Al compás de la demanda

Al compás de la demanda

Los desembolsos crecieron y recuperaron el nivel de años anteriores. Los analistas prevén una desaceleración del ritmo para 2011. Cuáles son los sectores en alza. 29 de Diciembre 2010
La reversión del sector externo, los precios internacionales, el impulso de la economía brasileña, la expansión del crédito y el aumento de demanda generaron un clima propicio para las inversiones. Los analistas coinciden en que se encuentra cerca de los niveles pre-crisis de 2008, con repunte visible cuando se compara con los datos de 2009. 

“La participación de la inversión bruta fija en el Producto se ubica en 22 por ciento, a un punto del 23 por ciento que había sido en 2008”, explica Santiago Paz, director de Ecolatina. Sin embargo, los analistas destacan que no despega y que no supera aquel nivel. “Tiene que ver con factores internos, tales como la inflación, la salida de capitales y la desconfianza”, explica Horacio Costa, director Ejecutivo de DPA Consultores. 

“Hubo un cambio del origen del capital. Hace unos años, llegaban de países desarrollados mientras que, este año, Brasil y China concentraron el 40 por ciento del acumulado en inversión”, explica Guillermo Beyrne, analista de abeceb.com. Según el último informe mensual de la consultora disponible al cierre de este número, la cantidad de anuncios de inversión muestra un caída de 340 a 328, con respecto a 2009. Sin embargo, durante el año pasado, el promedio del monto rondaba los US$ 39 millones. En 2010, creció a US$ 56 millones. En conjunto, los desembolsos sumaron U$S 18.417 millones entre enero y agosto, un 38 por ciento más que en igual período de 2009 y un 7 por ciento encima de lo registrado en 2008. 

En cuanto a los sectores, los analistas coinciden en que el sector automotor y de producción de bienes fueron la usina. Según abeceb.com, el sector primario concentró el 44 por ciento de las inversiones (totalizan US$ 8000 millones), seguido por el industrial (29 por ciento), servicios (20 por ciento) y construcción (7 por ciento). “Durante 2009, el sector industria había acaparado el 46 por ciento de las inversión y, este año, el primario lo superó”, destaca Beyrne. En tanto, en cuanto a la modalidad, el 43 por ciento de las inversiones corresponden a ampliaciones; el 26 por ciento, a nuevos proyectos; y el 31 por ciento, a fusiones y adquisiciones. 

“En la Argentina, hay una premisa: la inversión sigue a la demanda y no es estratégica. Es decir, faltan desembolsos que miren al largo plazo”, explica Costa. Así, los analistas coinciden en que el próximo año seguirá la inercia de 2010 pero presentará un ritmo de inversión “algo más lento”. “Si, este año, se creció a una tasa del 13,5 por ciento, en 2011 será  al 4,5”, destaca Paz. Es que el proceso electoral y las variables macroeconómicas como tipo de cambio, inflación y crecimiento podrían generar la postergación de decisiones.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos