A 27 años del nacimiento del Peso Argentino

A 27 años del nacimiento del Peso Argentino

La unidad monetaria que comenzó a regir en 1983 sería la antesala de consecuentes cambios de billetes, empujados por la inflación. 25 de Junio 2010

Fue un año en que la moneda nacional adquiría un nuevo nombre. En junio de 1983, entró en vigencia en el país el peso argentino, una nueva unidad monetaria que comenzaría a regir la vida económica de los argentinos, a partir de la firma del decreto 22.707 del Poder Ejecutivo. De esta forma, el peso argentino reemplazó al peso ley 18.188, y desde ese mes cada peso equivalía a 10.000 pesos ley.

Según el historiador Luis Alberto Romero, en su libro Breve historia contemporánea de la Argentina, "a partir de 1981, la crisis, la inflación y la recesión hicieron descender dramáticamente tanto la ocupación como el salario real". Es que durante esos 365 días de 1983, la inflación fue uno de los problemas económicos más graves que enfrentaron los argentinos. La inflación anual fue del 209,7% para los precios minoristas, mientras que para los mayoristas se ubicó en 311%. Como demostrarían los consecuentes cambios de moneda, la suba de precios se presentaba, una y otra vez, como la principal causa de la transición de billetes.

Aunque en la actualidad parezca un suceso lejano, en 1983 se llegaron a emitir papeles de peso argentino de hasta un millón de unidades. Sin embargo, esta divisa, lanzada por el dictador Reynaldo Bignone, resultó efímera. Su rasgo más recordado fue su corta vida en la historia del país, ya que tan sólo duró dos años.

La historia de la Argentina está marcada por el cambio de monedas. Mucho antes del peso argentino, el peso moneda nacional -creado bajo el gobierno de Julio Argentino Roca- dejó de tener valor luego de casi 90 años de circulación. Había sido creado el 5 de noviembre de 1881. En enero de 1970, fue reemplazado por el peso ley. El motivo: "sacarle ceros" a los valores. Un peso ley equivalía a 100 pesos monedas nacional. De un día para el otro, dos ceros se esfumaron.

En el país, los billetes comenzaron a cambiarse cuando el proceso inflacionario comenzó a hacerse cada vez más fuerte, cuando la gran cantidad de billetes para efectuar las transacciones diarias resultaba molesta. Los cálculos económicos se hacían imposibles, los ceros no entraban en las calculadoras. Desde el peso ley 18.188 vigente desde 1970 hasta la convertibilidad, a la moneda se le agregaron 13 ceros.

Con una inflación creciente, el peso argentino fue reemplazado por el austral en 1985, una nueva moneda que se identificaría con el período democrático de Raúl Alfonsín. Desde ese momento, un austral equivalía a 100 pesos argentinos. Pero la democracia tampoco sacaría a la economía argentina de sus aprietos monetarios. Siete años más tarde, la ley de convertibilidad instauró el peso como unidad monetaria, billete que se mantiene en pie hasta hoy día. En 1992, la línea monetaria vigente en la Argentina pasa a ser el peso (convertible), que correspondían a 10.000 australes. Así, la inflación marcó, año tras año, las líneas monetarias de la Argentina.

La historia inflacionaria argentina
Con el tiempo, el dinero argentino perdió 13 ceros. El peso actual, que rige a partir de 1992, equivale a 10.000.000.000.000 Pesos Moneda Nacional.
1 Peso Ley = 100 Pesos Moneda Nacional
1 Peso Argentino = 10.000 Pesos Ley
1 Austral =1000 Pesos Argentinos
1 Peso (convertible) = 10.000 Australes



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos