Marta Harff:
Emprendedores

Marta Harff: "Estoy yendo contra la corriente"

En una entrevista mano a mano, cuenta cómo fue la salida de su anterior emprendimiento y los errores que cometió. Además, aclara que no busca hacer la gran empresa y que apunta a una línea premium.

04 de Julio 2012




Dos turistas australianas entran al local y recorren los estantes. Quieren saber si los perfumes son nacionales, si el aroma que buscan llevarse es oriundo de estos lugares. A su encuentro sale una mujer rubia, de 63 años, con anteojos y un inglés fluido.

Las envuelve en la explicación que vive detrás de cada fragancia. Les aclara por qué ésa sí, o ésa no. Rememora los orígenes epistemológicos de la marca y lo logra: vende su nuevo producto, que dentro de unas horas estará en el interior de una valija, con rumbo a Melbourne.

Detrás de esa vendedora furtiva se esconde, aunque las turistas no lo supieran, una emprendedora que responde al nombre de Marta Harff. Y bajo la manga trae PefvmvmBue, su nueva empresa que, asegura, no busca ser "la gran empresa". Todo lo contrario: de a poco, perfil bajo, nada de publicidad en los medios. Incluso el concepto es nuevo: perfumar los ambientes más que a las personas.

En la parte de atrás de la galería de arte y diseño de su marido argumenta por qué decidió volver al ruedo. “A mí me gusta hacer. Soy una emprendedora serial, me llena de energía, me gusta. Lo único que en esta etapa me propuse hacer algo que no me comprometa tanto en todos los sentidos. No quiero tener que estar en la cosa cotidiana; me interesa bajar la línea, desarrollar el producto, que el negocio sea rentable. El movimiento produce movimiento”.

¿Qué hubo detrás de la quiebra de Marta Harff?

Cuando cerró Marta Harff yo no estaba en la empresa. Yo me retiré de la compañía en el 2001. En el 2007 la empresa quiebra y yo fui una acreedora afectada por una serie de situaciones que si hoy me preguntás: "¿Le volvería a poner el nombre personal suyo a la línea?" Te diría que no.

¿Por qué?

Porque la empresa y el producto se llamaban Marta Harff. Y cuando quiebra, a mí me dolió por todos los lados: porque llevaba mi nombre personal la empresa, el producto, el proyecto y además por lo que significa una quiebra, que es dejar de pagar, y en lo que no tuve nada que ver. En el 99 vendí la empresa y fui otra de las afectadas, me dejaron de cumplir y de pagar.

¿Por qué la vendió?

Para crecer. Porque en ese momento se vendían muchas empresas, y me vinieron a buscar –yo no la tenía a la venta-, y me hicieron un estudio cualitativo de la marca y dio maravilloso. Yo no sabía que tenía una marca de autor, con el concepto de lo natural, de lo europeo. Y el proyecto era muy lindo, yo creí en él y en un año dupliqué la cantidad de locales, ventas y empleados.

MH2Lejos de los 40 negocios que llegó a tener su anterior emprendimiento –entre propios y franquicias- Harff no quiere saber nada más sobre aquella experiencia. Es más, busca hacer exactamente lo contrario. Nada de locales propios, todos franquicias. Por eso, hoy tiene 4 tiendas –la última inaugurada la semana pasada en Martínez- y dos en Brasil.

 

¿Busca copiar a su anterior proyecto?

No, es exactamente lo contrario. No estoy en shoppings, no estoy en lugares de alta densidad de público. Esta línea es más premium que Marta Harff y es más cara porque hay productos más caros puestos en una proporción mayor. Incluso los locales no están en una zona céntrica de alta rotación. Es más bien un lugar de destino.

Su estrategia va en contra de los manuales clásicos de marketing…

Sí, estoy yendo en contra de la corriente, porque no me propuse hacer "la gran empresa". Sino hacer algo que me divierta, que me guste mucho, que sea rentable, que sea muy bueno, que sea algo que la gente diga: ‘Ah, esto es muy bueno’.

Y no le puso su nombre…

No, le puse PefvmvmBue y muy chiquitito atrás dice "Creado y desarrollado por la señora Marta Harff". La gente me tiene que descubrir. Hay gente que ha consumido el producto y después ha reparado que soy yo la que está detrás de todo esto. Lo cual también me genera un estímulo porque el producto es bueno per se, la estrategia de comercialización se impone per se.


Y como todo es nuevo, la estrategia de venta no podía ser de otra forma. Más allá de que el producto es de consumo personal, se le suma un nuevo cliente: el hotel. La presencia no es sólo local, ya que el aroma también llegó a Brasil.

“Creo que hay un desarrollo a nivel mundial con el tema de valorizar el perfume ambiental. Vas a encontrar hoteles que le dan muchísima importancia, porque hay un querer sentir al hotel como una extensión de la casa pero más acogedor y más grato”.

¿En qué hoteles tiene presencia?

En la Argentina en el Panamericano, en el mío y en el Bisonte; y en Brasil, en 10 hoteles de primer orden, como el Sheraton de Porto Alegre o el Hotel Serrano.

¿Este emprendimiento tuvo una inversión parecida a Marta Harff?

No, fue menos y fue gradual. Empecé con un negocio y un proyecto que habla de US$ 50 mil. No quiero tener personal a mi cargo, no quiero tener estructura, hace un año que tengo oficina pero no voy mucho. Me planté y dije: "¿De vuelta voy a tener personal?". No, voy a ver quién lo quiere franquiciar. La franquicia está en el orden de los $ 150 mil y estamos hablando de canon, construcción del local y el capital inicial de mercadería.

¿Es un buen momento para emprender?

Creo que es una solución viable para muchos en los peores momentos. Porque el emprendedor está dispuesto a hacer un montón de sacrificios si tiene un objetivo claro. Además porque necesidad obliga y esto pasó en 2002, porque cuando la Argentina tocó fondo florecieron los emprendedores. Muchos se quedaron en el camino pero muchos continúan, y creo que una de las condiciones de la capacidad argentina está en eso, porque ahí es donde mejor funcionamos. La necesidad es una gran motivación.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

1 Comentario

Editor80 CMS Reportar Responder

Recuerdo el momento 2002, Marta Harff fue una maravilla. Reinventarse es el mejor estilo que le da a la empresa, y más salir a los mercados internacionales, excelente decisión de la Sra Harff. Admiadora suya. Gracias por la nota!

Videos

Notas Relacionadas