por ciento en 2010.

Village, por su parte, prepara su regreso con Recoleta, complejo que fue número uno en el país hasta su cierre, en diciembre de 2009. La reapertura, con el nuevo centro comercial, está prevista para junio. “El cierre restó. Pero, en general, 2009 fue un año muy bueno”, afirma Sebastián Valenzuela, gerente General de Village. La proyección para 2010 también es positiva, según el ejecutivo. La firma, que cuenta con una sala 3D, invertirá US$ 1,5 millón para instalar otras siete, una en cada complejo. Además, Valenzuela anticipa que Village se encuentra en negociación para la apertura de nuevos complejos en 2011 en Capital Federal y el interior. “Nos gustaría aumentar nuestra presencia tanto en Capital como en el Gran Buenos Aires y el interior del país. Tucumán y Mar del Plata son dos ciudades que nos interesan”, indica el ejecutivo de la compañía, que lidera en la ciudad de Buenos Aires y es tercera en share en el mercado. El cuarto lugar lo ocupa NAI. Además de la oferta 3D (tiene seis proyectores), la firma instaló una sala IMAX en el complejo Showcase Norte. Más allá de   la tercera dimensión, esta sala cuenta con una pantalla más grande (26 x 20 metros), mejor calidad de sonido y demandó una inversión superior a los US$ 3 millones. “Hicimos la sala porque queríamos tener algo que distinguiera a Norcenter del resto de los shoppings, y que pusiera a Showcase como líder en tecnología”, expresa Oscar García Ortíz, director de Operaciones de la firma estadounidense.

En cuanto a Cinemacenter, la apuesta se focaliza en seguir creciendo en el interior. La compañía instaló su primer complejo en Santiago del Estero en 1996, con el desembarco de las cadenas extranjeras. “Decidimos irnos por una decisión estratégica y de subsistencia. Además, por entonces, entendimos que ellos no iban a entrar a este mercado por una cuestión de costos y de necesidad de masa crítica para solventarse”, explica Eduardo Suñé, director Comercial de Cinemacenter. Suñé representa la cuarta generación de la familia que empezó en el negocio en 1927 y hoy cuenta con 15 complejos y 67 salas distribuidas en distintas ciudades del interior, a las que este año se sumarán otras cinco con tecnología 3D. La compañía analiza dos proyectos en Capital y Gran Buenos Aires. 
Las cadenas demuestran que la industria cinematográfica logró reinventarse. Y, aunque todavía le queda dar un paso hacia la digitalización total, sus protagonistas se animan a afirmar que 2010 puede ser un año de records. “Creo que en este año, claramente, superaremos las 40 millones de entradas”, concluye Lundahl.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos