Amarok, el nuevo motor de VW en la carrera de pick-ups

Amarok, el nuevo motor de VW en la carrera de pick-ups

Con su flamante modelo, en el que invirtió $ 1700 millones, la alemana proyecta cuadruplicar su share en el segmento de vehículos comerciales, hasta alcanzar el 20 por ciento en 2012. Para ese año, la meta es vender “una unidad más que Toyota”, asegura su director Comercial, José Demarco. 04 de Enero 2010

Sol, calor y… Dakar. El clima de feriado de la tarde del miércoles 30 de diciembre anticipa las vacaciones del verano 2010. Más, en la concurrida Village Dakar, exposición preliminar al legendario rally, en la que miles de fanáticos tuercas pudieron deslumbrarse con las máquinas que recorrerán los 9000 kilómetros de la clásica prueba, en su mudanza del desértico norte africano al exigente sur americano. Entre los rugidos de los motores y las curvas de las promotoras, otra silueta atrae miradas y más de una caricia: la del vehículo oficial de la competencia. Primera pick up en la historia de Volkswagen, Amarok ya hizo su presentación en sociedad. Su glamoroso debut refleja las expectativas que los ejecutivos de la filial de la automotriz alemana depositan en su nueva vedette. “Será el vehículo del año”, se envalentona José Demarco, director Comercial de VW Argentina.

En el stand que la alemana montó en La Rural –que replicó el feel & look de sus concesionarios: ambiente amplio, con paredes sólo de vidrio–, el ejecutivo realizó un balance de 2009, en diálogo con la prensa. Y compartió, además, sus proyecciones para 2010. “El mercado cerró el año con más de 510.000 ventas al público, de las cuales el segmento autos aportó 380.000. Proyectamos un crecimiento de 10 por ciento para 2010, a un mercado total de entre 550.000 y 570.000 unidades”, señala Demarco.

El año pasado, Volkswagen cruzó la bandera a cuadros con un market share del 20 por ciento, lo que le valió lo más alto del podio de ventas por séptimo año consecutivo. “Vendimos 102.000 autos. Nuestra meta para este año es tener un mínimo de cinco dígitos todos los meses. Apuntamos a 130.000 unidades, entre 120.000 de nuestros productos actuales y 10.000 Amaroks”, anticipa.

En 2007, la casa matriz le asignó a la filial la responsabilidad de desarrollar la primera pick up en la historia de Volkswagen. Inicialmente anunciado en $ 1000 millones, el desembolso, diferencias cambiarias mediante –la mayoría de la inversión está costeada en euros– y gastos adicionales, finalmente, totalizó $ 1700 millones. Con la planta de General Pacheco como polo productor exclusivo del modelo, fabricará 55.000 unidades este año y 100.000 el próximo, que, en su mayoría, se destinarán al exterior. Eso, no obstante, no significa desinterés por el mercado interno. “En autos, la marca tiene un market share del 26 por ciento. Pero sólo del 3 en vehículos comerciales. Volkswagen necesita tener una participación cercana al 20 por ciento también en este segmento”, apunta Demarco. En tal sentido, Amarok incursionará en un terreno, el de pick ups, que movió una cifra estabilizada de 36.000 unidades anuales, tanto en 2008 como en 2009, y en el que pisan fuerte las renovadas Hilux, de Toyota, y Ranger, de Ford. “Nuestra meta es alcanzar ese 20 por ciento en tres años. Llegaremos al 10 en el corriente; al 15 en 2011; y al 20, en 2012”, vaticina el piloto comercial de VW. ¿Cuánto aportará Amarok? “La progresión es vender 10.000 unidades este año; 15.000 en 2011; y, en 2012, una más que Toyota”, calibra la mira el ejecutivo.

Volkswagen sacará su pick up a la venta a mediados de febrero. Aunque todavía hay sólo silencio oficial al respecto, en el mercado, se especula con que saldrá a pelear en precios de $ 140.000 a $ 160.000, la franja en la que se mueve la gama de su competidor apuntado: la Hilux, de Toyota.

Polémica en el podio
Según estadísticas de la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (ACARA), a noviembre, se llevaban patentadas 30.294 unidades de Chevrolet Corsa Classic, entre sus siluetas bi y tricuerpo (26.393) y Wagon (3901). En tanto, el Volkswagen Gol acumulaba 19.329, entre sus versiones hatchback (19.329) y Country (2182). Algo que, en la estadounidense, no olvidaron celebrar, incluso, con una campaña publicitaria en honor al “auto (de producción nacional) más vendido del país”.

Hombre de defender la camiseta, Demarco no ahorra munición a la hora de defender el reinado del Gol, auto que lideró el ranking doméstico de ventas diez de los últimos 13 años. Expone sus números, actualizados hasta el 30 de diciembre. Su planilla indica que Gol Power, en siluetas tres puertas, patentó 15.379 unidades, y 5214 en carrocería de cinco, contra 8952 y 9 de sus respectivos competidores de Corsa Classic. En tanto, el Gol Trend (generación más renovada del modelo) registró 20.261, contra 1539 del Corsa II. La versión cuatro puertas de este producto de Chevrolet patentó 4336 unidades, más las 18.436 de la misma silueta de Corsa Classic, generación anterior del producto. En las versiones familiares, también saca ventaja General Motors: 4003 Corsa Wagon, contra 2254 Gol Country. No obstante, el saldo arroja diferencia a favor de VW: 43.108 unidades versus 37.275. “La única verdad es la realidad. Y la realidad son los números: todo lo que se vende con la marca Gol suma 43.000 unidades y todo lo que se vende con la marca Corsa, 37.000. Y la diferencia sería mayor, si sumamos las 8.700 de Voyage, que es la versión cuatro puertas sobre la plataforma Gol, que, por cuestión de marketing, decidimos comercializar con su nombre original y no como ‘Gol con baúl’”, subraya, enfático, Demarco.

 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos