Argentina y Brasil negociarán medidas para reducir el déficit comercial

Argentina y Brasil negociarán medidas para reducir el déficit comercial

La flamante mandataria brasileña Dilma Rousseff fue recibida por el gobierno argentino con la voluntad de firmar acuerdos comerciales bilaterales. El principal pedido fue la necesidad de que Brasil aumente las importaciones de productos argentinos y contribuya así a reducir los desequilibrios de la balanza comercial, que en 2010 volvió a mostrar un fuerte déficit de US$ 4095 millones. 01 de Febrero 2011

Argentina alcanzó el año pasado un nivel récord en sus intercambios con Brasil. Sin embargo, agigantó su déficit comercial con su mayor socio externo y su principal aliado político en la región, un asunto que las presidentas de ambos países abordaron en un reunión en Buenos Aires.

Brasil se consolidó el año pasado como el primer destino de las colocaciones argentinas y también como el principal mercado de origen de las importaciones de ese país. En su primera visita al exterior, la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, firmó una declaración conjunta en Buenos Aires con Cristina Fernández, en la que ambas “se congratularon por la fuerte recuperación del intercambio comercial verificada en 2010”.

De acuerdo a datos oficiales, el comercio entre las dos mayores economías de la región ascendió el año pasado a US$ 32.949 millones, un 36,9 por ciento más que el volumen logrado en 2009. Lo comerciado entre Argentina y Brasil el año pasado estuvo incluso un 7 por ciento por encima de los intercambios récord de2008.

Sin embargo, por el fuerte incremento de las compras argentinas a Brasil registrado el año pasado -un 45 por ciento más que en 2009, no compensado por el alza interanual del 28 por ciento de las importaciones brasileñas de productos argentinos-, Argentina agigantó su déficit comercial con Brasil. Ese saldo negativo pasó de US$ 1503 millones en 2009 a US$ 4095 millones en 2010, aunque al menos estuvo por debajo del déficit de 2008, que fue de US$ 4347 millones.

Con esos números en mano, Rousseff y Fernández “reafirmaron la necesidad de continuar trabajando conjuntamente con vistas a generar un mayor equilibrio en la balanza comercial bilateral”, según dejaron por escrito en la declaración conjunta. Para la consultora privada Abeceb, Argentina considera “determinante” el sustento de su superávit en el comercio con todo el mundo para el mantenimiento de su modelo económico y, “por lo tanto, que la balanza con el principal socio comercial alcance un rojo significativo causa inquietud en las autoridades”.

Las compras argentinas a Brasil se aceleraron fuertemente el año pasado, alcanzando una marca histórica de US$ 18.522 millones y, según un reciente estudio de Abeceb, este incremento se explica por mayores importaciones de minerales de hierro, vehículos y piezas para autos, máquinas y aparatos electrónicos. En la vía inversa, el año pasado Brasil compró a Argentina por valor récord de US$ 14.427 millones, un 28 por ciento más que en 2009, destacándose las importaciones de autos y partes, trigo, manuf acturas de plástico y maquinarias.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos