Ahora el MBA se cursa en tres continentes

Ahora el MBA se cursa en tres continentes

Para ejecutivos con aspiraciones globales ya existen MBA que se cursan en distintas ciudades. Columbia se alió con la London Business School y ESADE con Georgetown, incluyendo a Buenos Aires en esta ruta académica. 22 de Febrero 2010
Madrid - Barcelona - Moscú - Bangalore - Washington - San Pablo- Buenos Aires podría ser un buen itinerario para un viaje de placer alrededor del mundo. Pero estas ocho ciudades forman parte de un “paquete” no menos interesante: son -por medio de sus escuelas de negocios- sedes internacionales para cursar un Global Executive MBA (GEMBA), el último grito en masters para ejecutivos con visión internacional.

Alumnos en tránsito

En este caso, se trata de la propuesta de la española ESADE, en alianza con la Universidad de Georgetown, que incluye a Buenos Aires en su gira MBA. Pero no son las únicas escuelas de negocios que ofrecen la oportunidad de hacer un MBA volando de un continente a otro. También la Universidad de Columbia junto con London Business School organizan un GEMBA que se cursa en Londres, Nueva York y Hong Kong, gracias a un convenio con la Hong Kong University Business School (HKUBS).

El programa itinerante de ESADE tiene un año de duración y está dirigido a ejecutivos de empresas multinacionales, provenientes de una docena de países. Su foco son los negocios globale. “Se cursan seis módulos, cada uno en una ciudad distinta e incluso un mismo módulo en dos ciudades”, explica Alejandro Bernhardt, director de Executive Education de ESADE.

Tanto los alumnos como los profesores son de distintas nacionalidades y los contenidos de este MBA apuntan a la internacionalización: dinámica global de la industria, estructura de una firma multinacional, innovación y liderazgo en entornos globales. El programa incluye tanto clases teóricas como visitas a empresas y reuniones con ejecutivos locales que cuentan su estrategia de negocios. La actividad se complementa con algunas salidas como pasar un día en una estancia, presenciar un show de tango o un partido de fútbol, con lo que se busca hacer una mayor “inmersión” en el entorno de negocios de cada país.

Una escala en Buenos Aires

“Lo interesante de este programa es que, al pasar por diferentes ciudades, te permite sumergirte en la cultura de cada lugar y ver cómo la gente hace las cosas”, dice el español Emilio Del Castillo, director para España y Portugal del laboratorio Forte Pharma, quien cursó en la sede de ESADE en Buenos Aires uno de los módulos de su GEMBA.

“Creo que por donde se lo mire, este programa es global. Nosotros éramos de 20 países: hablamos lenguas diferentes y tenemos religiones distintas”, acota el estadounidense Nihar Shah, directivo de la compañía de comunicaciones SES New Skies, quien también cursó en Buenos Aires parte de su GEMBA.

Cerrar negocios en entornos turbulentos es el mayor desafío de los ejecutivos hoy. Y Buenos Aires parece ser un buen laboratorio para aprender a hacerlo. Esta es una de las razones por las que la Reina del Plata forma parte del selecto itinerario del GEMBA, que organizan ESADE y Georgetown. El otro motivo es que ESADE tiene un campus en San Isidro, en las afueras de Buenos Aires, donde los alumnos toman las clases teóricas e intercalan visitas a empresas. También reciben a directivos de firmas locales, como Los Grobo, la bodega Dominios del Plata o el frigorífico Swift, quienes les cuentan su caso de negocios en vivo.

El módulo latinoamericano de este EMBA global no se cursa sólo en Buenos Aires, sino que se completa en San Pablo. Pero sea cual fuere la ciudad donde se curse, el esquema es similar: clases teóricas en convenio con alguna universidad local y visitas a empresas.




¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos