27 Líderes del mañana

27 Líderes del mañana

La nueva generación de mujeres ejecutivas que aspira al éxito profesional se hace presente. Se consideran capaces de dirigir empresas o de convertir sus emprendimientos en grandes compañías y no le tienen miedo a la combinación familia y trabajo. Historias de las CEOs que vienen. 29 de Diciembre 2010

Rompen con el mito social del hombre como único líder. Ellas también aspiran al éxito profesional, la felicidad y el equilibrio. Se consideran capaces de dirigir empresas o de convertir sus emprendimientos en grandes compañías y no le tienen miedo a la combinación familia y trabajo. Pero, como buenas representantes de la generación Y, tienen sus exigencias. “Demandan más flexibilidad, sentido en el trabajo y no trabajos sin sentido; autonomía y libertad; mayores recompensas (y reconocimientos) y un mejor balance entre el trabajo y la vida fuera de lo laboral”, sostiene Andrés Hatum, director del Centro Talento y Management del IAE. Son jóvenes que representan el creciente rol que la mujer está teniendo en el mundo.

Hoy, se encuentran en pleno desarrollo familiar y profesional. Y saben que para llegar lejos deben poner dedicación, esfuerzo y profesionalismo. “Lo importante es creer que se puede y hacerlo”, sentencia Paz Costas. “En la vida, las oportunidades las tiene la persona que va de frente y habla”, agrega Carolina Cianfagna. Ellas son la nueva generación de mujeres que participan de la segunda edición del programa de mentoreo de Vital Voices Argentina. Vale la pena conocerlas.

Por María Gabriela Hoch,
directora de Voces Vitales Argentina 

Transmitir experiencia
Cuando una mujer llega a una posición de poder, adquiere tanta visibilidad que un puñado de ellas basta para que parezca que la igualdad en las altas esferas es un hecho. La verdad dista mucho de esto. Apenas el 1 por ciento de las grandes empresas en la Argentina tiene como cabeza a una mujer. El porcentaje de mujeres va mermando vertiginosamente a medida que ascendemos en los puestos de mayor responsabilidad.

Esto ocurre a causa de una serie de obstáculos internos y externos, que son en cierta medida invisibles porque casi todos creemos que son “cosas normales”. Un factor imprescindible para remover estos obstáculos es que esas pocas mujeres que llegaron ayuden a las nuevas generaciones. 

El mentoreo es una de las herramientas más eficaces para ayudar a que las jóvenes con potencial de liderazgo puedan hacerlo realidad. Así lo entendió Vital Voices International, y la misma lección se aplicó en la Argentina.

En la segunda edición del programa seleccionamos a 27 jóvenes ejecutivas y emprendedoras, y las conectamos con líderes establecidas para proveer a la nueva generación conexiones, habilidades y credibilidad para promover el crecimiento en sus comunidades. Entre las mentoras se contaron las CEOs y las más altas ejecutivas de empresas como Google, Diageo, Los Grobo, Ford, American Express, Avon y Wal-Mart, entre otras. 

Me gustaría invitar a todas aquellas mujeres que lograron abrirse camino en sus ámbitos, a tomar la decisión de mentorear a una joven líder emergente. Encontrarán que se trata de una de las experiencias más satisfactorias. Desde Voces Vitales Argentina sentimos gran satisfacción: a un año de haber nacido ya hemos ¨empoderado¨ a más de 1000 mujeres de nuestro país.

Carolina Cianfagna
Responsable de Legales de HLB Pharma
30años 

Dice que no se siente la típica abogada y que siempre tuvo claro que la única manera de alcanzar una posición de liderazgo era a través de la capacitación. Por eso, apenas obtuvo su título de grado en la USAL inició una maestría en Derecho Empresarial en la Austral, al tiempo que trabajaba en Totalgaz. “La experiencia me abrió la cabeza por completo y me ayudó a que la compañía me diera más responsabilidades”, afirma. Pero sus logros también los alcanzó a fuerza de carácter e iniciativa. A los 25 años logró irse a hacer experiencia laboral en Francia, después de hacerle un pedido de traslado directamente al número uno.   Un año y medio después se volvió porque extrañaba, convencida que, por su perfil, más de una empresa iba a salir a buscarla. “No recibí ni un llamado”, comenta. Hasta que, por armar una sólida red de contactos, ingresó a HLB Pharma. Además, tras la experiencia de ocho meses de búsqueda, Cianfagna, que en 2011 planea terminar su master en Liderazgo y Coaching Organizacional, trabaja en un nuevo proyecto relacionado con las búsquedas laborales.
 
Alejandra Cordes
Dueña y fundadora de Green Tara Producciones Culturales
28 años

Cuando terminó el colegio no sabía qué quería estudiar pero sí que sería una carrera humanística. Además, se reconocía como una persona proactiva, hiperquinética a la que le “gusta organizar todo”.

Tras estudiar Comunicación y Estudios Culturales en la UdeSA, empezó su carrera profesional en un estudio de diseño y luego en una ONG. “Todo lo que hago lo hago pensando en su impacto social”, reflexiona.

Hoy, está al frente de su propia productora, Green Tara, un nombre que acuñó luego de un viaja a la India. “Green Tara es la reencarnación femenina de Buda”, explica.
Si bien la empresa realiza contenido para empresas, Cordes elige la producción propia, como el Ciclo de Cine Francés, que ya lleva tres ediciones.

Dice que su temática preferida es la ambiental. Cordes hizo el lanzamiento local en simultáneo en todo el mundo del documental Home y organizó el Green Film Fest, un festival en el que se proyectaron 10 películas de medio ambiente para 3500 personas, que se hará también en El Calafate, Buenos Aires, Mendoza, Santa Fe, Chile y Uruguay.

Paz Costas 
Fundadora de Note-confundas
25 años
Su caso es, literalmente, un ejemplo de cómo se puede empezar desde cero. Es que, para armar la empresa de fundas para notebooks personalizadas, que arrancó con una amiga en 2009 (y luego siguió por su cuenta), Paz Costas no invirtió ni un solo peso. “Le pedimos a nuestro primer cliente un 50 por ciento de adelanto como seña y con eso compramos la tela para hacer la funda”, explica. Al tiempo, logró salir en la sección “Dueñas del Futuro” de Telenoche y el proyecto explotó. “Recibí 5000 mails en una semana pero la mayoría tenían mensajes como ‘gracias por ser un ejemplo’”, recuerda. Así fue cómo multiplicó sus ventas y, sin buscarlo, se convirtió en una suerte de referente social. La idea empezó a crecer y, en septiembre, Note-confundas fue elegida como la “Empresa más innovadora” de Internet en el “E-Commerce Day”, que se realiza en seis países de América latina. “Le gané a grandes como Dell y a Quintafresca.com.ar”, se enorgullece la emprendedora que, este mes, viajará a Bogotá (Colombia) para competir por el mismo premio con los ganadores del resto de la región. 

Marina Ponzi
Fundadora de Ladies Brunch y gerente de Marketing y Comunidad de Livra.
27años 
“Freak internetera”, así se definió la joven que estudió Comunicación en la UdeSA. Sin embargo, en el medio es más conocida como la chica que organizó la guerra de almohadas en el Planetario con 3000 participantes en 2006, que luego se repitió en 2008. Todo surgió cuando Ponzi leyó sobre acciones similares en otras partes del mundo. Así fue como, a través de la Web y de las redes sociales, organizó el evento. “Aprendí el efecto de la viralización. Me sorprendió cómo pude convocar a tanta gente”, reconoce la joven, que no tenía mucha conciencia de lo que hacía.

Luego del evento, y tras una estadía de nueve meses en Madrid, Ponzi volvió al país e ingresó en la empresa de investigación de marca en Internet, Livra, donde tiene tres personas a su cargo. 

Sin embargo, esa no es su única ocupación. Hace un año, fundó Ladies Brunch, eventos de networking para emprendedoras. “La idea es ampliar tu red de contactos”, detalla la entrepreneur, quien ya está planeando crear otra área de negocios.

Sonia Bunge
Socia fundadora de Bathinda
32 años
 Es de esas personas que cree que si uno recibe tiene que dar a cambio. Por eso, después de trabajar en Hermes, Falabella y de colaborar en la evaluación de un proyecto de indumentaria del Grupo De Narváez, aprovechó el know-how y abrió Bathinda, una marca de pijamas. Pero lo hizo aplicando conciencia social. “Parte de nuestro desafío es imponer una nueva forma de trabajo que no apunte al cuatro sino al 10”, se entusiasma la emprendedora que arrancó en 2008 con una amiga pero que ahora dirige junto a su marido.  Su plan profesional creció a la par del familiar. En el verano de 2009, cuando la firma lanzó su primera colección, el matrimonio tuvo su primera hija. En julio abrió su primer local en Recoleta y ahora que la pareja decidió buscar un segundo local, la licenciada en Administración de Empresas de la UdeSA espera su segundo hijo. 
Bunge sueña con seguir creciendo: “A más largo plazo me gustaría trabajar en el sector público. Desde que una es madre tiene la responsabilidad, al menos, de tratar de dejar un mundo menos malo”, reflexiona.

Carolina 
Capdevila
Fundadora y CEO de New Beginnings Consulting Group
28 años
“Hoy en día, la mujer puede llegar más lejos. Sólo basta con proponérselo”, cree la joven graduada de Dirección de Empresas y Negocios Internacionales en Missouri, Estados Unidos, por una beca que se ganó como jugadora de hockey. Sin embargo, es consciente que “dentro de una empresa es más complicado”. De ahí que, una vez que regresó al país, y tras probar suerte en el sector privado, Capdevila, quien está finalizando un MBA en la UdeSA, se animó a poner su propia consultora de estrategia comercial para emprendedores y PyMEs. “Me di cuenta de que soy buena dando vuelta compañías”, señala la emprendedora, que hace un tiempo sumó al proyecto a su futuro marido. Allí, los clientes –en diciembre esperan llegar a 20– reciben asesoramiento para poner en marcha su proyecto y  comercializarlo en el exterior.

Además de sus planes personales –sueña con tener hijos,– Capdevila planea crear un programa de RSE para mujeres de bajos recursos, con el fin de que puedan armar su microemprendimiento. Además, confiesa que le gusta la política, aunque en el corto plazo la descarta. 

María Irigoyen
Directora de Proyectos de Reporte Social
29 años

Nació en la Argentina pero, por el trabajo de su papá en el Banco Mundial, vivió en Perú, Paraguay, República Dominicana y Washington hasta los 17 años. Cuando terminó el colegio vino a estudiar Relaciones Internacionales en la Universidad de San Andrés, en donde conoció a su actual marido y, cuando  terminó la carrera, se fue a Inglaterra a hacer una maestría en Desarrollo Internacional con Especialización en América latina a la University of Bath, graduándose con honores. Siempre tuvo claro que su camino sería en el campo de la RSE. Por eso, cuando volvió, se reunió con gente relacionada con el tema y así conoció a Mercedes Zocchi, fundadora de la organización Reporte Social. “Me propuso sumarme al proyecto y arrancamos a trabajar cada una desde su casa”, recuerda la ejecutiva, que actualmente cursa un posgrado a distancia de Liderazgo para la Sustentabilidad en la Universidad de Cambridge. Su fórmula es la capacitación y el trabajo. Pero, también, un buen balance. Ese sea quizás el objetivo más importante ahora que espera a su primer hijo, que nacerá en diciembre.

Evangelina Escribano  
Jefe del Departamento de Comunicaciones y Prensa de Avon 
28 años
Con tan sólo con 25 años alcanzó su actual cargo. Sin embargo, como era de esperar, hoy asegura que se encuentra más madura en su puesto en el cual tiene tres personas a cargo. Estudió Comunicación en la UCES, realizó un posgrado en la UADE y, luego de trabajar un año en el área de comunicación de un ente público, ingresó a la firma de cosmética, hace seis años. “El área de Comunicación es mi zona de confort, el desafío está en liderar gente”, explica.

Para ella, una de las características de un buen líder es la escucha activa. “Un reto para las mujeres, que solemos hablar mucho”, señala.  

En una etapa que busca nuevos desafíos, no descarta dejar la vida corporativa para convertirse en emprendedora. “Hoy la corporación me da mucho y estoy capitalizando. Todo lo que hace una compañía comunica”, reconoce. Sueña con formar una familia y trabajar en campañas de solidaridad que tengan como eje la problemática del género. “Me gustaría concretar mi propio proyecto solidario”, asegura. Además, juega al hockey y le gusta leer. 

Mercedes Gabay
Account Executive en Loyalty Group
26 años 
Siempre busca una meta adelante. Sabe lo quiere y trabaja para conseguirlo. Así, dejó atrás en su curriculum grandes empresas como Unilever, IBM o Coca-Cola Femsa para pasar, hace menos de un mes, a una agencia de marketing relacional.

Licenciada en Economía Empresarial por la Universidad Di Tella con una maestría en Marketing, Gabay sabía con certeza que quería dar un giro a su carrera: dejar el área de Finanzas para pasar a la de Marketing.

Sin embargo, la carrera de postas aún no terminó. Su próxima meta es dedicarse a lo que realmente le gusta: el branding. “Es importante saber manejar qué querés, qué necesitás y qué podés dar”, señala la joven ejecutiva, quien se ve con gente a cargo ya que le gusta armar equipos. Amante de la historia, también le interesa la política pero todavía no planea dedicarse a ella. Cree que la mujer, históricamente, fue perdiendo un espacio que alguna vez tuvo y habría que saber qué pasó. Le gusta leer, jugar al tenis, esquiar y mirar publicidades. 

Mercedes 
Young Gerente Comercial de Latin Lemon
28 años 
Toda su vida aseguró que no se iba a dedicar al agro, actividad principal de su provincia, Tucumán. Sin embargo, el destino hizo que luego de estudiar Administración de Empresas en Buenos Aires y viajar por Europa un tiempo, se convirtiera en la responsable Comercial de una PyME de exportación de limones.

Hoy cree que, como tucumana, tiene mucho para dar a su provincia y que la única forma de hacer crecer a la Argentina es siendo federal, un concepto que le explicó muy bien su mentora en el programa, Andrea Grobocopatel. “Ella elige todos los días estar en Carlos Casares”, cuenta Young, repitiéndose la frase para sí.

Se define como una persona que maneja muy bien las relaciones interpersonales y busca que todo lo que haga tenga un alto impacto, especialmente social. Si bien no sabe si es una líder, asegura que le gusta pensar que sí y ver si tiene o no los rasgos. Si bien hoy trabaja en una empresa, no descarta la posibilidad de armar su propio proyecto, seguramente, una empresa social. “Todo lo que hacemos influye en la sociedad”, concluye.

Fernanda Giménez Azara
Jefe de Relaciones Institucionales de Walmart Argentina
28 años 
“No quería ejecutar lo que otros pensaban, quería estar del lado corporativo para crear por mí misma”, dispara la licenciada en Relaciones Públicas de la UCA que, después de un año, abandonó su cargo como Asistente de Cuentas en la consultora Ketchum. Desde el principio tuvo perfil de líder. En 2005 fue seleccionada como una de las alumnas del Programa de “Detección temprana de talentos” para cursar un Senior Management Executive Program en la UADE. Al año siguiente, ingresó a Walmart para trabajar en el área de Comunicación Externa y RSE. Y, dos años después, la empresa le financió un programa de Desarrollo Gerencial en la UCA.

Confiesa que identifica al hombre como un líder nato. De hecho, habla de su padre como su principal referente. “A pesar de que le iba muy bien, abandonó su trabajo y se puso a emprender”, expresa. Sin embargo, asegura que, a lo largo de su carrera, pudo corregir este prejuicio y que hoy confía en la creciente presencia de la mujer en el mundo corporativo. Incluso, en un futuro, dice que se imagina en un cargo directivo de una gran corporación.

Alba Taurisano 
Socia de Segmento Creativo
32 años

Le encanta establecer relaciones, vínculos. Estudió Comunicación en Córdoba y, si bien cuando comenzó la carrera estaba interesada en la producción en TV, al finalizarla prefirió la Comunicación Institucional.

Tras adquirir experiencia en empresas, hace un año fundó Segmento Creativo, su propia firma de organización de eventos, como en este momento, el Dakar, junto a la productora de espectáculos Nueva Tribu, o el Cosquín Rock.

“Nunca estuve con la incertidumbre de decir ‘¿Y ahora qué?’. Si uno tiene miedo y no se anima a ir para adelante, no se logra nada”, opina la emprendedora.

Taurisano está en pareja y siempre se pregunta si una vez que haya formado su familia podrá hacer esta vida “tan loca”. Sin embargo, ella misma se responde: “Se puede”, afirma.  “Siendo independiente tenés la libertad de acción y de decisión. Aunque me gusta trabajar en equipo”, señala y agrega: “Cada uno puede hacer del lugar que está un lugar mejor”. 

Luciana Ramajo 
Socia y titular de Cosmopolitan Viajes y Turismo
29 años

Hace siete años, con el título de licenciada en Turismo en la mano, volvió a su Miramar natal y fundó su propia agencia de viajes. La recomendación de hacerlo le llegó de un profesor de la universidad quien le hizo ver la poca oferta con la que contaba su ciudad. “Me gusta asumir riesgos”, reconoce la joven emprendedora, de novia hace 10 años, que dio sus primeros pasos sola.

Una vez que el negocio se consolidó, dio un paso más y creó una marca especial para mujeres. “Veía que la mayoría no encuadraban en los programas de Solos y Solas, pero a la vez no se animaban a viajar sin compañía”, explica. 

Nucleó a estas personas y ahora ya tiene agendado un viaje a Miami este mes y otro a New York en mayo de 2011. En carpeta, una visita a Lima, Cuzco y Machu Picchu. A su vez, organiza fines de semana de spa, o de cambio de look en diferentes destinos. “En un futuro me veo haciendo lo mismo pero a nivel nacional”, cuenta la emprendedora, quien organiza reuniones informativas en distintas ciudades para atraer a sus potenciales clientas. 

Ileana  Frauman 
Coordinadora de Programa de Voces Vitales 
33 años
Desde chica tuvo una vocación social. Con su familia hablaba de temas que la mayoría de los chicos no conocía. Estudió profesorado de Educación Física porque creía que el deporte era una buena herramienta de inclusión social. Pero, a la vez, siguió la carrera de Administración de Empresas. “Si bien no me veía trabajando en una empresa –en esa época no existían las áreas de RSE– sí creía que mis conocimientos podían ayudar en una ONG”, asegura la joven.

Con la misma idea, hizo un MBA en Barcelona y, cuando volvió, en 2004, comenzó a trabajar en organizaciones sin fines de lucro. Armó y dirigió Sumando Argentina, una asociación civil para que jóvenes se involucren en asuntos cotidianos. Tras ganar una beca del Departamento de Estado de los EE.UU. sobre el tema  de la participación política de las minorías, conoció Voces Vitales y así comenzó a trabajar en la pata local de la Fundación creada por Hillary Clinton. “Creo que las ONGs pueden ser muy eficientes y deben ser manejadas como el sector privado”, señala.

Josefina Reynoso
Fundadora del Estudio Jurídico Reynoso Raspanti
33 años
Sin otro antecedente que su propia convicción, se puso a estudiar Derecho en la Universidad Blas Pascal (UBP) de Córdoba, su provincia natal. Después de una pasantía en el Poder Judicial y de trabajar en un estudio jurídico, fundó el propio. 

“Al principio fue a prueba y error. Pero yo no tenía miedo, decía: ‘Si me equivoco, pregunto’ y me encontré con mucha gente dispuesta a ayudarme”, recuerda. Sin embargo, admite que en un futuro se imagina dedicándose al derecho internacional y en algún cargo público. Por el momento, su participación como militante del partido Radical en el área legal de Comercio Exterior la ayudan a satisfacer esa inquietud. “La política me encanta. Sueño con estar en alguna institución como el Banco Mundial”, se entusiasma la abogada, que actualmente está cursando una maestría en Gestión Política en la Universidad Católica de Córdoba. ¿Qué opinión le merece la política argentina? “Veo un gobierno muy personalista y muchos recursos sin aprovechar”, precisa. Su hobby es la cocina. Su especialidad son las pizzas y los dulces.

María Jimena  Roveda  
Workforce Manager & Training Coordinator de EDS Argentina
32 años 
Entró al mercado laboral a los 18 años, haciendo suplencias en laboratorios. Y, si bien había comenzado a estudiar Ciencias Políticas, la experiencia laboral la hizo cambiar de rumbo.  Fue así que llegó a encontrar lo que realmente le gustaba: Recursos Humanos. Estudió en la Universidad de Palermo y realizó un posgrado en Capacitación y Desarrollo en la Universidad de Belgrano. 

Luego de pasar por distintas empresas, en 2004 entró en EDS, la firma de consultoría de tecnología de la información, actualmente parte de HP, en la que ejerce como consultora de RR.HH. para Aplicaciones. Sin embargo, dice que se ve como gerente de área, en el futuro. Para la joven ejecutiva, el balance entre vida laboral y profesional es fundamental. Le gusta bailar tango, hacer gimnasia y tiene muchos amigos.

Entre sus actividades también se encuentra el trabajo solidario, como la ayuda escolar a chicos carenciados. “Oportunidades de trabajo van a seguir apareciendo. Hay que devolverlo”, es su filosofía.

El sueño de la joven, que actualmente planea su casamiento, es formar una familia.

Victoria Eizayaga 
Analista de Gestión de Talento de Los Grobo Agropecuaria.
28 años

Aunque apostó a su proyecto personal –por el trabajo de su novio, un ingeniero Agrónomo, se mudó de San Isidro a Carlos Casares (Buenos Aires)– no dejó que eso fuera una traba en su carrera profesional. La licenciada en Relaciones del Trabajo de la UBA dejó la consultora de Recursos Humanos en la que estaba trabajando y la cambió por un puesto en la multinacional Los Grobo Agropecuaria, a pesar de que tenía otras tres ofertas laborales bajo la manga. “Entré en pleno proceso de reestructuración. Fue todo un desafío”, cuenta. Pero, ni el cambio de trabajo, ni mucho menos la mudanza, detuvieron la energía de Eizayaga, que hoy también trabaja en la puesta en marcha de varios otros proyectos. Uno de ellos, los cursos de orientación vocacional en colegios que actualmente dicta junto a uno psicóloga. “En Carlos Casares no hay muchos profesionales de este área”, explica la ejecutiva, quien siempre se consideró una “defensora de la equidad”. 

En lo personal, Eizayaga, una fanática de la la navegación, está construyéndose una casa junto a su novio. 

Romina de la Silva
Feriante de Té Místico 
33 años
Estrictamente es una emprendedora desde hace un año y medio. Sin embargo, hace sólo dos meses dejó de ser supervisora de un call center en Salta para dedicarse exclusivamente a su pasión: el té.

Todo comenzó cuando conoció a María Luisa Santo, una señora de Buenos Aires que pasaba sus vacaciones en Salta. “Ella, como hobby, daba clases sobre la cultura del té y le llamó la atención que a mí me interesara tanto”, recuerda la emprendedora. Charlando, vieron la oportunidad que había alrededor de la infusión y Santo fue quien impulsó a la joven a que empezara con su proyecto.

Fue así que nació Té Místico, una propuesta de blends que mezcla la infusión con flores y frutas. Si bien siempre tuvo la idea de manejar su propio proyecto, se postergaba por un motivo o por otro: el trabajo, la familia (tiene dos hijos, uno de 8 y otro de 5 años) o el estudio (luego de recibirse de profesora de inglés decidió empezar a estudiar Derecho). “Me ahogó la estructura de la vida corporativa”, señala la salteña, quien asegura que se puede liderar desde la calidez.

Rosario Galeano
Responsable del Programa Effie Awards Argentina 
31 años
A través de Adlatina se convirtió en la coordinadora local de los programas EFFIE Awards y Grandes Marcas Hall of Fame, uno de los premios de máxima relevancia en la industria publicitaria y del marketing, que se realiza en 40 países del mundo. “Me pareció un enorme desafío arrancar un proyecto de cero y poner mi impronta”, revela la licenciada en Comunicación Social de la Universidad Austral. Lo que más le atrajo fue el abanico 360º del trabajo: realiza tareas de planificación, sitio web, premiación, patrocinios, sponsoring, entre otras cosas. “Las tareas exigen mucho trabajo en equipo, en mi opinión, la mejor conclusión de una gestión exitosa”, asegura Galeano.

Aunque además de este proyecto de Publicidad y Marketing también hizo experiencia en la agencia publicitaria Del Oro Trigo y en el área de Relaciones Públicas de Monsanto, su cuenta pendiente está en el campo social. “Me gustaría volver a colaborar con temas de RSE”, comenta Galeano, quien participó en proyectos de la ONG Responde. Sus hobbies son el cine y la lectura.

María Laura Herger
Encargada de Operaciones, Capacitación y Certificaciones de SAP
31 años
Es psicóloga y tiene una gran pasión: la ecología. Antes de ingresar a la empresa de software, trabajó en una ONG que busca crear conciencia ambiental en los municipios. Sin embargo, tuvo que dejar por falta de tiempo.

Hoy, vuelca sus energías dentro de la organización y además participa y coordina varios de los comités que existen dentro de la empresa: el Welfare Team, que se encarga de organizar actividades como yoga o streching; el Fun at Work, que realiza juegos; el Newsletter y, por supuesto, SAP Goes Green, que se encarga de acciones como ahorro de energía y reciclado. También participa de la ONG fundada por los empleados de SAP. 
Para la joven, la vida corporativa es más fácil y sueña con hacer lo que realmente le gusta: dedicarse a Selección y Capacitación. “Me encanta todo lo que tenga que ver con la gente, más allá de cuánto produce. Eso que lo midan otros”, asegura.

De novia hace dos años, espera formar una familia. Mientras, en su tiempo libre lee, hace yoga y baila.

Liliana  Mayer
Investigadora del CONICET y Docente de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA
33 años
Viene del mundo académico. Es socióloga e investigadora del Conicet. Su tesis de grado reflexionó sobre un tema que interesa a muchos: hijos de la democracia. Cómo piensan los jóvenes la vida pública y política. 

Sin embargo, a la par estudió periodismo en TEA. “Como en periodismo no conseguía trabajo pago, comencé a dar clases de inglés hasta que fui elegida como becaria doctorada en el Conicet”, recuerda.

Así, realizando parte de su doctorado en Alemania, se especializó en juventud y educación. “Se puede vivir de la investigación pero siempre se depende de las políticas públicas”, reconoce.

Hoy, además, asesora al Gobierno de la Ciudad y da clases en posgrados. Y, si bien le interesa la política, cree que no tiene el perfil para dedicarse a ella. “Es el lugar donde hacer las cosas, pero se necesita cintura y mucha exposición”, señala. En un futuro se ve en el mundo académico, pero en organismos internacionales, y asegura que la maternidad no se la pierde por nada.

Jimena Tortosa
Jefa de Producto de Avon
30 años
Estudió Administración de Empresas en la UBA y en la mitad de la carrera ingresó a trabajar a Avon como pasante. Hoy suma siete años de carrera en la firma, en los que se desempeñó como pasante en Marketing, Campaign Planning, analista de la Categoría Color, jefa de la Categoría Color y luego de Fragancias, donde trabaja actualmente.

“Cuando entré aposté a crecer”, sostiene Tortosa, quien no niega que muchas veces pensó en lanzar un emprendimiento propio.

La experiencia en el mundo profesional, especialmente en una empresa que se caracteriza por los perfiles femeninos, le demostró que la mujer también puede llegar lejos. “No siento que exista el famoso techo de cristal”, enfatiza. En cambio, se define como una mujer con potencial y mucho por aprender.  “Mi objetivo es ser feliz y exitosa de la manera que sea”, asegura. Aunque todavía está de novia, dice que en el futuro espera lograr un buen balance entre su trabajo y su familia. “No me imagino sin trabajar”, asegura la ejecutiva que como hobbies elige pilates y correr. 

Jorgelina Perea
Comercial de Ventas de Usandizaga, Perrone y Juliarena
33 años 
Desde los cuatro años quería ser veterinaria. Con un padre ingeniero agrónomo, el campo era su hábitat natural. Sin embargo, un accidente que tuvo de chica la hizo cambiar de profesión. “Me impresionó tanto la sangre que supe que no podía seguir esa carrera”, recuerda. Fue así, que decidió seguir los pasos de su padre, en un mundo rodeada de hombres. 

Si bien reconoce que en su profesión cuesta llegar a puestos tradicionalmente ocupados por hombres, ella lo logró en Usandizaga, Perrone y Juliarena, una empresa de venta de insumos para el campo del Grupo Los Grobo. “No conozco otra asesora mujer”, cuenta Perea, quien quiere formar una familia sin tener que dejar de trabajar.

“En mi camino me tocaron personas, hombres, entre ellos mi padre, que me transmitieron todo lo que conozco. E incluso un hombre me postuló para que participara de este programa”, señala la ingeniera, que busca fortalecerse en su trabajo y “lograr que los hombres de campo crean en mi recomendación sólo por el hecho de que yo se los dije”.

Cecilia Flores 
Marketing and Communications Regional Specialyst de ACS 
30 años
Nació en Salta y después de terminar el colegio se fue a estudiar Comunicación Institucional a la Universidad Blas Pascal, en Córdoba, donde se quedó a vivir. Su primer trabajo fue para la empresa Sykes Enterprises. De ahí, se pasó al área de Comunicación de una autopartista. “Siempre creí que el cambio era importante, en especial para mi carrera, que exige adaptarme a distintos públicos”, analiza. Dos años después, decidió volver a los servicios. Y lo hizo con ACS de Xerox Company, la empresa de tercerización de procesos de negocios en la que ingresó hace poco más de un año. “Esta vez siento que me gustaría quedarme para poder ver los resultados”, sostiene Flores, quien también cursó un posgrado en Conducción Empresarial y en Gestión Estratégica de las Comunicaciones en la Universidad de Belgrano. Su experiencia estudiantil en los Estados Unidos (hizo un intercambio) le demostró que la Argentina todavía tiene mucho por recorrer en materia de igualdad de géneros. 

Entre sus hobbies, destaca la natación, la fotografía y viajar. 

Costanza Nadal 
Analista en Finanzas de Embotelladora del Atlántico
24 años
Se creyó capaz de conseguir lo que quería y lo logró. A los 17, fue una de los 140 alumnos en conseguir cupo para estudiar Administración de Empresas en la Universidad Nacional de Córdoba, de donde es oriunda. Y, luego, fue una de las 30 en alcanzar el promedio para viajar a Torino (Italia) a hacer parte de la carrera.  Al regresar a la Argentina trabajó en el área Comercial de una fábrica de calzado y luego hizo una pasantía en Cementos Minetti. “Cuando la terminé, me hice una lista con las 10 compañías en las que quería trabajar y fui a cada una de ellas a llevar mi CV”, cuenta la cordobesa. 

En 2009, ingresó al área de Finanzas de Embotelladora del Atlántico, compañía del sistema Coca-Cola. Aunque su intención es hacer carrera en las distintas áreas de la firma para después decidir cuál es la que más da con su perfil, dice que su próximo objetivo es terminar su carrera. “Mi papá siempre me incentivó mucho al estudio”, comenta Nadal, quien se define ansiosa, independiente y emprendedora. “Amo los zapatos. Mi sueño es poder tener mi propia marca algún día”, concluye.

Marina Fiszerowicz
Fundadora de Duo CupCakes
27 años 
Mientras estudiaba administración hotelera se dio cuenta que quería ampliar sus conocimientos a otros ámbitos y conocer a las personas en todos sus aspectos. Fue así que, casi sin pensarlo, comenzó a frecuentar las aulas de Recursos Humanos. Ya en carrera, realizó una pasantía en la entonces AFJP MET. Justamente, fue la gerente de RR.HH. de la empresa quien se convertiría en la primera mentora de la joven estudiante. 
Si bien tiene en claro que le gustaría focalizarse en la selección, por ahora no cree que vuelva a la vida corporativa.

Se casó hace cinco meses y, luego de volver de su luna de miel, decidió comenzar con sus propios proyectos, Duo Cupcakes, una iniciativa que lleva  a cabo con su hermana; y la creación de un Centro de Estética, emprendimiento que aún está en carpeta. “Estoy organizando talleres para cosmetólogos. La idea es que sea un emprendimiento familiar”, señala Marina. De esta manera, podrá aplicar su carrera a su proyecto y a la vez manejar sus tiempos. “Estoy en la edad justa para lograrlo”, asegura.

Manuela Arnedo
CEO y Creadora de Thinky Medios Web
28 años
Thinky, como la llaman, no nació por casualidad. La actividad a la que se dedicaría fue meticulosamente estudiada.

Arnedo se recibió de administradora de empresas en la UdeSA y completó su formación con un master en Finanzas en la UCEMA. 

Luego de entrar al programa de Jóvenes Profesionales del HSBC, que dejó tras la crisis mundial de septiembre de 2008, recordó que en el master habían visto que Internet era uno de los sectores de mayor crecimiento y rentabilidad. “Volví a las bases, a la universidad, a trabajar ad honorem. Realicé muchos cursos de web 2.0 y vi que el tema estaba muy candente”, asegura Arnedo, que debe su disciplina y perseverancia a los deportes en los que compite: equitación y kitesurf.

Finalmente, en octubre de 2009 fundó junto a un grupo de socios su empresa de diseño de páginas web y comunicación. “A los tres meses ya era rentable”, asegura. Con clientes como Unilever, Coca-Cola y L´Oréal, entre otros, la agencia cuenta con ocho empleados fijos.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos