Un emprendimiento que vende plantas sin maceta en peluquerías y restós
Emprendedores

Un emprendimiento que vende plantas sin maceta en peluquerías y restós

Marianela Márquez y Pedro Minoyetti son pioneros en el armado de Kokedamas, plantas decorativas creadas con una técnica japonesa derivada del Bonsai. 

02 de Noviembre 2012




Después del Bonsai, las flores hidropónicas y la vegetación para paredes y techos, ya nada podía sorprender a los amantes de las plantas ornamentales hasta que llegaron las kokedamas. Esta técnica japonesa, que consiste en armar una base redonda de musgo que hace las veces de maceta, fue introducida al país cinco años atrás y Pedro Minoyetti, jardinero y paisajista, fue uno de los primeros en aprenderla. Hace dos años, creó, junto a su pareja, la diseñadora gráfica Marianela (Many) Márquez, una empresa de mantenimiento de parques y jardines. A partir de allí, comenzaron a experimentar e incorporar nuevas especies a esta técnica. Finalmente, este año, al ver el éxito de las kokedamas entre sus clientes, decidieron dedicarse exclusivamente a ellas.

Kokedamas_casogarage
"Al ser un producto diferente y exclusivo, preferimos no mezclarlo con otras plantas, ya que no podrían competir en precio", dice Pedro. Mientras un helecho o una azalea con maceta cuestan entre $ 25 y $ 35, las mismas plantas bajo la técnica de kokedama triplican ese valor, dado que se confeccionan artesanalmente.

Los socios arrancaron armando las kokedamas en el patio de su casa, en el barrio de Caballito, donde improvisaron un showroom. Hoy, el emprendimiento está alojado en el Centro Metropolitano del Diseño (CMD), bajo el programa de incubación de proyectos de diseño, creatividad e innovación (Incuba) de la Subsecretaría de Desarrollo Económico porteña (ver recuadro).

Un negocio que florece

La inversión inicial fue de $ 5000, para el armado de las primeras muestras de kokedamas. En su primer año de actividad los emprendedores facturaron $ 60 mil y proyectan triplicar esa cifra, en 2013. “Queremos aumentar la producción y, para esto, deberemos tomar y capacitar a más personas. Nos estamos manejando con un stock reducido. Vendemos a clientes y empresas que nos piden para decoración o regalos corporativos", cuenta Minoyetti.

El hecho de estar incubados en el CMD les permitió ir mejorando su plan de negocios e incorporando conocimientos de comercialización, costos y marketing. También, a partir del contacto con otros emprendedores del rubro diseño, han surgido nuevas ideas. Por ejemplo, los socios de Piso Tapitas (otro emprendimiento de diseño que utiliza tapitas de gaseosa como insumo) están armando apoya-kokedamas, para ofrecer ambos productos en conjunto.

Por el momento, la difusión se hizo por el boca a boca de los clientes y a través de un blog (kokedamas.blogspot.com), donde los socios explican de qué se trata esta técnica y brindan las claves para el cuidado de las kokedamas. La forma de comercialización es a través de Internet, en su casa-vivero de Caballito o en la oficina del CMD en Barracas. La mayoría de los clientes son de Capital y Gran Buenos Aires, pero también hacen envíos al interior: de San Antonio de Areco a la ciudad de Salta. Allí, una peluquera que compró las kokedamas para decorar su salón de belleza, se convirtió en la principal distribuidora del Noroeste argentino, cuando sus clientas empezaron a pedirle que les vendiera las plantas.

"También se venden en un restaurante de Vicente López, y en casas de diseño y decoración de Palermo". A fuerza de ensayo y error, los emprendedores aprendieron que es preferible no utilizar un canal de ventas convencional como los viveros, porque se trata de un producto diferente que no puede competir con las plantas en maceta.

Perfil
Fundación: 2011.
Actividad principal: armado y comercialización de plantas ornamentales.
Inversión incial: $ 5000.
Facturación: $ 60.000 (de septiembre 2011 a septiembre 2012).
Producción: unas 300 plantas por mes.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas