Ahora Skype quiere ser corporativo

El servicio de chat está escuchando a Cisco y ShoreTel para ayudarlos a vender telecomunicaciones a los grandes negocios. 02 de Agosto 2010

Por Joseph Galante

Skype, que trastocó la industria de las telecomunicaciones con llamadas gratis o de bajo costo a través de Internet es nuevamente una compañía independiente. eBay había comprado el startup estoniano en 2005 pero, luego de una relación tensa, vendió la mayor parte de su participación por US$ 2000 millones en noviembre. Ahora los nuevos dueños, liderados por la firma de capital privado Silver Lake, están imponiendo rigor de negocios en la compañía y empujándola a capturar una parte del mercado corporativo de telecomunicaciones.

La compañía está hablando para vender su software a través de Cisco Systems y ShoreTel, ambas hacen sistemas telefónicos, según una persona allegada a la discusión. Skype también está doblando el tamaño de sus equipos de ventas y soporte para llegar mejor a los consumidores de negocios y responder cuando las consultas técnicas crezcan.

Skype ya es un verbo para más de 250 millones de consumidores alrededor del mundo que lo usan para llamados telefónicos o video-chats. Según un informe del banco de inversión Thomas Weisel Partners, la firma facturó más de US$ 705 millones el año pasado, un salto de 28 por ciento respecto a 2008. El mercado corporativo, que la firma de research IDC valúa en US$ 203.000 millones, presenta una oportunidad más lucrativa.

Persuadir a las grandes empresas para que dejen sus carriers tradicionales no será fácil. “Hay varios obstáculos en el camino para que esto crezca en el enorme espacio de negocios”, dice Jayanth Angl, un analista de Info-Tech Research Group en Londres, Ont. El principal: darle más control a los managers de IT. En las industrias como las de cuidado de la salud y financiera, las compañías necesitan hacer un seguimiento y monitoreo de los llamados –algo que Skype no permite. La compañía también necesita convencer a los potenciales clientes de que su servicio, que algunas veces es criticado por la baja calidad, es lo suficientemente confiable y seguro para llamados de negocios importantes.

Para reorientar la compañía, su CEO, Josh Silverman, reemplazó cinco personas en su staff ejecutivo este año y se puso más estricto con los proyectos secundarios, que tuvieron a algunos empleados pasando su tiempo en la construcción de un software de ajedrez en 3D. “Skype es serio respecto a proveer a nuestros clientes las herramientas y aplicaciones que les den el control”, dice David Gurle, que dejó Thomson Reuters en enero para manejar la división de compañías de Skype, donde está doblando el conteo de cabezas, a unas 100
personas.

Skype no es la única opción para las compañías que buscan recortar costos al hacer las llamadas por Internet. AT&T, BT Group y otros ya ofrecen sistemas telefónicos basados en la Web. Skype está desarrollando un programa de incentivo para fomentar a ShoreTel y Cisco a recomendar su servicio, posiblemente compartiendo facturación u ofreciendo comisiones. Eso podría ayudar, pero Skype todavía necesitará competir por la atención. “Skype es una de las relaciones de Cisco”, dice Mark Monday, vicepresidente a cargo de supervisar el grupo de pequeños negocios. “Pero no es la única”.

Conclusión: Skype espera trabajar con Cisco y ShoreTel para entrar al mercado de telecomunicaciones corporativas de US$ 203.000 millones.

Joseph Galante es periodista para Bloomberg en San Francisco.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos