América latina, más spam que nunca

América latina, más spam que nunca

En el segundo trimestre de 2010, más de la mitad de todo el spam que circula en Internet fue enviado desde países de América latina y Asia. 24 de Agosto 2010

Uno de los métodos más eficientes para sobrevivir en cualquier ámbito suele ser renovarse y mutar constantemente. Algo que los virus informáticos vienen logrando hace tiempo. En el segundo trimestre de 2010, más de la mitad de todo el spam que circula en Internet fue enviado desde países de América latina y Asia, un cambio en la tendencia mundial, según se afirma en el informe de “Evolución del Spam” elaborado por Kaspersky, a nivel mundial.

Entre las notas salientes del estudio, destaca que el porcentaje de spam en el tráfico de correo alcanzó un promedio del 84,4%, mientras que vínculos a sitios phishing se detectaron en un 0,02% de todos los mensajes de correo.

PayPal encabeza la lista de organizaciones que sufren más ataques phishing, mientras que las redes sociales comienzan a convertirse en un blanco predilecto. De ellas, Facebook recibió la mayoría de los ataques a redes sociales. “Los spammers anuncian activamente Viagra y diseminan programas maliciosos en mensajes de correo diseñados para que parezcan notificaciones en redes sociales y servicios de correo electrónico”, afirma el informe. Entre las principales fuentes de origen figuran también destinos como los Estados Unidos, India y Vietnam.

Al mismo tiempo, el problema también se refleja en las empresas, en las que la protección de la información se convierte en un valor fundamental. No obstante, según la “Encuesta 2010 sobre manejo de la Información” de Symantec, la mayoría de las empresas no está siguiendo sus propios consejos en cuanto al manejo de la información (la encuesta se realizó en junio de 2010, sobre las respuestas de 1680 ejecutivos senior de los departamentos de IT y Legal en 26 países). De hecho, sólo un 46% tiene en ejecución un plan de retención de la información y muchas guardan información por tiempo indefinido en lugar de implementar políticas que les permitan eliminar datos o registros no importantes.

“El volumen de datos está creciendo exponencialmente, por lo que intentar guardar todo consume grandes cantidades de espacio de almacenamiento y exige demasiado de los recursos de IT”, destacó Brian Dye, vicepresidente de Producto del Grupo de Administración de la Información de Symantec. El ejecutivo destacó que la retención infinita de datos conduce a errores costosos de manejo de información por lo que se recomienda retener por pocas semanas las copias de respaldo (30 a 60 días) y, después, eliminar o archivar los datos en forma automatizada según su uso y requerimientos.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos