Las cinco claves para invertir en una franquicia
Emprendedores

Las cinco claves para invertir en una franquicia

El fee de ingreso, el royalty y el canon de publicidad deben ser tenidos en cuenta. Desde la elección del sector, a la de la marca y el local. Los costos ocultos.

29 de Noviembre 2012

Ropa - Franqui - IMG


Elija un negocio

Si ya decidió invertir en una franquicia, el primer paso será elegir el rubro. Para ello, los expertos recomiendan hacer una evaluación. Al ser un camino para el autoempleo, la apuesta en dinero, tiempo y energía tiene que ser en un sector que le guste y en el que se sienta cómodo. Analice los pro y contra de cada rubro, tanto a nivel de negocio como de la modalidad de trabajo que requiere (por ejemplo, determinados locales tienen que estar abiertos en feriados y fines de semana).

Busque información

El siguiente paso es decidirse por una marca. Hay varias fuentes a las que se puede acudir para conocer una franquicia en profundidad: consultores, la Asociación Argentina de Marcas y Franquicias, publicaciones exclusivas (como el Catálogo de Franquicias que elabora la entidad). Pero la más importante es hablar con los propios franquiciados. Ellos son quienes podrán decirle cómo es concretamente el negocio, qué relación se genera con la marca y cómo es el día a día de esa operación. Algunos puntos importantes a evaluar son:

- La empresa franquiciante: que tenga un modelo de negocios probado, cuentas claras, perfil de consumidores, diferenciales, contratos y obligaciones financieras.

- Entrenamiento y asistencia: resultan clave para la puesta en marcha. El franquiciante debería acompañar en el proceso de apertura, elección de local y zonas, asistencia técnica y comercial (sobre todo, al comienzo), supervisión y coordinación de campañas de publicidad y promoción.

- Realizar un cálculo presupuestario realista, para prever los posibles costos y facturación y, así, calcular la rentabilidad y el retorno posibles de la inversión.  

- Piense a la franquicia como un negocio a largo plazo. Si bien la media de contratos es de cinco años, varios se extienden automáticamente o se ajustan al convenio de locación. Cada vez, hay más marcas que apuestan a 10 ó 20 años.

Averigüe bien qué tiene que pagar

Más allá de los costos puntuales de cualquier negocio, las franquicias tienen incidencias propias. Se pagan los derechos por usar una marca existente, en lugar de crear una desde cero. Los principales desembolsos son:

- Fee de ingreso. Es un monto que se abona al adquirir una franquicia. Incluye el know-how, los derechos y la marca. Algunas cadenas prefieren bonificarlo para incentivar la inversión. Pero la mayoría lo cobra. Hoy, en promedio, ronda los US$ 10.000.

- Royalty: es un monto que el franquiciado le paga mensualmente al franquiciante. Puede ser una suma fija o un porcentaje sobre la facturación o las compras. Algunas empresas prefieren no cobrarlo e incluirlo en los precios de mercaderías o materias primas.

- Canon de publicidad: los franquiciantes suelen cobrar entre el 1 y el 2 por ciento de las ventas para un fondo con el que realizan acciones de marketing y publicidad de la marca.  

- Inversión total promedio: en rubros como gastronomía e indumentaria grande, cotiza en US$ 100.000 a US$ 150.000. Para un segmento medio, en tanto, el valor oscila entre US$ 40.000 y US$ 80.000. 

Haga bien los números

Del total facturado, los costos no deberían superar los siguientes porcentajes: Mercadería: 30 por ciento promedio (en indumentaria, puede ser 50). Carga salarial: 25 a 30 por ciento de las ventas. Alquiler del local: no debería superar el 10 por ciento (hoy, ronda el 12). Gastos varios: 3 por ciento.

- La rentabilidad, históricamente, estaba entre un 15 y 20 por ciento. Pero, en términos generales, el porcentaje actual es de 10 a 15, por el aumento de los costos.

- El recupero está más cerca de los 30 meses que de los 18 ó 24 que se consignaba en años anteriores. Igualmente, se recomienda rever el plan si, a los 24 meses, aún no vio resultados.

Encuentre el mejor local

En las franquicias también se aplica la regla principal del retail: location, location, location. Según los brokers inmobiliarios, la ocupación en Buenos Aires ya no está al 100 por ciento, en las zonas más cotizadas.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Videos

Notas Relacionadas