A dos años de la caída de Lousteau

A dos años de la caída de Lousteau

La renuncia del primer ministro de Economía de la era Cristina fue símbolo de una medida que debilitó al gobierno kirchnerista. El antes y después de la resolución 125. 09 de Abril 2010

Fue el desencadenante de un escándalo de tres cifras: la 125. El primer ministro de Economía de la era CFK, Martín Lousteau, presentó su renuncia en abril de 2008 en medio del paro agropecuario por las retenciones a las exportaciones. Luego de cuatro meses frente al Ministerio, el economista argentino se alejó del Gobierno en un contexto de enfrentamientos con el oficialismo, en el que se encontraban el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, y también el ex presidente Néstor Kirchner.

El 11 de marzo de 2008 fue aquel día en que Lousteau hizo el anuncio más controvertido de su corta carrera política con los Kirchner. El entonces ministro notificó la sanción de la Resolución 125/2008, con la que puso en marcha el plan de retenciones móviles a las exportaciones de granos. Como artífice de esta nueva medida, Lousteau notificó un aumento del 35 al 44,1 por ciento en la alícuota para la soja. Al definirse como móviles, el aumento o disminución de las retenciones dependerían en forma directa de la evolución de los precios internacionales de los commodities. En ese momento, los precios internacionales de la soja se encontraban en alza, por lo que la polémica medida -reconocida popularmente como "la 125"- perjudicaría en mayor medida a esta oleaginosa, como así también al girasol.

El efecto negativo del anuncio generó un gran retroceso a los pocos días de su notificación. Este cambio se implementaría para no perjudicar a los pequeños productores de soja, al reintegrarles el monto del aumento de las retenciones. Según confirmaba el ministro de Economía, los pequeños productores eran aquellos que producían hasta 500 toneladas, que representaba a un 80 por ciento. Más allá de ese nuevo anuncio, el lockout agropecuario cumplía 19 días.

Además de sus enfrentamientos constantes con Moreno y Kirchner, otro de los motivos de la salida del joven economista se atribuye a un paper denominado "Medidas Antiinflacionarias" que Lousteau presentó como una iniciativa para ajustar tarifas con el objetivo de disminuir los subsidios a los servicios públicos y, ante todo, presentaba propuestas para combatir la creciente inflación.

Antes de su renuncia formal en abril de 2008, tuvo que desmentir al menos cuatro versiones de renuncia, cuando los enfrentamientos por las retenciones al campo recién comenzaban. En reemplazo de Lousteau asumió el contador Carlos Rafael Fernández, quien hasta ese momento se desempeñaba como titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). Hombre muy cercano al ex presidente Néstor Kirchner, en 2003 había ejercido el puesto de subsecretario nacional de Relación con las Provincias.

En una entrevista exclusiva en mayo de 2009, Lousteau disparó contra Moreno al afirmar que el secretario de Comercio Interior "será recordado como una anécdota tragicómica de la Argentina". Asimismo, admitió que "me quedó todo por hacer" en su gestión frente al ministerio de Economía, aunque aseguró que "no me quedó ninguna pelea importante por librar adentro del Gobierno".

La repercusión en los mercados
Martín Lousteau no se alejó de su puesto sin marcar a la economía de forma negativa. Al día siguiente de su renuncia, el 25 de abril de 2008, el precio del dólar a nivel minorista cerró a $ 3,22, si bien en algunas casas de cambio se llegó a vender por hasta $ 3,25. En la misma línea, la demanda pública de dólares llegó a niveles similares a los de 2002 y la calificadora Standard & Poor"s anunció que evaluaría la calificación de la deuda de la Argentina (que se encontraba en "B+") por los riesgos inflacionarios que se generaron en la economía.

No obstante, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) consagró alrededor de u$s 300 millones de sus reservas para poder enfrentar los numerosos pedidos de compra. La Bolsa también reflejó la crisis que se produjo por la renuncia del joven ministro de Economía. El índice Merval de la Bolsa porteña cerró en 2101 puntos y también se registró una caída de los bonos que llegó al 8 por ciento. Asimismo, el riesgo país superó la barrera de los 600 puntos, un nivel que no alcanzaba desde junio de 2005.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos