Un local exclusivo de Barbie, la idea de su negocio
Emprendedores

Un local exclusivo de Barbie, la idea de su negocio

Norberto Tito Loizeau Compte creó la primera tienda en el mundo de la famosa muñeca. Factura $ 28 millones y avanza con franquicias en América latina.

15 de Marzo 2013




En 2006, la apertura de un local exclusivo de Barbie era sólo una idea en la cabeza de Norberto Loizeau Compte, o Tito, como todos lo conocen. No existía un Barbie Store en ningún lugar del mundo y a Mattel, dueña de la marca, tampoco se le había ocurrido incursionar en el tema. “Mattel, cliente de mi agencia de marketing, quiso hacer ‘La Casa de Barbie’ en Unicenter. Fue un local para vacaciones de invierno que simulaba el hogar de la muñeca. La acción, gratuita, fue un éxito: había hasta dos horas de cola para ingresar”, relata el vicepresidente de License Stores, la sociedad, con siete accionistas, que administra los locales.

Barbie - Local
El click lo hizo cuando una nena quiso la ropa del placard de Barbie. “La madre intentó comprar una prenda, pero le expliqué que era de una tienda de retail, del local de enfrente”. La madre retrucó: “No entendés, ella quiere la ropa del placard de Barbie”.
La idea se materializó al año siguiente, con una inversión de u$s 500.000, en un local de más de 400 m2 en Palermo, Buenos Aires. Su core es la venta de ropa para niñas de uno a 12 años, y hoy factura $ 28 millones en cuatro países. El 50% de los ingresos se generan en la Argentina, por donde pasan, cada mes, más de 20.000 niñas por local.

Pero antes, el emprendedor debió superar obstáculos. El primero vino de la mano de Mattel Argentina que, al oír la propuesta, contestó que era inviable. Hoy, son socios y auditan juntos cada paso de la cadena. El segundo, recuerda, fue un almuerzo con el vicepresidente de Marketing de Mattel a nivel mundial. El ejecutivo no se fue convencido pero, cuatro meses después, llegó la propuesta. “Me llamaron para contarme si quería abrir el primer local piloto en la Argentina”, cuenta el empresario. Tiempo después, en Mattel “me confesaron que si la apertura resultaba un rotundo fracaso, al ser en la Argentina, nadie lo sabría”.

Conseguir el primer local tampoco fue fácil. “Quería que fuera grande, de 400 o 500 m2, para impactar. En los shoppings me pedían $ 3 millones, que no tenía, y no conocían el concepto”, dice.

A seis años de su primera apertura, Barbie Store tiene seis tiendas y más de 60 empleados entre la Argentina, México, Perú y Uruguay. “Queremos abrir cinco locales en los próximos 18 meses”, adelanta Loizeau. La empresa creció un 8% sobre la inflación y proyecta aumentar sus ventas en la misma proporción este año.

Tiene cuatro unidades de negocios: ropa, juguetes y accesorios (60%); beauty center, para maquillar a las niñas (15%); la casita de Barbie (15%), donde las chicas ingresan por hora y se entretienen con coreografías; y los cumpleaños (10%), cuando se cierra la casita para un evento privado. “Fue pensado para franquiciar. Queremos tener entre ocho y diez locales por país”, cuenta.

En 2012, abrió la primera franquicia en Alto Rosario Shopping, con un formato de 120m2. “Es más fácil encontrar inversores que apuesten a un local de u$s 150.000 o u$s 200.000”, explica. Entre las aperturas proyectadas para este año, en Santa Fe y Callao, en Capital Federal, y Chile.

Para el emprendedor, la magia del local es que cuando la madre entra con su hija, ella se siente niña, y su hija se siente grande.


La edición original de este artículo se publicó por primera vez en el suplemento Pyme de El Cronista (13.09.2013).



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas