Un emprendimiento que enseña a actuar ante un infarto

Desarrollaron un proyecto que capacita a las compañías para responder a una emergencia médica. 

25 de Julio 2012




Se conocieron hace 15 años trabajando para la Cruz Roja. Federico Wainhaus, licenciado en Administración de Empresas, y Germán Braña, socorrista internacional de la entidad, fundaron, en 2010, Apex, una firma que prepara a las organizaciones para que puedan responder ante una situación de ataque cardíaco.

Se calcula que 30.000 argentinos mueren al año por infarto y el 70 por ciento, fuera del hospital. “De ellos, más del 75 por ciento podrían salvarse con desfibrilación y masajes cardiopulmonares”, explica Wainhaus. Se trata de Desfibriladores Externos Automáticos (DEAs), que no requieren el uso de un médico, ya que se activan automáticamente, de ser necesario. Empezaron alquilando los equipos a varias empresas pero decidieron ir más allá y lanzaron una certificación: Cardio-responsables.

“Les ofrecemos, por un abono mensual, capacitar a la gente y les proveemos los equipos”, explica. El servicio, que ronda los $ 2000 por mes, diseña para cada cliente un plan de respuesta ante una emergencia. Además, realiza el mantenimiento de los equipos y un médico certifica periódicamente que la empresa cumpla con los estándares internacionales de respuesta.

“También, organizamos eventos cardioresponsables y protegimos a más de 110.000 personas, entre fiestas de fin de año, recitales y hasta eventos privados”, cuenta. Con unos $ 20.000 de inversión inicial, los emprendedores crearon la empresa que este año, con la certificación, proyecta crecer un 300 por ciento, confía Wainhaus.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas