10 claves que siguen los empresarios para la economía que viene

10 claves que siguen los empresarios para la economía que viene

Economistas y ejecutivos coinciden en que no habrá volantazos en la macro, pero aseguran que hay definiciones de fondo que pueden generar cambios. Describen los puntos centrales que les preocupan y aquellos que seguramente los ocuparán. Las luces amarillas de cara a 2011. 29 de Octubre 2010

El debate está instalado. El nuevo mapa político delineará también un nuevo mapa económico que los empresarios analizan con especial cuidado. Si bien todos coinciden en que la muerte de Néstor Kirchner no afectará los grandes lineamientos macroeconómicos, la mayoría sostiene que habrá nuevos roles y funcionarios encargados de cubrir el espacio político que deja el ex presidente. Desde el control de precios hasta el Indec, pasando por el desendeudamiento, la presión fiscal y el nuevo rol de Hugo Moyano, titular de la Confederación General del Trabajo, son sólo algunos de los puntos bajo la lupa. A continuación un resumen ejecutivo de las diez grandes claves de las que hoy se habla en la City que sirven para entender cómo piensan los mercados y qué variables habrá que considerar para el último trimestre. Sirven también a modo de anticipo de los temas que seguramente volverán a la agenda de corto plazo.

1| La nueva llave del gabinete económico
"Amado Boudou tiene un rol mucho más político que técnico, nosotros cada vez que teníamos un tema macro lo llamábamos a Néstor", admite por lo bajo uno de los principales banqueros de la Argentina con fuerte llegada a la Rosada. Claro está, para los representantes del sector empresario o del establishment como suelen definir desde Balcarce 50, habrá cambios en el gabinete económico o, mejor dicho, en la forma en la que las decisiones se toman. Hasta el momento todos sabían que detrás de los llamados del Secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, o como último garante de las cuentas públicas estaba Néstor Kirchner. "A partir de ahora habrá que ver como se reacomodan las fichas y cuál es la llave dentro del Gobierno", se sincera el titular de una firma de consumo masivo cuyos precios suelen estar bajo la mira de Moreno. No son pocos los que en el sector energético ya vaticinan un mayor protagonismo del ministro de Planificación, Julio De Vido. Ayer, en tanto, los mercados mostraron nuevamente su ansiedad especulativa con infinidad de rumores respecto del futuro de Amado Boudou.

2| El rol de Moyano en la economía que viene
El titular de la CGT es una de las figuras en la que los empresarios ponen mayor atención. Por un lado, vuelve a ser clave dentro del entramado que viene y, por otro, tiene varias cuentas pendientes del pasado inmediato. Moyano se plantó como un sostén de gobernabilidad y rechazó cualquier alternativa de repliegue sindical asegurando que "vamos a estar con Cristina hasta los últimos días como presidenta o, incluso, si ella quiere proseguir". Pero existen varios puntos suspensivos en torno al rol de los sindicatos para el mediano plazo. La creciente violencia gremial que quedó expuesta con el crimen de Mariano Ferreyra en medio del enfrentamiento entre ferroviarios todavía no fue resuelta. Tampoco las investigaciones judiciales que giran en torno del caso y las cada vez más crecientes disputas entre bases y representantes en sindicatos tales como el de la alimentación, subtes y ferrocarriles abren otros frentes de cara a 2011. La situación sigue irresuelta y de cara a las paritarias del año próximo varios gremios buscarán definiciones.

3| La especulación de la City por el viento de cola
"Los mercados reaccionan porque disminuye el temor a un gobierno hegemónico", dispara Aldo Abram, socio de la consultora Exante. Para el economista, "en el corto plazo no deberíamos tener grandes cambios en el contexto. De hecho, pienso que va a ser mucho más determinante lo que pase en la economía y en los mercados luego de la reunión de la Reserva Federal de la semana próxima". Sin embargo, agrega: "Es cierto que en términos políticos el kirchnerismo perdió a su principal líder y estratega, pero creo que realmente Amado Boudou más allá de haber sido un soldado del ex presidente tiene la capacidad para gestionar la economía en lo que resta del periodo". Respecto de la evolución de los mercados, Abram es claro: "La muerte de Nestor Kirchner tiene dos lecturas. Una es la del ciudadano común y corriente que tiene incertidumbre. Pero además, hay una reacción que está focalizada en el largo plazo: el temor a que la Argentina evolucione a un poder concentrado hegemónicamente en una persona y que su calidad institucional se diluyera. Eso no es bueno y era un riesgo que los inversores veían con más preocupación en el futuro del país". Distinto es el punto de vista de Manuel Solanet, titular de Infupa: “Creo que los mercados están esperando señales. Ayer no anduvieron bien y bajaron porque la percepción inicial fue muy apresurada. Tiene que ver con el alcance de los homenajes y es probable que se piense que no habrá demasiados cambios”.

4| Las batallas políticas entre la propia tropa
Miguel Kiguel, titular de EconViews, tiene un particular punto de vista respecto de lo que viene. "Creo que se dará una pelea entre las palomas y los halcones del kirchnerismo que puede afectar a la economía local". Para el economista, las cuentas externas y el acceso a los mercados se encuentran con buenas perspectivas, pero la inflación y el dólar aparecen como las luces rojas. Sin embargo, Kiguel está convencido de que "los mercados están esperando que la Argentina vuele. En los principales países de la región se produjeron subas de Bolsas y de tasas, y nuestro país está entre los más rezagados. De ahí que la oportunidad está latente", describe. Y agrega: los fundamentals están sólidos pero "en nuestro país siempre el temor al año que viene es la clave y por ello las expectativas no se concretan".

5| Sin volantazos en la macroeconomía
Tanto los economistas locales como los empresarios consultados por WE coinciden en que no se esperan cambios de fondo en la política macro de cara a 2011. "Néstor tenía concepciones ideológicas compartidas con el resto del equipo y con Cristina Fernández. No hay indicios para esperar un cambio de rumbo. Tampoco va a cambiar la política del Indec", agrega Abram. Por su parte, Fausto Spotorno, director de Orlando Ferreres y Asociados, cree que "el panorama aún es confuso y habrá que esperar la reacción de CFK". No obstante, aclara que en materia de indicadores, "en general, van a seguir respondiendo igual y no habrá cambios en el corto plazo. El dólar se puede mostrar más volátil, pero eso lo decide el Banco Central. Hay que tener en cuenta que Marcó del Pont es una funcionaria de la gestión de Cristina. Entonces estamos en una situación donde las decisiones políticas van a afectar las variables económicas".

6| Las cuentas pendientes y el rol que ocupan
"La inflación y las consecuentes pujas distributivas que se generan son las principales cuestiones a resolver y son las mismas que hace cuatro días. El mundo está favorable, los problemas micro son los mismos y la situación que hay que tener en cuenta no exige políticas rápidas, pero sí la suficiente atención", describe Mariano Lamothe, economista jefe de Abeceb.com. Los economistas consultados por WE coinciden en que la suba de precios, la conflictividad laboral, el incremento del gasto público y cómo se reacomodan los distintos actores sociales a la nueva situación, son otros de los puntos que habrá que seguir de cerca. Para el próximo ejercicio el piso de crecimiento proyectado está en el orden del 5 por ciento y el piso de la inflación por parte de las consultoras es del orden del 25 por ciento. "La toma de decisiones será menos centralista y contará con mayores consensos por parte del gabinete pero no espero mayores cambios", agrega Lamothe.

7| El futuro del dólar
Aunque el debate a nivel global sobre el futuro de la moneda estadounidense es claramente distinto al que se vive a nivel local, los principales economistas consultados por WE no esperan cambios virulentos respecto de la relación peso dólar. "La sensibilidad de los argentinos es distinta a la del mundo. Si baja o sube un centavo ya es título y esto se relaciona con nuestra historia reciente", grafica un ex ejecutivo del Banco Central. "La flotación administrada no se va a modificar porque es un reaseguro y Cristina lo sabe", agregó la misma fuente. Tanto el campo como el sector industrial abogan por una mayor devaluación como una forma de compensar la pérdida de competitividad ocasionada por la suba de precios. De hecho, el Presupuesto 2011 marca un dólar de $ 4,10 conforme a la estimación de las principales consultoras.

8| Momento de definiciones
"Hoy el modelo económico está en su momento más difícil. No hay otra persona que haya tenido las decisiones como las tuvo Néstor Kirchner para enfrentar cambios en el modelo. El próximo no será un año tan bueno como 2010. Principalmente no hay nada de qué recuperarse y el crecimiento tiene que ser contra 2010 donde ya hubo mejoras. Además, el campo podría verse afectado por la Niña, que puede afectar la cosecha de trigo, maíz y soja, desatando caídas de producción", describe Spotorno de Ferreres & Asociados. No obstante, la demanda de commodities -principalmente soja- por parte de China y el crecimiento de la actividad global, actúan como reaseguros del viento de cola para el próximo año.

9| Las asignaturas que volverán a la agenda
Aunque afuera de la agenda del día existen varios debates que aún no se cerraron respecto de medidas económicas futuras, la distribución de las ganancias de las empresas de más de 300 empleados que ya fue rechazada por la Unión Industrial Argentina y bendecida por la CGT sigue latente, el proyecto para regular la operación de las firmas tercerizadas también está pendiente de su tratamiento, la batalla por el 82% del salario mínimo para las jubilaciones propuesto por la oposición está también latente y, el tratamiento del presupuesto para el próximo ejercicio, forma parte de uno de los ejes centrales del debate que viene. Al igual que la ley de entidades financieras que asomó como proyecto y todavía no es una realidad.

10| Presión fiscal, reservas y desendeudamiento
La presión impositiva nacional y provincial equivale al 32 por ciento del producto bruto interno y se acerca cada vez más a la brasileña que es del 35 por ciento del PBI. "En un año electoral es difícil que esto disminuya, al igual que la presión de la AFIP que seguirá in crescendo el próximo ejercicio", admite un empresario del sector de calzado, que fue bendecido por el Organismo liderado por Ricardo Echegaray. El desendeudamiento con el Club de París regresará al foco una vez que cada uno de los miembros del gabinete económico vuelva a su puesto. No obstante, la intervención del Fondo seguirá siendo la piedra en el camino al momento de acordar. Las reservas, en tanto, se seguirán utilizando para cancelar deuda conforme a la ley aprobada por el Senado a principios de mayo. “Néstor era el hombre de mayor poder en el Gobierno. Ahora está por verse cómo juega su mujer frente a su ausencia. Probablemente no haga ningún cambio y reafirme las líneas que venía teniendo. Pero frente a ciertas cuestiones donde había un empecinamiento casi infantil, por ejemplo, en las relaciones con el resto del mundo es probable que vayamos a políticas más realistas”, concluye Solanet. Y agrega: “Esto afectará las relaciones con instituciones internacionales de crédito, la finalización de los acuerdos con el Club de París y, sin duda, una mejor relación generará mayor confianza”. Informe: Cecilia Valleboni



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos