Ahora podés tener una chopera en el living
Emprendedores

Ahora podés tener una chopera en el living

Dos emprendedores soñaban con tener el sistema de cerveza tirada pero en sus casas. Cómo lo lograron. Por Joaquín Garau 21 de Julio 2014




Si se estuviera en la época de la Ley Seca, estos dos hermanos serían los reyes de la venta de alcohol. Se trata de los emprendedores Javier y Gabriela Vignola, quienes llevan adelante MyBeer, aunque lejos de la prohibición de la Ley Seca –sin la ilegalidad de aquellos años, claro- y con un estilo bon vivant ideal para los amantes de la cerveza tirada.

Todo comenzó cuando Javier Vignola viajó a Londres de luna de miel. Los tradicionales bares londinenses fueron parada obligada y, la cerveza tirada, estrella de las cartas de tragos. Ya de vuelta, Vignola trajo una idea fija: “Quiero tener una chopera (mecanismo para tener cerveza tirada) en mi casa”.

undefined

Como en el bar. Los emprendedores, cerveza en mano, desarrollaron la chopera casera. Foto: MyBeer.

“Empecé a averiguar y en Estados Unidos y Europa se venden, para los campus universitarios, las choperas tales como yo quería, pero no se podían traer por una cuestión de peso y costo”, explicó, en diálogo con Apertura.com, Javier Vignola. “Pero te venden un kit como para comprar una heladera y hacerla chopera. Y empecé a ver dónde conseguir cerveza y logré conseguir que Heineken me proveyera de barriles. Cuando todo andaba dije: ‘Esto se puede vender’”, narró.

Sin embargo, hacer una heladera no es tarea sencilla. Los grandes fabricantes locales no podían modificar sus modelos, ya que Vignola necesitaba una heladera pequeña, con una perforación en la parte superior para introducir la cañería y el sistema de canilla.

“Como los fabricantes no me podían ayudar bola, empecé con un amigo que sabe de refrigeración haciendo prototipos y llegamos a un modelo para vender. Y una de las cosas que más quería yo era brindar un buen servicio a los clientes, ofrecer limpieza, instalación y proveerlos de los barriles”, contó Vignola, quien con una inversión inicial de $ 200 mil planean terminar este año con una facturación superior a los $ 2 millones.

Gracias a su pasado trabajando en la mueblería familiar, por fuera la heladera está revestida en madera y se puede personalizar a elección. Los precios van desde los $ 12.500 hasta los $ 21.500 y, según explicó el emprendedor, la idea es colocar a la chopera en el living, ya que además de saciar la sed está pensado como un objeto de diseño.

Con una producción de seis heladeras semanales y vendiendo a través de Internet, esta dupla de emprendedores quiere que los fanáticos de la cerveza tirada –mucho más rica según los entendidos en la materia- tengan su propia chopera en casa.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas